La actriz y dramaturga presenta "Trópico del Plata" y "La elegida"

Las obras de Laura Névole en FIBA

Psicóloga, dramaturga, actriz y docente: Laura Névole tiene un recorrido atípico y prolífico en la escena y trabajó con Bernardo Cappa, Rubén Sabadini, Guillermo Cacace, Paula Fanelli, Lucía Seles, Christian García y pronto con Vivi Tellas. En el próximo FIBA, que comienza el 23 de enero, presenta dos obras: Trópico del Plata, que está en cartel desde 2012 y la reciente La elegida, sobre su pasado como catequista y su abandono de la religión. Hoy es uno de los nombres más relevantes del teatro porteño, con su mirada sobre la actuación y el lenguaje y su investigación profundísima sobre las posibilidades del cuerpo.  
Laura Névole en Trópico del PlataLaura Névole en Trópico del PlataLaura Névole en Trópico del PlataLaura Névole en Trópico del PlataLaura Névole en Trópico del Plata
Laura Névole en Trópico del Plata 
Imagen: Antón Freire

Laura escucha. Laura reza. Laura estudia. Laura lee. Pero en determinado momento Laura empieza a poner el cuerpo. Cuerpo en escena que encuentra rápidamente su cauce. Su formación actoral empieza en el Sportivo Teatral y ahí conoce a aquellas personas con las que hace sus primeras obras. Luego, irá al estudio de Alejandro Catalán donde repara en una clave acerca del teatro: la actuación se conforma en la mirada, en el camino hacia la mirada de quien la recibe, “lo que sucede se ve”, dirá ella, y en esa revelación parece haber comenzado el recorrido.

En esos inicios se encuentra su trabajo como asistente de quienes ella llama “dramaturgos del aire”, Bernardo Cappa y hoy, Christian García. Se trataría de directores que trabajan sobre los cuerpos de actuación, con asociaciones en el espacio, abordajes, en la mayoría de los casos, sin texto previo y con la voluntad de generar relato más allá de una dramaturgia cerrada. El trabajo con Cappa comenzó justamente a partir de una bajada a tierra de ese tipo de textos que eventualmente iban dejando las boyas que terminarían conformando la trama y la poética de la obra. Laura se ocupaba de desgrabar y organizar específicamente los textos de Amor a tiros, obra en la que Celina Font, Lorena Vega y Sebastián Mogordoy se visten de policías y llevan a cabo una misión en el subsuelo de una casa de telas. Laura terminó haciendo --sucesivamente-- los roles de las dos actrices cuando ellas se ausentaban de la obra. Todo un recorrido del afuera hacia dentro de la escena y de la materialidad del papel hacia la del cuerpo.

Luego viene Trópico del Plata con dramaturgia y dirección de Rubén Sabadini. Esa obra es todo ella. Una mujer relata y tensiona un vínculo al narrar una aparente historia de amor que termina en violencia desgarradora. En ese relato hay un cuerpo de actuación que condensa miles de contradicciones y termina estallando en la cara del espectador. Allí hay un material que llega a sus manos en tránsito hacia otra actriz posible. En vez de pasarlo Laura decide cobrarle peaje: “lo entiendo perfectamente y no necesitás buscar otra actriz porque lo quiero hacer yo”, le dirá a Sabadini. Cuarenta y ocho horas después será efectivamente ella quien comienza el proceso de ensayos para emprender un trabajo escénico que tematiza la violencia contra la mujer en una situación de trata. Esta obra estrenada en 2012 implosiona y se ensancha en la multiplicidad de lecturas que recibe en el contexto que acompañó al proceso y evolución de esa obra, la visibilización de la violencia patriarcal y la lucha feminista en todos ámbitos de la vida. En Trópico del Plata el relato se centra en un vínculo de violencia que se reconoce dolorosamente universal. Esa obra del desgarro y la crudeza parece volverse soportable únicamente por el humor y la ternura que por momentos predomina en ese cuerpo de actriz. Hoy transitando el sexto año de funciones, y a partir de comentarios que reciben del público (principalmente cuando hacen funciones fuera de la capital), los creadores dicen confirmar que el teatro puede ser una herramienta de transformación social, cosa que imbuidos en la cartelera porteña no veían tan evidente.

Otra de las claves de Trópico del Plata dentro de la escena porteña, además, es que inaugura una lista de varios unipersonales que se alinean en temáticas similares: La Fiera (2013) de Mariano Tenconi Blanco, Beya (2016) con texto de Gabriela Cabezón Cámara y dirección de Marisa Busker, Rayito de sol (2017) con dirección de Cintia Miraglia y dramaturgia de Natalia Villamil y Turba (2019) de Laura Sbdar con dirección de Alejandra Flechner son algunas de estas obras.

foto Paula Fanelli

Hoy Laura es parte también del grupo Cofradía Eurobasquet, bajo la dirección de Selena, antes Lucía Seles y antes Rocío Fernándes (tres de los heterónimos para la creación escénica del músico y cineasta Diego Fernández), que va por su tercera obra estrenada y emprende el proceso creativo de su cuarto abordaje escénico. Laura es parte del equipo original junto con Martín Aletta, Verónica Hassan, Natalia Miranda, Pablo Ragoni y Sebastián Toro (a los que luego se sumaron Gabriela Ditisheim y Mariano Sayavedra). La búsqueda del grupo con sus abordajes escénicos es ir hacia la experimentación plena y allí Laura dice sentirse a gusto.

¿Y qué sucede cuando la experimentación se apoya en el propio archivo? Durante una reunión de ex compañeros de la EMAD, entre relatos de infancia y adolescencia, Laura narra su encuentro y posterior separación de la iglesia católica: fue catequista varios años hasta que decidió dejar no únicamente la práctica sino también la religión. Luego de aquel encuentro una de sus antiguas compañeras de curso, Paula Fanelli, la contacta y le dice que le gustaría intentar un documental con Laura, un documental de esa parte de su historia. No pasaron demasiados ensayos antes de notar que el documental iba ser visto solo por ellas, y sería el proceso de ensayos de una obra teatral. Aquel registro quedó en una segunda línea por detrás del archivo de fotos, cartas, notas y videos de la vida de Névole que utilizaron para la construcción de La Elegida . A ese material paralelo se accedía, durante el proceso de creación, a través de preguntas, intuiciones y derivas que describen esos varios mundos que la conectan con su fe hoy centrada en la actuación. Por ese trabajo artesanal que no deja de ser puro cuerpo y que busca e ilumina la escena es que seguimos a Laura.

La Elegida. Foto: Martín Berra


La Elegida estará en el FIBA en Espacio Callejón, Humahuaca 3759, el 24 y 25 de enero a las 22 y el 31 de enero a las 16. A partir del 8 de febrero en Nün Teatro, Juan Ramírez de Velasco 419, los sábados a las 20.30.

Trópico del Plata estará en Maratón Abasto del FIBA en el Teatro Beckett, Guardia Vieja 3556, el sábado 1 de febrero a las 21.55 y a las 23.40.

WIG Ciclo de obras cortas con codirección de Névole y Ragoni será parte de Maratón Abasto en Habitar Gómez, Valentín Gómez 3155, el 1 de febrero a las 21

Las cargas con dirección de Christian García estrena el 15 de febrero en Casa Teatro Estudio, Guardia Vieja 4257, y se hace los sábados a las 22.30.

La Cofradía Eurobasquet reestrena con dirección de Rocío Fernándes en Casa Teatro Estudio, Guardia Vieja 4257, las obras The Pall Mall Twins, el 14 de febrero, los viernes a las 23 y My Hurlingham, el 16 de febrero, los domingos a las 19.

Toda la información sobre el Festival Internacional de Buenos Aires (FIBA) en https://www.buenosaires.gob.ar/fiba

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ