Duro informe de la Cámara de Representantes
"Pruebas abrumadoras" contra Trump en EE.UU.
El presidente intentó impedir la investigación que abrió el proceso de impeachment en su contra. También usó su influencia para "interferencia extranjera" de cara a las presidenciales de 2020. Trump cree que todo se trata de una "farsa".

Donald Trump excedió sus facultades y buscó impedir la investigación que abrió el proceso de impeachment en su contra. También interfirió en el extranjero para verse favorecido de cara a las presidenciales de 2020. Las afirmaciones se desprenden del informe final del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, en relación al caso conocido como Ucraniagate . Las pruebas para llevar adelante el juicio político contra Trump son "abrumadoras", asegura el documento. Para el presidente se trata de una "farsa" destinada a obtener un "beneficio puramente político", y la vocera del gobierno lo comparó con las "divagaciones de un bloguero".

"La investigación reveló la naturaleza y el alcance de la mala conducta del presidente, independientemente de una campaña de obstrucción sin precedentes por parte de Trump y su administración para evitar que los Comités obtuvieran las evidencias documentales y los testimonios", indica el reporte. Dichas pruebas "son abrumadoras, al igual que las pruebas de su obstrucción al Congreso", según el informe.

El documento también asegura que Trump utilizaba "los poderes de su cargo para solicitar una injerencia política en su nombre en las elecciones de 2020". De esa forma, Trump trató de forzar al presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, para que anuncie públicamente una investigación contra el exvicepresidente estadounidense y precandidato demócrata para los próximos comicios presidenciales, Joe Biden.

El texto describe un "'crescendo' drástico" en las presiones de Trump a Ucrania desde su llamada de julio a Zelenski, y hasta que el tema salió a la luz en septiembre gracias a la denuncia de un informante anónimo. En ese plazo, altos cargos estadounidenses se implicaron en "un intento de extraer de un país extranjero los beneficios políticos que buscaba el presidente", advierte el texto.

"Para convencer al presidente ucraniano de que le hiciera el trabajo sucio electoral, el presidente Trump condicionó dos actos oficiales a un anuncio público de las investigaciones (sobre Biden): una cotizada visita a la Casa Blanca y asistencia militar crucial que Ucrania necesitaba para luchar contra Rusia", resume el informe. 

Trump niega que la suspensión de la entrega de casi 400 millones de dólares en ayuda a Ucrania o su reticencia a programar una reunión con Zelenski tuvieran que ver con su insistencia en que Kiev investigara a Biden. Sin embargo, casi una decena de testigos implicados en la investigación confirman la versión. El informe concluye que Trump "puso sus propios intereses personales y políticos por encima de los intereses nacionales de los Estados Unidos". 

El extenso documento requirió más de dos meses de testimonios públicos y privados de diplomáticos y otros funcionarios de la administración. El presidente del Comité de Inteligencia que lideró la pesquisa a lo largo de las últimas diez semanas, Adam Schiff, dijo que es muy importante avanzar rápidamente sobre las pruebas que incriminan a Trump.

"Este es un presidente que ya ha buscado intervención extranjera en elecciones estadounidenses dos veces, e incluso en medio de la investigación de juicio político dice públicamente que 'no solo Ucrania debería investigar a mi oponente, sino también China'", recordó.

"Esta es una amenaza a la integridad de la próxima elección, y no sentimos que debiera esperar cuando ya tenemos pruebas abrumadoras de la mala conducta del presidente", agregó en línea con el informe. El informe presentado por Schiff marca el final de la primera etapa del proceso de juicio político, que comenzó a gestarse desde la queja de un informante en agosto, que decía que Trump había pedido a Zelenski investigar a su rival político Joe Biden.

El informe ahora se enviará al Comité Judicial donde se redactarán los cargos formales del impeachment. El Comité dirigido por un antiguo enemigo de Trump, Jerry Nadler, abrirá audiencias el miércoles con cuatro expertos legales que deberán discutir si el proceso de destitución abierto por los demócratas y los cargos contra el presidente son coherentes con la Constitución de Estados Unidos.

El abogado de Trump en la Casa Blanca, Pat Cipollone, rechazó una oferta para participar del proceso, calificando la investigación de "infundada y altamente partidista". Consideró además que viola la "justicia fundamental". Pero Cipollone se reservó el derecho de unirse a las audiencias judiciales posteriores, en las que se debaten los cargos y se puede convocar a más testigos.

De visita en Londres por la cumbre de la OTAN, Trump volvió a acusar a los demócratas de estar operando con fines políticos. "El impeachment es una farsa. Ha resultado ser una farsa, solamente para tener un beneficio puramente político", indicó.

"No tienen que hacer más que leer las transcripciones, y verán que no hubo absolutamente nada malo", agregó sobre los llamados con el presidente ucraniano que están en el centro del proceso.

"Ese informe no muestra nada más que las frustraciones de los demócratas, se lee como las divagaciones de un bloguero de poca monta que intenta demostrar algo aunque no existan pruebas de nada", agregó por su parte la vocera del gobierno, Stephanie Grisham.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ