Habló el padre de la joven asesinada de 113 puñadas a 24 horas de que el culpable recupere la libertad 

Crimen de Carolina Aló : "Todos somos víctimas potenciales de este psicópata"

Edgardo Aló, padre de Carolina, asesinada de 113 puñaladas en 1996. Edgardo Aló, padre de Carolina, asesinada de 113 puñaladas en 1996. Edgardo Aló, padre de Carolina, asesinada de 113 puñaladas en 1996. Edgardo Aló, padre de Carolina, asesinada de 113 puñaladas en 1996. Edgardo Aló, padre de Carolina, asesinada de 113 puñaladas en 1996. 
Edgardo Aló, padre de Carolina, asesinada de 113 puñaladas en 1996.  
Imagen: Télam

Edgardo Aló, el padre de la joven asesinada de 113 puñaladas en 1996 por su novio Fabián Tablado, planteó hoy su indignación por la salida de la cárcel del asesino, que recuperará la libertad este viernes. “ Es un impacto que pega en la familia y en toda la sociedad, porque todos somos víctimas potenciales de este psicópata. No es un enfermo, un psicópata no se puede curar, es sádico, es perverso”, afirmó en diálogo con AM 750.

“Él mismo lo dejó plasmado en una carta, que matar no es fácil, que ‘es una adrenalina que tengo que volver a vivir" -siguió Aló- "Está el intento de matar a su ex mujer, dos intentos contra novias en La Plata y Baradero”. 

El crimen se produjo el 27 de mayo de 1996. Ese día, Tablado retiró a Carolina Aló del Colegio Marcos Sastre, de la localidad de Tigre. Ella tenía 17 años; él, 20, y estaban en pareja desde hacía tres años. La acuchilló 113 veces. En 1998 fue juzgado: aún no existía la figura de femicidio y se lo condenó por homicidio simple.

Fabián Tablado fue condenado en 1998 por homicidio simple y así evitó la reclusión perpetua. Noticias Argentinas

En 2007, Tablado se casó en el penal de Florencio Varela. Por amenazas a su esposa y a la madre tuvo un juicio abreviado por coacción. Le unificaron la pena en 26 años y 6 meses, pero los recursos presentados por su defensa hicieron que la pena se termine mañana. Los peritos ya advirtieron que no está en condiciones de tener un vínculo con sus hijas mellizas de 11 años.

“Los jueces no lo quisieron ver. En el 98, tras apenas 15 días de juicio, lo sentenciaron por homicidio simple", recordó Aló al cuestionar que no se hubiese sumado la "alevasía y la premeditación" al caso. “El juez Fernado Mancini no vio nada, y no hablaríamos de esto ahora sino, porque le hubieran tocado 35 años”, afirmó.

También habló sobre las condiciones de detención de Tablado. “Está en el pabellón evangelista y no es gratis, es corrupción, se paga, como los certificados de buena conducta”, dijo Aló. Los abogados de Aló ya solicitaron una restricción perimetral para que el femicida no se acerque a su familia. “Nació con esa personalidad, va a morir así, no se cura”, cerró. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ