Mano derecha de Olmedo

Sierra Echenique es el nuevo presidente de la estatal Salta Forestal

Es un empresario agropecuario del sur provincial y fue nombrado por Gustavo Sáenz para presidir el directorio de la empresa del Estado que concesiona tierras en Anta.

El gobierno de Gustavo Sáenz nombró a José Marcelino Sierra Echenique director de la empresa estatal Salta Forestal, que concesiona tierras a las empresas Anta del Plata y Cresud en el departamento de Anta. Allí persiste el reclamo campesino por la regularización dominial de la tierra. 

Sierra Echenique es un empresario agropecuario de Metán en el sur provincial, que trabajaba para Alfredo Paulino Olmedo, padre del ex diputado nacional (Alfredo Olmedo). También fue presidente de la Sociedad Rural Salteña luego de que Milagros Patrón Costas asumiera como diputada.

El actual directorio de Salta Forestal quedó conformado por José Marcelino Sierra Echenique, Ramiro García Bes, Diego Nicolás Zabaleta y Juan Manuel Pizarro Echenique. Los dos últimos son dirigentes del radicalismo.

Diego Nicolás Zabaleta es además hijo de Luis Zabaleta, abogado que lleva causas de campesinos que reclaman el reconocimiento de la posesión de tierras en Salta Forestal. Pizarro Echenique, por su parte, es abogado penalista y fue apoderado de la Unión Cívica Radical.

Son dos las firmas que tienen concesiones de la provincia y explotan las tierras de Salta Forestal. Una de éstas es Anta del Plata, conformada por las empresas Paramérica SA, del tucumano Carlos Alberto Ruiz, y Agsof SA, del empresario de Rosario de la Frontera Miguel Francisco Medina.

Anta del Plata explota Salta Forestal desde que la firma Eco Desarrollo le vendió sus derechos con autorización de gobierno provincial. Antes había pasado a Kevin y Jessica Elliot, sobrinos del diputado Olmedo. En 2016 el entonces gobernador Juan Manuel Urtubey decidió por decreto una condonación de deuda. Por cada año de explotación Eco Desarrollo debía pagar un canon a la provincia y en 6 años no lo hizo, el monto estimado que debía era de 300 millones de pesos.

Eco Desarrollo y el Gobierno también habían acordado la devolución de 80 mil hectáreas de las 160 mil hectáreas de tierras fiscales de la provincia que fueron concesionadas a los privados.

El Partido Obrero realizó en ese año una denuncia penal contra Urtubey y contra la Fiscalía de Estado por firmar los decretos para la condonación, pero fue desestimada por la Corte de Justicia de Salta.

“Olmedo no solo no pagó nunca un peso, sino que hizo un enclave sojero y no era ese el fin de la concesión, nunca cumplieron con los términos del contrato, violentaron todos los parámetros de recuperación en materia del monte y en materia ambiental”, sostuvo el diputado del Partido Obrero, Claudio Del Pla a Salta/12.

El nuevo presidente del directorio de Salta Forestal ha sido señalado como gerente de Alfredo Paulino Olmedo. 

“Si Sierra Echenique gerenció aquella fase no puede ser el presidente de la gestión estatal (de Salta Forestal). Salvo que la gestión estatal como seguramente va a ocurrir sea un complemento de que se mantiene la gestión privada en las hectáreas más productivas de Salta Forestal. Es algo así como poner al zorro a cuidar las gallinas”, consideró Del Pla.

En sus orígenes Eco Desarrollo, única empresa que tenía la concesión, era una sociedad entre Olmedo y Néstor Cervera. A los dos años se separaron, Cervera pasó a integrar la otra firma que hoy explota Salta Forestal, Cresud S.A. En Cresud el accionista mayoritario es Eduardo Elsztain. La firma posee del 37,4% de IRSA, inversora en bienes raíces y la única compañía dentro de la industria que cotiza sus acciones en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires y en la Bolsa de Comercio de Nueva York.

La concesión de Salta Forestal había sido impulsada por el ex gobernador (1995-2007) y actual senador nacional Juan Carlos Romero en 1998 mediante un proceso licitatorio. En este proceso sólo se presentó la firma Ecodesarrollo Salta SA. Se le dio la explotación de 219.000 hectáreas a 35 años con opción a 15 años más, y las 120.000 hectáreas restantes por 35 años con opción a 29 años más. El pago de un canon por la explotación de las tierras recién se haría efectivo a 20 años de la concesión.

Reclamo campesino

El campesinado que habita y trabaja la tierra en Salta Forestal reclama la regularización dominial. El año pasado el gobierno provincial mediante un parte de prensa en el que por primera vez publicó el canon cobrado a las empresas, aseguraba que iba a brindar soluciones en cuanto a la titularización para las familias que ejercen la posesión de tierras.

La presidenta de la Asociación de Criollos Unidos por Nuestra Tierra, María Montenegro, en representación de parte del sector campesino de Salta Forestal, dijo que no tienen novedades hasta el momento sobre la posibilidad de regularización dominial. La referenta aclaró que hay familias que tienen la posesión desde 1930, mucho antes de la creación del directorio de Salta Forestal en 1974.

En 2019, el directorio de Salta Forestal que tenía como presidente a García Bes, que seguirá integrándolo, encargó una investigación sobre la situación de las familias campesinas al Grupo de Estudios e Investigaciones Socio-Ambientales (GEISA) del INENCO (CONICET/UNSa), la Universidad Nacional de Salta (UNSa), y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) bajo la coordinación del doctor en Ciencias del Medio Ambiente, Lucas Seghezzo.

Una de las conclusiones del estudio es que si no se realizan inversiones productivas significativas, la superficie total de las zonas restituidas, 110.000 hectáreas, sería insuficiente para alcanzar establecimientos productivos sustentables. De la investigación surge la propuesta de que se regularicen un promedio de 577 hectáreas por cada familia criolla que acredite derechos posesorios. El objetivo es que cada familia logre, luego de la realización de mejoras productivas, superar el valor de la canasta básica alimentaria, lograr sistemas productivos que no destruyan el ambiente e impedir la migración de las nuevas generaciones a los centros urbanos.

García Bes dijo a Salta/12 que se enteró de la nueva designación estando de vacaciones y que aún no ha dialogado con el nuevo presidente del directorio. Opinó que el trabajo de investigación coordinado por Seghezzo es excelente y consideró que se debe avanzar aunque "hay que ver qué es lo que pretende el nuevo gobierno", manifestó. "Para mí sería un lujo profundizar en más estudios y de inmediato empezar a poner en práctica lo que se pueda. No hablé con nadie pero al estudio se lo hice llegar a muchos funcionarios", añadió. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ