Barcelona está en Nápoles para jugar el martes por la Champions League

Messi, en la tierra de Maradona, en medio del coronavirus

Messi captó la atención de todos al llegar a Nápoles.Messi captó la atención de todos al llegar a Nápoles.Messi captó la atención de todos al llegar a Nápoles.Messi captó la atención de todos al llegar a Nápoles.Messi captó la atención de todos al llegar a Nápoles.
Messi captó la atención de todos al llegar a Nápoles. 
Imagen: Prensa Barcelona

La llegada del astro Lionel Messi revolucionó la ciudad de Napóles, la misma donde brilló Diego Maradona, en la previa del duelo del martes entre Napoli y Barcelona por la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones de Europa. Pero ni siquiera el arribo del ídolo argentino a la tierra en donde su histórico compatriota es venerado, escapó al alerta por el brote de coronavirus en Italia.

Messi, junto con el resto de la delegación de Barcelona, arribó este lunes a Italia y pasó por los controles en el aeropuerto de Nápoles, de cara al partido que se jugará el martes en el estadio San Paolo de Nápoles, a partir de las 17, y que será televisado por ESPN.

Cada integrante del plantel que dirige Quique Setién fue sometido a un control especial, que consistió en pasar por un escáner que registró su temperatura corporal. El aparato constató que ningún futbolista tuviese fiebre y, de esa manera, todos pudieron continuar su marcha por sus propios medios. El equipo catalán se trasladó al hotel NH Napoli Panorama, donde fue recibido por un grupo de hinchas cuya atención se depositó exclusivamente en Messi.


Las medidas especiales a las que fue sometido el plantel tienen que ver con el brote coronavirus que está afectando el norte de Italia, donde ya se registraron seis muertos y más de 200 infectados. Por ese motivo se suspendieron cuatro partidos de la Serie A: Inter-Sampdoria, Atalanta-Sassuolo, Parma-Torino y Verona- Cagliari. Sin embargo, la UEFA desestimó la suspensión del partido, teniendo en cuenta que los casos de coronavirus se reportaron en la zona norte de Italia, lejos de Nápoles, ubicado en el sur.

Los napolitanos palpitan el choque ante el Barcelona de Messi con el recuerdo permanente de Maradona, el futbolista que entre 1984 y 1991 convirtió goles, fabricó gambetas y ganó títulos. Napoli ama a Diego, su ídolo eterno. En ese contexto, la comparación entre Messi y Maradona se reavivó en la tierra donde el fútbol también se vive de manera intensa.

La página oficial de Twitter de Barcelona se permitió un juego con la cita de los héroes argentinos a través de un truco fotográfico donde Messi y Maradona acomodan una pelota en pleno partido.

Gennaro Gattuso se deshizo en elogios para el astro argentino. "Lleva muchos años siendo el jugador más grande. Es el más grande no solo a nivel técnico, sino por como vivió su carrera. Nunca dijo una palabra equivocada, siempre perfecto. Es increíble. Hace cosas que solo veo en la Play Station y le veo hacer cosas impensables", expresó el ex futbolista del Milan, que igualmente aclaró que el poderío del Barcelona no es sólo Messi.

Gattuso también se refirió a Maradona, aunque no quiso entrar en comparaciones entre los astros argentinos. "Diego es el dios del fútbol. Yo lo vi en los videos, nunca lo vi en el estadio, pero sé el campeón que fue, sé que fue uno de los más grandes del mundo. Pero ahora veo a Messi hacer lo que hacía Maradona. Y siento no haber visto a Diego en vivo", expresó el entrenador del conjunto napolitano.

Gerard Piqué, en cambio, se decantó por su compañero en el Barcelona. "Maradona le dio mucho a este deporte. Pero yo, que lo he vivido de cerca, me quedo con Messi, su regularidad y su magia diaria", explicó el defensor catalán.

Barcelona, que apunta a la Liga de Campeones como su máximo objetivo, logró resultados positivos en las fechas recientes de la liga española que lo devolvieron al primer lugar del certamen y disiparon una crisis futbolística.

El equipo de Quique Setién tendrá una semana decisiva porque luego de su compromiso en Nápoles afrontará el clásico ante Real Madrid, su escolta en el campeonato español, en el estadio Santiago Bernabéu, programado para el domingo 1 de marzo.

La ida de los octavos de final de la Champions League tendrá continuidad con el duelo entre Chelsea, con el arquero Wilfredo Caballero en el plantel, y Bayern Múnich, en el estadio Stamford Bridge de Londres, en Inglaterra.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ