Los secretos del "Papa de Hitler"

El Vaticano abre los archivos de Pío XII

El Vaticano abrió los archivos de la Santa Sede para arrojar luz sobre el papado de Pío XII, cuyos archivos se mantuvieron en secreto durante décadas debido a las acusaciones de que no ayudó a salvar a los judíos durante el Holocausto. Los investigadores y académicos tendrán la oportunidad de examinar unos dos millones de documentos que abarcan los años 1939 a 1958 para obtener información sobre Pío XII, que a veces fue etiquetado como "Papa de Hitler".

Las críticas a Pío XII provienen de su aparente inacción para ayudar a los judíos que enfrentan la persecución de la Alemania nazi y no condenó enérgicamente el Holocausto. Sin embargo, el Vaticano insiste en que el controvertido Papa fue un "gran defensor de la humanidad" y estaba "profundamente preocupado por el destino de la humanidad durante esos años terribles". El Papa Francisco tomó la decisión de abrir los archivos hace un año para demostrar que la Iglesia Católica Romana "no le tenía miedo a la historia".

El arzobispo Paul Richard Gallagher dijo antes de la apertura que los archivos ofrecerían "una comprensión integral de lo que estaba sucediendo, el tipo de persona que era, el tipo de políticas que Pío XII estaba emitiendo en esos años terribles, especialmente durante la Segunda Guerra mundial, y del período inmediatamente posterior”.

Ronald S Lauder, presidente del Congreso Judío Mundial, dijo en un comunicado: "Al invitar a historiadores y académicos a acceder públicamente a los archivos del Vaticano de la Segunda Guerra Mundial, el Papa Francisco está demostrando un compromiso para saber y transmitir la verdad, así como para el significado de la memoria del Holocausto.

"El Congreso Judío Mundial (WJC) sabe que el Vaticano fue provisto el 17 de marzo de 1942, de un memorándum detallado por el representante del WJC en Ginebra, Gerhart Riegner, que describe la brutal evidencia del plan de los nazis para liquidar a los judíos. Nunca escuchamos lo que sucedió con el memorándum de Riegner después de que el representante papal en Suiza, el nuncio Filippe Bernardini, lo solicitara. Pero sí sabemos lo que sucedió con los seis millones de judíos asesinados en el Holocausto. Con la apertura de los archivos, finalmente podemos saber la verdad sobre lo que el Vaticano sabía", agregó.

El documento, que fue entregado por Riegner y Richard Lichtheim de la Agencia Judía para Palestina, dijo que tales medidas podrían "ser rescindidas o al menos aliviadas por la intervención de la Santa Sede".

El rabino Abraham Sorka, coautor de un libro con el Papa Francisco, escribió en el periódico del Vaticano L´Osservatore Romano que la apertura de los archivos revelaría si la Iglesia "podría haber hecho algo". Según Sorka “deberían abrirlos y aclarar todo. Entonces se podrá ver si hubieran podido hacer algo, hasta qué punto podría haberse hecho y si nos equivocamos en algo, podremos decir: `Nos equivocamos en esto´."

De "The Independent" de Gran Bretaña. Especial para Páginal12

Traducción: Celita Doyhambéhère

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ