El obispo Gustavo Zanchetta ante la justicia 
Abogado canónico dijo que el abuso sexual simple depende de la "percepción”
Javier Belda Iniesta, letrado español que representa al obispo en los procesos eclesiásticos, minimizó las acusaciones, y dijo que los denunciantes tienen que probar que los hechos existieron. 
Javier Belda IniestaJavier Belda IniestaJavier Belda IniestaJavier Belda IniestaJavier Belda Iniesta
Javier Belda Iniesta 

El abogado canónico Javier Belda Iniesta dijo que al abuso sexual simple se le puede llamar “molestia” y que es una “cuestión de percepción”.

Belda Iniesta es el abogado canónico del obispo Gustavo Zanchetta e hizo estas afirmaciones en una conferencia de prensa en el Hotel Alto Verde, de la ciudad de San Ramón de la Nueva Orán, luego de que el sacerdote se presentara ante las autoridades judiciales que lo investigan por abuso sexual agravado. 

“Yo no sé si tenemos claro los hechos específicos de los cuales se acusa a Zanchetta. Se ha divulgado que a monseñor se lo acusa de violación, no es así”, planteó el abogado español. La imputación al obispo es por “abuso sexual simple”, calificación contemplada en el Código Penal argentino. El abogado canónico aseguró: “en nuestros ordenamientos jurídicos se le llamaría ‘molestias’, en muchos casos puede entrar dentro del ámbito de la ‘percepción’"

Aclaró después que eso "no significa que cualquier persona que sienta que ha sido víctima de algún tipo de ‘abuso’ o de ‘molestia’ no tenga todo el derecho del mundo de denunciarlo". Pero dijo que "del mismo modo, la parte acusada tiene todo el derecho a que se demuestren una serie de actos que sean o no constitutivos del delito”.

Belda Iniesta intentó explicar sus conceptos sobre el abuso sexual simple: “¿Por qué decimos que entra en el ámbito de la percepción o cuáles son los hechos específicos? Estamos hablando de abrazos que duran más de lo normal o que el interesado puede sentir que han durado más de lo normal. De besos que en lugar de caer en la mejilla como ustedes se saludan besándose, puedan caer en la oreja y el cuello. Estamos hablando de poner la mano en una pierna, o incluso de algunos chistes subidos de tono. Estamos hablando de hechos muy distintos de aquello que parece al final”, sostuvo. 

Después planteó: “no estoy diciendo que no puedan ser constitutivos de delito, para eso está el Poder Judicial”. Expuso que a las acusaciones “hay que demostrarlas” porque “no tenemos que invertir la carga de la prueba” y quienes hicieron las denuncias tienen que demostrar que los hechos fueron ejecutados. 

El letrado informó que la defensa ha planteado nulidades por considerar que no se han cumplido las garantías procesales. Hasta que eso no se resuelva "no se puede establecer fecha para el inicio del juicio", anticipó. 

Belda Iniesta dijo que Zanchetta “sigue siendo obispo” y que por secreto pontificio no puede dar detalles de la investigación canónica. Cuestionó la publicación de la solicitud de la fiscala Maria Soledad Filtrín Cuezzo de “captura internacional” y de las pericias psicológicas hechas al sacerdote. “La repercusión mediática afecta al acusado si después se demuestra que no es culpable”, manifestó.

Sobre las pericias psicológicas publicadas, el abogado sostuvo que algunos de los test realizados, "según nos comentaban expertos en la materia, ya hace 15 o 20 años se calificaban como que no podían dar ningún tipo de resultado conclusivo. Y, si no recuerdo mal, llegaban a calificar esos test como pseudo ciencia”.

Aseguró que el obispo siempre estuvo a disposición y a respondido a los pedidos judiciales y por ello las distintas instancias del Poder Judicial no han dado lugar a los pedidos de medidas restrictivas pedidas por la fiscala. 

Ayer, según dijo el abogado, Zanchetta solo ha cumplido una “formalidad”: “ratificar el domicilio y su abogado defensor, Enzo Gianotti. No ha hecho nada más, no había ningún elemento por el cual tenía que prestar declaración”, aseguró. Lo mismo informó el Poder Judicial. 

También le tomaron la huella dactilar “por un cuestión muy curiosa, se toman una vez. A él ya se la tomaron cuando prestó declaración en la fiscalía el 6 de junio. Cuando la jueza pidió que se dé traslado de eso, la fiscalía ha dicho que eran defectuosas. Desde el 6 de junio hasta hoy, ha pasado mucho tiempo para darse cuenta de eso. Pero no ha habido ningún problema” manifestó.

El abogado canónico aseguró que el único interés de Zanchetta es que la verdad salga a la luz, “es su principal interés porque no tiene otro”. 

Una manifestación feminista en Orán

La Colectiva Mujeres Orán se manifestó en la Catedral y emitió un comunicado en el que repudió "enérgicamente la impunidad y complicidad con la que la Iglesia se maneja en toda la provincia, que ocultó el abuso de poder ejercido por el ex obispo y otras autoridades durante muchísimo tiempo".

Las integrantes de la Colectiva manifestaron que tienen "mucha rabia por las sistemáticas y silenciadas violaciones a los derechos de mujeres, niñxs y jóvenes, esa rabia elegimos convertirla en fuerza de lucha contra todo ese sistema patriarcal y clerical".

"Acompañamos y abrazamos a quienes tuvieron la valiente decisión de denunciar los abusos sufridos por Gustavo Zanchetta durante su paso por la institución eclesiástica, y exigimos que la justicia actúe rápidamente ante las denuncias", manifestó la organización militante.  Dijeron que quieren al obispo preso "junto con toda su moral y ética cristiana". 

Por otro lado, el periodista oranense Samuel Huerga aseguró que en Orán hay persecución a periodistas que cuestionan a Zanchetta; "después te dedican una homilía en la Catedral", dijo y destacó que la fiscala hiciera público que el obispo no se estaba presentando ante la justicia.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ