Newell's le ganó 3-2 sobre la hora a Independiente en Avellaneda
Un triunfo clave en el cierre del año
La lepra estuvo dos veces abajo y en el final dio el golpe con gol de Maxi Rodríguez. Los tres puntos del equipo de Kudelka oxigenan la etapa que viene
La Fiera ya venció al arquero rojo y festeja el gol del triunfo.La Fiera ya venció al arquero rojo y festeja el gol del triunfo.La Fiera ya venció al arquero rojo y festeja el gol del triunfo.La Fiera ya venció al arquero rojo y festeja el gol del triunfo.La Fiera ya venció al arquero rojo y festeja el gol del triunfo.
La Fiera ya venció al arquero rojo y festeja el gol del triunfo. 
Imagen: Fotobaires

2 Independiente: Campaña; Franco, Bustos, Figal, Sánchez Miño; Pérez, L. Romero; Blanco, Benítez, Domínguez; S. Romero. DT: Fernando Berón.

3 Newell's: Aguerre; Gabrielli, Fontanini, Gentiletti, Bíttolo; Moreno; Fernández, Formica; Leal, Albertengo, M. Rodríguez. DT: Frank Kudelka.

Goles: PT 8m Domínguez (I), 37m Gabrielli (N), 47m Romero, de penal (I), ST 14m Fontanini (N), 41m M. Rodríguez (N).

ST: Desde el inicio Domingo por Blanco (I) y Palacios por Benítez (I), 22m A. Rodríguez por Albertengo (N), 31m Villarruel por Moreno (N), 37m Rivero por Formica (N).

Arbitro: Mauro Vigliano.

 

Cancha: Independiente.

 

Un triunfazo que arroja tranquilidad y expectativa de cara a futuro se trajo Newell's de Avellaneda. La lepra le ganó 3 a 2 a Independiente a domicilio con goles de Gabrielli, Fontanini y Maxi Rodríguez. El rojinegro superó dos desventajas y desniveló con el tanto del ídolo. Con el triunfo, cerró el año con mucho aire para lo que viene.

Arrancó muy bien Newell's. Presionó bien arriba, le quitó la pelota a Independiente y tuvo al menos tres situaciones claras de gol. La impericia a la hora de definir le impidió ponerse en ventaja. Por esas cosas inexplicables que tiene el fútbol, en la primera que tuvo, el local sí marcó. Gabrielli perdió la marca con Domínguez, que al entrar al área definió con mucha clase por encima de Aguerre. Golazo. Iban apenas 8 minutos, pero había pasado de todo en ambos arcos, el rojo fue todo lo efectivo que el rojinegro no pudo ser. Una desatención, otra más, le complicó la tarde a la lepra. Al igual que en Tucumán, Newell's fue protagonista y hasta dominador, pero en la primera de cambio le marcaron y de manera muy sencilla.

Independiente tuvo chances para acrecentar la diferencia. Aguerre le tapó un mano a mano a un intratable Domínguez, pero una vez que pasó el sofocón y tomó aire, la lepra volvió a ser el del inicio. Cada tanto demostraba que falla grosero en el fondo, pero de la mano de Moreno creaba volumen de juego. Resulta inentendible que el joven no haya tenido más minutos en la temporada, ayer tomó la manija del equipo y de sus pies empezaron los ataques más certeros. De esa manera llegó el empate de Gabrielli: asistencia quirúrgica de Moreno y gol del uruguayo por la derecha. Merecido empate que se torció sobre el cierre con un penal que Romero convirtió en gol. Gentiletti lo agarró levemente de la camiseta a Franco y Vigliano pitó ante la ira de los leprosos.

Gabrielli, autor de uno de los goles de la lepra.

Conmovido por la desventaja en el cierre del primer tiempo, Newell's procuró volver a meterle al partido el ritmo que le permitió empatarlo. Para lograrlo dependió casi en exclusividad de Moreno. El pibe surgido de las inferiores fue creador, eje y hasta líder. Lo demostró una vez cuando estrelló un remate en el travesaño. Jugada por jugada, la lepra era un equipo en ofensiva y otro en el fondo. Tenía situaciones, llegaba con claridad, pero cometía yerros de principiante cerca de Aguerre. Tras un corner, Fontanini se elevó por sobre todos y anotó el empate, por una vía que siempre le da alegrías al equipo de Kudelka.

Desde ahí hasta el final el partido se desmadró. Los dos querían ganarlo y se desprotegían en el fondo. Vigliano no cobró un penal alevoso, un agarrón de camiseta a Maxi. Newell's tenía argumentos para ganarlo y tenía en Aguerre uno de los sostenes del resultado. A Independiente lo invadía el nerviosismo, bajaban insultos de las tribunas y el equipo lucía perdido, mucho más cuando, sobre el cierre, Rivero asistió a Maxi, y el ídolo definió contra Campaña. Premio al incansable esfuerzo de la lepra en la ofensiva y también a la tarea encomiable de Rodríguez, que juega y lucha como uno más. La lepra celebró en Avellaneda y se trajo tres puntos claves en su lucha por evitar el descenso. Terminó el año de la mejor manera.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ