MEDIOAMBIENTE 

La UNCUYO apuesta a la recuperación de especies nativas 

A raíz de los aluviones y los incendios de los últimos años en Mendoza, una cátedra de la Facultad de Ciencias Agrarias impulsó dos acuerdos para recomponer suelos desprovistos de ejemplares autóctonos.

Gracias a un convenio firmado entre la Universidad Nacional de Cuyo (UNCUYO) y autoridades del gobierno de Mendoza, docentes y estudiantes de la facultad de Ciencias Agrarias de esa unidad académica llevarán cabo tareas de reforestación en las microcuencas hidrográficas de las quebradas de Los Potrerillos, La Manga y El Alumbre. Localidades que se encuentran ubicadas dentro del Parque Provincial Cordón del Plata.

Uno de los principales objetivos de este proyecto es la restauración de la flora natural, que incluye, principalmente, a las especies Chacay y Maitén. Para eso es necesario mitigar los aluviones en la parte superior del río Mendoza, lo cual permitirá, además, la mejora en la calidad del agua para consumo humano y la recuperación de la biodiversidad en esa zona. En la misma línea, será posible monitorear especies invasivas como la Rosa Mosqueta, un arbusto exótico que no es de esa provincia y que impide el crecimiento de especies autóctonas.

“En 2013 se produjo un fuerte aluvión en el arroyo Las Mulas que, además de generar varios daños materiales en la zona, destruyó un bosque de una especie nativa de la alta montaña: El Chacay. A partir de ahí se comenzó a gestar el proyecto para realizar una forestación que prevenga la formación de este tipo de eventos”, explicó el ingeniero agrónomo Lucas López sobre el nacimiento de esta iniciativa concebida en la cátedra de Dasonomía, espacio del cual formar parte.

Consultado por los beneficios que trae la recomposición de especies propias de la zona, López destacó: “Es importante la conservación de especies nativas porque permite la protección de la biodiversidad. Además, ofrece servicios ecosistémicos, es decir, aquellos beneficios que brinda la naturaleza y que no se pueden valorar de forma económica. El aire puro, el paisaje, el hogar y refugio de pájaros y otras especies, ambientes con temperaturas y vientos moderados que se tornan más habitables”.

El acuerdo, concretado a fines de 2019, contó con el apoyo del Ministerio de Planificación e Infraestructura Pública y la decana de la Facultad de Ciencias Agrarias, María Flavia Filippini. En paralelo, también presentaron otra propuesta para la restauración de los campos incendiados en Corral de Lorca (General Alvear). En este caso, se buscará recomponer bosques de algarrobos y realizar pruebas de sistemas de riego para implantar ejemplares nativos.

“Si bien sus efectos no son inmediatos, se espera una limpieza paulatina de las quebradas invadidas por las especies invasoras, junto con un aumento de la superficie forestada con especies nativas. En cuanto a los campos incendiados en el sur de Mendoza, se busca contribuir a la estructura productiva desde la recomposición del bosque en el llano”, concluyó López sobre las expectativas que tienen a futuro.

 

Ambos proyectos fueron presentados con el respaldo de la ley de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de Bosques Nativos (26.331), o mejor conocida como “Ley de Bosque Nativo”, que compromete al Estado, tanto a nivel nacional como provincial, a destinar fondos para este tipo de propuestas.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ