"Hoy se arregla el mundo"
Una dramedy sobre la paternidad 

Como si protagonizara una película de larga duración, Winograd no para de filmar, pese a tener sólo 42 años, y formar parte de la siempre compleja e inestable industria cinematográfica argentina. De hecho, poco podrá disfrutar el esperado estreno de El robo del siglo, ya que el lunes próximo volverá al set para comenzar a rodar una nueva película. Protagonizada por Leonardo Sbaraglia, Hoy se arregla el mundo abordará la temática de la paternidad, a partir del vínculo entre un papá y su hijo de 10 años. "Es una comedia emocional, en la que un padre se entera de que no es el padre de su hijo, con quién mantiene una relación distante, y decide ayudarlo a encontrar al verdadero. Es una viaje emocional muy tierno, a la vez que divertido", adelanta Winograd sobre el film, que tiene fecha de estreno para el 13 de agosto. Ademas de Sbaraglia, Natalia Oreiro, Luis Luque, Soledad Silveyra, Martín Piroyansky, Gerardo Romano y Gabriel Corrado forman parte del elenco del film cuyo guión es de Mariano Vera y producido por Patagonik, el mismo equipo con el que hizo Sin hijos y Mamá se fue de viaje. "Es un dramedy, un viaje entre dos que no terminan de encontrarse y que tiene uno de los finales más lindos que leí", confiesa el director.

Egresado de la Universidad del Cine, Winograd reflexiona sobre la situación del cine argentino y las dificultades que afronta el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa): "Tenemos un instituto con recursos propios impresionante, que es modelo en el mundo. Creo que lo que nos falta es que haya más conexión del cine argentino con el público, en el sentido de que hay películas muy buenas que no terminan de conectar con los espectadores. No es culpa de algo o de alguien sino de un modelo de difusión y exhibición que debe ser más específico y pensarse en función de cada película. No sólo puede sino que debe haber películas de nicho capaces de estar en cartelera durante meses, encontrando y sumando cada vez más público. Las buenas intenciones es una hermosa película, por ejemplo. Cara de queso se estrenó en 2006 con 17 copias e hizo 60 mil espectadores. Me parece que hay que pensar una estrategia conjunta entre todos los actores, desde el Incaa y las salas hasta los productores, para cada película en específico. Tenemos que preguntarnos cómo podemos hacer para que más gente vea nuestras películas".

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ