Pidió a los Tribunales que le permitan ir a ver a su hija 
Cristina Kirchner vuelve a viajar a Cuba para encontrarse con Florencia
Cristina Kirchner junto a Florencia Kirchner en Argentina, antes de que viajara a la isla por su tratamiento. Cristina Kirchner junto a Florencia Kirchner en Argentina, antes de que viajara a la isla por su tratamiento. Cristina Kirchner junto a Florencia Kirchner en Argentina, antes de que viajara a la isla por su tratamiento. Cristina Kirchner junto a Florencia Kirchner en Argentina, antes de que viajara a la isla por su tratamiento. Cristina Kirchner junto a Florencia Kirchner en Argentina, antes de que viajara a la isla por su tratamiento. 
Cristina Kirchner junto a Florencia Kirchner en Argentina, antes de que viajara a la isla por su tratamiento.  

Tras su asunción y el multitudinario acto que protagonizó en la Plaza de Mayo con Alberto Fernández, la vicepresidenta Cristina Kirchner solicitó una nueva autorización a la Justicia para viajar a Cuba del 28 de diciembre al 12 de enero y visitar a su hija Florencia, quien está bajo tratamiento médico en ese país desde marzo. Es el octavo viaje que realiza desde que su hija está en ese país.

Ayer, el mismo día que juró ante la Cámara de Diputados, la vicepresidenta pidió a su abogado Carlos Beraldi que realice los trámites correspondientes para lograr los permisos de los Tribunales Orales Federales 2 y 5, donde se tramitan dos causas distintas contra ella. El primero es el que lleva adelante el juicio por el supuesto direccionamiento de la obra pública (causa "Vialidad") y el otro tiene asignadas las causas "Hotesur" y "Los Sauces".

Como en las últimas oportunidades, la defensa de la expresidenta invocó "razones estrictamente personales" y aportó los datos del lugar donde planea hospedarse en La Habana. La última vez que viajó fue entre el 2 y 18 de noviembre , tras el triunfo electoral del Frente de Todos. 

La solicitud deberá ser evaluada todavía por los tribunales orales, aunque hasta acá la ex mandataria recibió permiso para trasladarse a La Habana cada vez que pidió acompañar a su hija en su tratamiento.

En uno de sus primeros viajes, la exmandataria reveló que su hija padece "trastorno de estrés postraumático", "síndrome purpúrico en estudio", "polineuropatía sensitiva desmienilizante de etiología desconocida", "amenorrea en estudio", "bajo peso corporal" y "linfedema ligero de miembros inferiores de etiología no precisada", de acuerdo al cuadro clínico descripto por profesionales que allí la asisten.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ