Un joven presentó una rara afección asociada al vapeo y fue internado
Cigarrillo electrónico: confirman el primer caso grave
El hombre presentó un cuadro “proteinosis alveolar”. Se trata de una rara enfermedad que puede traer complicaciones y dejar secuelas.
Por primera vez en la Argentina un hombre debió ser internado por una afección provocada por el cigarrillo electrónico.Por primera vez en la Argentina un hombre debió ser internado por una afección provocada por el cigarrillo electrónico.Por primera vez en la Argentina un hombre debió ser internado por una afección provocada por el cigarrillo electrónico.Por primera vez en la Argentina un hombre debió ser internado por una afección provocada por el cigarrillo electrónico.Por primera vez en la Argentina un hombre debió ser internado por una afección provocada por el cigarrillo electrónico.
Por primera vez en la Argentina un hombre debió ser internado por una afección provocada por el cigarrillo electrónico. 

Confirman el primer caso en Argentina de un paciente internado con una grave afección pulmonar provocada por el consumo de cigarrillo electrónico . Según la información que trascendió, se trataría de un joven de menos de 30 años que vapeaba desde hace siete meses. El cuadro, que primero se interpretó como una neumonía, corresponde al de una “proteinosis alveolar”, una rara enfermedad que puede traer complicaciones y dejar secuelas.

El hombre permanece internado en una clínica privada de la Ciudad de Buenos Aires y mantiene una evolución favorable. De acuerdo a los médicos que tuvieron acceso al caso, el paciente habría ingresado a la clínica con un cuadro similar al de una neumonía severa. Su estado era grave.

"En un principio pensábamos que se trataba de una neumonía severa, pero luego descubrimos una proteinosis alveolar, rara enfermedad relacionada al vaping", confirmó la médica broncoscopista Roxana Berenguer sobre el paciente internado en un sanatorio privado.

Según se supo, el hombre fumaba cigarrillo convencional desde hace 15 años pero en los últimos meses había decidido pasarse al dispositivo electrónico. "Hace unos 90 días empezó a sentir fuertes dolores en el pecho y una considerable falta de aire, hasta que una tomografía reveló un extraño color de sus pulmones y un deterioro orgánico avanzado", agregó Berenguer en declaraciones al diario Clarin.

La neumonóloga especialista en tabaco e integrante de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria Cristina Borrajo agregó que, según la información confirmada, el chico no tenía ninguna patología infecciosa ni enfermedad de base, por lo que esta extraña enfermedad se asoció al único elemento diferenciable: el consumo de cigarrillo electrónico.

“Hizo el mismo cuadro que se viene describiendo en Estados Unidos, una enfermedad aguada y severa, sin ninguna infección ni patología de base, asociada al vapeo”, opinó Borrajo, que agregó que pueden existir más casos no reportados porque no las clínicas no tienen la obligación de reportar al Ministerio de Salud, como sucede con otras enfermedades.

En Estados Unidos, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades notificaron hasta 26 muertes y más de 1.200 casos de distintas lesiones pulmonares asociadas al consumo de cigarrillo electrónico.

Desde la Secretaria de Salud confirmaron que aún no cuentan con información oficial del caso, porque los efectores de salud no tienen la obligatoriedad de informar, pero que de todas maneras tienen motivos para estar preocupados.

Según la última encuesta sobre indicadores de salud, en la población de adolescentes de entre 13 y 15 años se detectó que el 7 por ciento de los chicos consumen cigarrillo electrónico en contraste con el 1 por ciento de la población adulta. “Se vende con saborizantes con gustos como a chicle u otras golosinas y las golosinas son para los chicos. Los adolescentes son claramente el público al que apunta”, remarcó Verónica Schoj, directora del programa de Promoción de la Salud y Control de Enfermedades No Transmisibles.

La funcionaria recordó que el cigarrillo electrónico es ilegal en el país desde el 2011, cuando la ANMAT prohibió la importación, la venta y la comercialización. “Tenemos que terminar con los tres mitos que tiene el cigarrillo electrónico: no es un producto de daño reducido con respecto al cigarrillo convencional, no es un producto que sirve para dejar de fumar y es un error hablar de vapeo porque no es vapor, tiene gases y componentes químicos y cancerígenos”, finalizó Schoj.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ