Cerámica Loimar
Otra firma contra las cuerdas

El Ministerio de Trabajo bonaerense dictó el viernes pasado la conciliación obligatoria para el conflicto que enfrentan los trabajadores de la compañía Cerámica Loimar, en la localidad bonaerense de Tandil. La firma resolvió la semana pasada apagar los hornos porque no puede avanzar con la producción ante la situación crítica que atraviesan como consecuencia de la caída en las ventas y la imposibilidad de hacer frente a los costos, lo que afecta a 40 empleados. La ladrillera, asegura que no está en condiciones de hacerse cargo de los costos, sobre todo de las tarifas de luz y gas, como consecuencia de la caída en las ventas. Los empleados se presentaron en la delegación regional del Ministerio de Trabajo de la Provincia para denunciar que la empresa apagó el horno. La cartera de Trabajo de la Provincia, dictó la conciliación indagatoria por 15 días. Por el momento, los cuarenta trabajadores de la firma se encuentran suspendidos, mientras continúan las negociaciones. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ