"En vez de afectar la salud pública, la cuidan", dijo el magistrado

Un juez absolvió a dos mujeres por vender cocaína de mala calidad 

Abel Fleming, el juez que absolvió a las mujeres en primera instancia. Abel Fleming, el juez que absolvió a las mujeres en primera instancia. Abel Fleming, el juez que absolvió a las mujeres en primera instancia. Abel Fleming, el juez que absolvió a las mujeres en primera instancia. Abel Fleming, el juez que absolvió a las mujeres en primera instancia. 
Abel Fleming, el juez que absolvió a las mujeres en primera instancia.  
Imagen: Twitter

Un juez de Jujuy absolvió a dos mujeres detenidas con más de cien “ravioles” de cocaína, dado que la droga era de tan mala calidad que a su criterio no podía considerarse como estupefaciente. Se trata de Abel Fleming, del Tribunal Oral Federal de la provincia norteña, quien llegó a dejar por escrito en su fallo, irónicamente, que "quienes venden una sustancia tan degradada, en vez de afectar la salud pública, la cuidan". Sin embargo, en otra instancia, ambas fueron halladas culpables.

El magistrado Fleming explicó en declaraciones radiales los fundamentos de la absolución: que "esta gente vendía humo, una expectativa que no se cumple, que había una estafa a los consumidores”, en relación a cien “ravioles” que totalizaron no más de ocho gramos de cocaína, “por lo que para consumir una dosis con efecto umbral debían ingerir once ravioles". Por eso, “podría agregar con esa misma ironía que quienes venden una sustancia tan degradada, en vez de afectar la salud pública, la cuidan". La pureza de la droga incautada resultó ser, tras las pericias, de 13 por ciento.

Fleming manifestó que la droga secuestrada funcionaba como “un placebo” al no afectar el sistema nervioso central. "En mi entendimiento no cometieron un delito, porque para decir que se trate de estupefacientes una sustancia tiene que poder ser susceptible de producir una dependencia física o psíquica y creo que la droga así estirada no produce eso", subrayó el juez.

El caso de las mujeres no terminó con su absolución, ya que la Fiscalía apeló el fallo y el juez Guillermo Yacobucci, de la Cámara de Casación penal, condenó a las procesadas el jueves pasado. Habían sido detenidas en julio de 2019 en el barrio Alto Comedero, después de un operativo policial en el que hubo nueve compradores detenidos y además de la droga se incautaron 2600 pesos. 

Las mujeres tienen 52 y 58 años y sus identidades se mantienen en reserva dado que la causa sigue en trámite. “Se trata de estupefacientes en los términos normativos reclamados por la ley y con aptitud dañosa para la salud pública", dijo el juez Yacobucci en su sentencia. La defensa de las dos mujeres podrá apelar y en ese caso la causa recaerá en otro juez de la Cámara de Casación. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ