Habrían provocado un parto prematuro 

Denuncian mala atención en el Hospital de Dragones

Una mujer en delicado estado de salud tuvo que ser trasladada a un Hospital de mayor complejidad y está internada, al igual que su bebé, nacido con seis meses por una inyección que le habría provocado el parto anticipado.

Las denuncias por falencias en la atención de la salud a miembros de comunidades del Pueblo Wichí continúan. Esta vez se informó sobre el caso de una mujer de la Comunidad Asamblea de Dios, en jurisdicción de Fortín Dragones (en el límite de los departamentos Rivadavia y San Martín), que tuvo a su bebé a los seis meses de gestación. El adelanto del alumbramiento fue provocado por una medicación que se le inyectó, aseguró el cacique de la Comunidad, Rafael Tejerina.

El referente contó a Salta/12 que la mujer fue el 8 de enero al hospital de Dragones debido a que sentía un malestar. El médico le inyectó una medicación (en principio les dijeron que dipirona, aunque Tejerina dijo que realmente no saben qué fue). La embarazada volvió a su domicilio en la Comunidad, a un kilómetro del pueblo, y empezó a perder sangre. Como la ambulancia no llegaba, el enfermero del hospital se acercó al domicilio y la llevó en un automóvil.

Ante el estado de gravedad que presentaba, la mujer fue trasladada a un Hospital de mayor complejidad, el San Vicente de Paul, de Orán, en donde se encuentra internada hasta ahora. Su hijo, que nació prematuro, está en incubadora.

En este Hospital se negaron a brindar información. Desde el Ministerio de Salud de la provincia, el secretario de Salud, Antonio de los Ríos, sostuvo que desconoce la existencia denuncias sobre este particular. Tejerina por su parte afirmó que la mujer se encuentra desnutrida.

La parturienta tiene una nena de dos años que quedó a cargo de la Comunidad, mientras que su pareja la acompañó a Orán.

“Cobra la Asignación Universal por Hijo (AUH), pero no le alcanza”, sostuvo Tejerina. Se suma a esa situación que en la zona “no hay trabajo ni nada”. La pareja vive en una pequeña vivienda.

Las quejas de Tejerina se fundan en que “no es la primera vez” que los integrantes de la Comunidad tienen problemas con la institución sanitaria de la zona. “Hay varios casos de desnutrición, mala atención, y cuando exigís algo o reclamás, te retan”, contó.

Entre los problemas que, adujo, se presentan para la gente de la Comunidad, sostuvo que hay personas que viven a entre 30 y 40 kilómetros de distancia en parajes como La Medialuna o La Mora, y les resulta muy difícil llegar incluso al primer centro sanitario cercano, que está en Dragones. “Ellos vienen en moto porque si no es difícil llegar por cómo están los caminos”, relató. Afirmó que hay casos en los cuales, después de haber recorrido estas distancias por caminos casi intransitables, se dan con que no les dan turno y se quedan sin atención.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ