Más tiempo para convencer a acreedores

Kicillof extendió el plazo para sumar adhesiones al diferimiento de un bono

El gobierno bonaerense amplió hasta fin de mes la posibilidad de que bonistas notifiquen su aceptación a postegar hasta mayo el pago de un título público. Cómo marcha el proceso.

El gobierno bonaerense extendió hasta fin de mes el plazo para que los tenedores del bono 2021 (BP21) acepten diferir el pago del capital hasta mayo. El título paga capital e intereses por 277 millones de dólares el 26 de enero y la propuesta es prorrogar el vencimiento hasta el 1 de mayo, para lo cual se requiere un piso de adhesión del 75 por ciento y así hacerla extensiva a toda la emisión. “Hubo un gran número de bonistas pequeños que ingresaron, pero algunos grandes solicitaron más tiempo”, explicaron a Página|12 desde la cartera de Economía provincial, que conduce Pablo López. Con la expectativa de alcanzar ese piso de adhesión, “bajo los términos del bono, la Provincia cuenta con un período de gracia adicional de 10 días para el pago de capital y de 30 días adicionales para el pago de intereses, sin incurrir en una causal de incumplimiento bajo dichos instrumentos”, comunicó la Provincia.

La administración de Axel Kicillof enfrenta este año vencimientos por el equivalente a 2900 millones de dólares, de los cuales un tercio se emitió bajo la gestión anterior, con un cambio de composición que elevó el porcentaje de deuda en moneda extranjera. En el primer mes del año recayó su primer compromiso con privados. Se trata del bono BP21, que originalmente pagaba capital por 250 millones de dólares y 27 millones en concepto de intereses. Ante la imposibilidad de cumplir con vencimientos en dólares, en una provincia que recauda en pesos y cuyos ingresos se vieron reducidos en los últimos cuatro años, se propuso diferir la parte del capital hasta el 1º de mayo.

En espejo con la negociación nacional, la estrategia bonaerense es pagar los intereses en tiempo y forma y diferir los compromisos de capital. “La Provincia ha establecido que se hará el pago del cupón de interés en la fecha estipulada pero se le propone a los bonistas diferir el pago de capital, algo que está estipulado como posibilidad en los contratos. Esto se hará firmando la solicitud de consentimiento o consenso”, explicó López la semana pasada.

La negociación

El proceso de negociación con este grupo de bonistas se inició el 7 de enero y a raíz de estas conversaciones se avanzó en la propuesta de diferir el vencimiento del capital hasta mayo. Para cualquier cambio en las condiciones de la deuda se requiere cumplir con las cláusulas de acción colectiva, que establecen un umbral de aceptación y evitar que una porción minoritaria de los acreedores pueda bloquear un acuerdo a través de presentaciones judiciales. Hasta el momento no se alcanzó el número de adhesiones necesarias, por lo cual se dispuso prorrogar el plazo para que ingresen hasta fin de mes.

“En el marco de la estrategia comunicada por el gobierno nacional que procura recuperar la sostenibilidad de la deuda pública argentina, la provincia de Buenos Aires anuncia a los tenedores de sus bonos con vencimiento en 2021 que ha extendido hasta el 31 de enero de 2020 el plazo para otorgar su consentimiento a diferir el vencimiento del pago de capital previsto para el 26 de enero hasta el 1 de mayo de 2020”, comunicó la cartera económica. “Esta prórroga se otorga teniendo presente el diálogo constructivo que la Provincia viene manteniendo con sus acreedores, para que la comprensión más acabada de las circunstancias de emergencia social, económica, productiva y energética existentes, y la voluntad de dar tratamiento equitativo a los acreedores en su conjunto, permitan a los bonistas oportunamente aceptar la propuesta realizada el 14 de enero último”, agrega el comunicado.

El diferimiento permite a la Provincia despejar cualquier traba operativa que impida el ingreso de inversores institucionales a la propuesta y “seguir con el diálogo para que se entienda la delicada situación que enfrentan las finanzas bonaerenses”, señalaron a este diario desde Economía. “A la fecha hemos recibido el apoyo de un número significativo de bonistas, y continuamos en diálogo con inversores institucionales cuya participación permitiría arribar al resultado buscado”, asegura el comunicado difundido por la mañana. 

En tal sentido, en el gobierno bonaerense apuntaron contra los rumores que se tejieron en torno a un supuesto rechazo del fondo Fidelity. “Si no es para ingresar para lo que se comunican es para pedir tiempo. No estamos negociando condiciones, solo un diferimiento”, explicaron. La propia mecánica de la operación muestra este punto. No existe la posibilidad de que un fondo haga aviso de rechazo. La única notificación que pueden enviar es la de aceptación de la propuesta.

Para adelantarse a las especulaciones de default, el comunicado oficial rescata que se resolvió “utilizar todo el tiempo a nuestro alcance para lograr el entendimiento necesario de los acreedores para postergar el pago de capital”. Desde la fecha estipulada en la emisión, independientemente de que se acepte la prórroga, la Provincia cuenta con un período de gracia de 10 días para el pago de capital y de 30 días adicionales para el pago de intereses, sin incurrir en una causal de incumplimiento bajo dichos instrumentos. De todos modos, en Economía reiteran que los intereses se pagarán en tiempo y forma. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ