Central presenta su protocolo contra la violencia y discriminación
Por un club libre de machismo
La Secretaría de Género elaboró una herramienta que incluye a mujeres y diversidades. La llevarán a la AFA para que puedan tomarla otras instituciones.
El protocolo se aplicará en todos los espacios físicos del club.El protocolo se aplicará en todos los espacios físicos del club.El protocolo se aplicará en todos los espacios físicos del club.El protocolo se aplicará en todos los espacios físicos del club.El protocolo se aplicará en todos los espacios físicos del club.
El protocolo se aplicará en todos los espacios físicos del club. 

La Secretaría de Género del club Rosario Central presentará mañana, a las 18.30, en el Salón Centenario del Gigante de Arroyito su Protocolo de Prevención y Actuación para el abordaje de situaciones de violencia y discriminación basada en el género de la persona, orientación sexual, identidad y expresión de género. Es una novedad nacional: si bien Vélez Sarsfield cuenta con una herramienta similar, el sujeto de la protección son sólo las mujeres, y les canayas sumaron a las diversidades. "A raíz de la presentación del proyecto noviembre, se crea la secretaría de género. Lo que teníamos pensado para este año era el protocolo, lo arrancamos en marzo, nos asesoraron las chicas del Instituto de la Mujer de la Municipalidad, con el que Central tiene convenio y también hemos trabajado con la Asociación del Fútbol Argentino, ya que nuestra idea es presentarlo, así lo tiene y lo puede tomar cualquier club del país", contó Carolina Fabiano, secretaria de género de la institución. 

El protocolo se aplicará en todos los espacios físicos del club y sus dependencias o anexos, y también fuera de ellos, cuando las situaciones de violencia se cometan contextualizadas en el marco de las actividades sociales y deportivas. "Este  procedimiento involucra a las conductas realizadas por los y las asociados/as; empleados/as y personal cualquiera sea su vinculación laboral; profesores/as permanentes o temporales; a todos los/las deportistas de la institución y toda persona que se encuentre en las instalaciones del club", dice el protocolo que se presentará  mañana. 

Un club libre de violencia hacia las mujeres y de discriminación basada en el género es el objetivo que se plantean, y para eso, trabajarán "en la adopción de acciones tendientes a la prevención, erradicación y actuación a los fines de alcanzar condiciones de total respeto e igualdad". "Sostener y fortalecer acciones de sensibilización, formación e información para la promoción y defensa de los derechos protegidos en el presente", son otros de los objetivos planteados en el protocolo.

En enero del año pasado, el ex jugador deCentral, Fernando Tobio, agredió verbal y físicamente a una mujer en una cervecería de Pichincha. Enseguida el club repudió lo ocurrido, le aplicó una multa al futbolista, y comenzó un trabajo con el Instituto Municipal de la Mujer que incluyó una capacitación para todo el plantel de primera división. "Después empezaron a presentarse varias situaciones en el Caribe canaya, en la misma cancha, en los ingresos, hubo varias situaciones de violencias. Ahí empezaron a consultarnos, ahí fue cuando entendimos que era necesario contar con una herramienta, un manual de actuación, porque en lo deportivo es donde más se sufre violencia a mujeres y diversidades", explicó Fabiano. 

Carolina tiene 24 años, y asiste a la cancha "desde que era chica". Para ella, los feminismos cambiaron las reglas del juego también en estos espacios donde antes, muchas violencias estaban naturalizadas. "Últimamente en los clubes se vive otro folclore, más allá de los cánticos que siguen igual, las mujeres hemos levantado una bandera que es el feminismo propio, las mujeres nos vamos a ayudando en la cancha, si pasa algo, siempre hay una mujer al lado. No se vive como en otros años, cuando yo era más chica tenía que ir a platea, porque en las populares capaz que una en esa época naturalizaba que te toquen la cola. El feminismo provocó este cambio, que ya no pasen esas cosas", contó. En la Secretaría de Género de Central participan unas 15 mujeres, y también hay un área de Diversidad, más incipiente. 

El protocolo que aplicará desde ahora el club dirigido por Rodolfo Di Pollina contempla un plan de acción contra la discriminación, que estipula diferentes actividades con el fin de conseguir que Central avance en pos de suprimir o destruir "el uso de valores y actitudes sexistas, las creencias estereotipadas y las relaciones de desigualdad que se dan en la sociedad en general y en la institución en particular y que desprecian y desvalorizan a las personas en razón de su género, orientación sexual, identidad y expresión de género".  

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ