En Villa Carlos Paz

Dos chicos se quemaron con el piso de un puente recién inaugurado

Al menos dos niños sufrieron quemaduras graves y tuvieron que ser atendidos en diferentes hospitales de Córdoba luego de tocar el suelo de chapa del recién inaugurado puente peatonal de Villa Carlos Paz. Con las altas temperaturas de los últimos días, el piso de aluminio texturizado se calentó más de lo esperado y causó lesiones en manos, pies y piernas de dos chicos que tocaron la chapa.

“Salí rajando al Hospital Privado de Córdoba, pero no había cirujanos especialistas en quemaduras. Me trasladaron al Hospital de Niños, aunque no nos recibieron porque tengo Osde. Terminamos en el Allende. Gracias a Dios mi hijo está bien", contó la madre de uno de los menores en declaraciones a Cadena 3.

El presidente de la Comisión de Vialidad de Córdoba, Martín Gutiérrez, reconoció el incidente aunque admitió que, como las chapas ya se habían usado en otros proyectos de la provincia, no traerían inconvenientes.

“Habíamos construido cuatro pasarelas en el Parque del Kempes y nunca tuvimos un inconveniente. Por esto decidimos avanzar con esta tecnología. Es una chapa que nos provee una empresa de Río Tercero”, dijo en declaraciones a la prensa. “Tiene un asoleamiento importante y al estar nueva absorbe más energía”, agregó el funcionario.

La diferencia con las pasarelas existentes, explicó Gutiérrez, está en el espesor y la textura de la chapa, aspectos que podrían haber amplificado la variación térmica. Según contó, antes de la inauguración, el funcionario caminó sobre el punto y notó que el sol encandilaba.

“Me dijeron que con el paso de la gente se iba a poner más opaco”, confesó Gutiérrez, quien adelantó que ya comenzaron las pruebas para pintar con pinturas epoxi atérmica toda la superficie del puente.

Sobre los niños lesionados, el funcionario dijo que en primer lugar la provincia "iba a acompañar a las familias" y luego “se determinará jurídicamente si corresponde algún resarcimiento”. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ