Opinión

La muerte de Pizzuti, el nacimiento de la leyenda

Una imagen de Pizzuti, cuando se conmemoraron los 50 años de "El equipo de José".Una imagen de Pizzuti, cuando se conmemoraron los 50 años de "El equipo de José".Una imagen de Pizzuti, cuando se conmemoraron los 50 años de "El equipo de José".Una imagen de Pizzuti, cuando se conmemoraron los 50 años de "El equipo de José".Una imagen de Pizzuti, cuando se conmemoraron los 50 años de "El equipo de José".
Una imagen de Pizzuti, cuando se conmemoraron los 50 años de "El equipo de José". 
Imagen: Alejandro Leiva

“Un tipo de los que ya no existen", "Un tano ganador", "Un fenómeno que supo de la gloria y se hizo cargo cuando Racing se fue la B, "Un crack como jugador, un fenómeno como técnico". Los hinchas de Racing despiden a Juan José Pizzuti en las redes sociales con profunda tristeza. Se fue un grande.

Pizzuti, que tenía 92 años, jugó en Boca, River, Racing, Banfield y la selección nacional y fue DT de la Selección y de Chacarita pero su nombre esta inevitablemente ligado para siempre a su Racing, al "Equipo de José" con el que logró como DT el campeonato local, la Copa Libertadores y la primera Intercontinental para la Argentina. Si alguien dice Racing ya se sabe de qué se está hablando mientras suena de fondo el canto de la hinchada "Y ya lo ve…y ya lo ve… es el equipo de José”.

"Pizzuti va al ataque porque es soltero", solía decir el Pulpa Etchamendi, un singular personaje de la fauna futbolera. Una verdad a medias. Iba al frente más que nada porque no concebía al fútbol de otro modo. Y aquel cuadro del 66/67 se le plantaba a cualquiera con su juego revolucionario sin posiciones fijas y con llegadas por diferentes vías, especialmente la vía aérea, con la que mortificaba a sus rivales. Perfumo, Basile, el Panadero Díaz, Rulli, el Chango Cardenas, el Yaya Rodriguez eran la base de un equipo único, demoledor.

Contó alguna vez Roberto Perfumo: "Yo jugaba de volante por izquierda pero se lesionaron dos centrales y Pizzuti nos puso a Basile y a mí. Fuimos un desastre contra Ferro, los hinchas me querían matar. Le dije a Pizzuti que la cosa no iba a andar. El tipo insistió. 'Vos vas a jugar ahí, vas a ir al seleccionado y me vas a traer un piloto de Londres cuando vayas al Mundial'. Eso fue en agosto del '65 y en diciembre Zubeldía me llamó a la Selección y no salí más".

"Al lado de Pizzuti, Passarella era la Madre Teresa", decía Perfumo y contaba que José controlaba que los jugadores cumplieran las concentraciones domiciliarias. Una vez el panadero Díaz había sobornado a un pesquisa, pero el tipo le mandó un pesquisa al pesquisa y lo descubrió.

Era durísimo, muy exigente con los jugadores. Les pedía llegada a los volantes y nadie le podía decir nada porque él había sido un gran goleador jugando de 8 y porque los resultados se encadenaban. Treinta y nueve partidos invicto es uno de los registros más recordado.

Oficialmente Racing confirmó la triste noticia a través de la red social Twitter: "Racing Club lamenta profundamente el fallecimiento de Juan José Pizzuti, pieza indispensable en la historia del Primer Grande. La institución acompaña a su familia y afectos en este momento de dolor". Debajo del texto, el club de Avellaneda puso una fotografía de Pizzuti cuando jugaba en la "Academia" y señaló: "Nace la leyenda”. Y así es.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ