Consecuencias de la pandemia en la actividad artística

Actores y actrices en emergencia por el coronavirus

La Asociación Argentina de Actores instó a suspender el desarrollo de todas las ramas. La comunidad teatral independiente, que se desempeña en condiciones de precarización, solicita "protección" por parte del Estado. Pronto habrá anuncios del Ministerio de Cultura de la Nación y el Instituto Nacional del Teatro.

Luego del discurso del Presidente en el que anunció el cierre de cines y teatros, la Asociación Argentina de Actores (AAA) llamó a suspender la actividad actoral, “en principio hasta el 31 de marzo, debido a la emergencia sanitaria decretada a raíz de la pandemia de coronavirus”. En paralelo, comenzó a circular una carta de trabajadores de la cultura, fundamentalmente de las artes escénicas, que hace hincapié en las condiciones de precarización en las que desarrollan su labor. El mensaje ya acumula más de 2 mil firmas, e incluye un pedido al Ministerio de Cultura de la Nación y organismos de fomento para que tomen medidas de protección que alcancen a la comunidad autogestiva. Según pudo saber Página/12 no tardarán en llegar.


“En la mayoría de los ámbitos donde se desarrolla nuestra actividad no están garantizadas o son de difícil aplicación las medidas de seguridad necesarias para evitar la propagación del virus", plantea el comunicado de la AAA. El sindicato hizo un llamado a “posponer las actividades” en todas las ramas: cine, teatro, televisión, publicidad y doblaje. Otro de los argumentos es “la inevitable proximidad de las personas con las que se debe interactuar” por la labor específica de los actores. La Asociación apeló a “la responsabilidad de los empresarios” del sector “para no exponer a actrices y actores a tomar decisiones individuales que signifiquen la vulneración de elementales medidas de prevención".

Cultura independiente en estado de emergencia

Por otra parte, en las últimas horas comenzó a circular una carta de parte de trabajadores del ámbito, dirigida a Alberto Fernández; el ministro de Cultura, Tristán Bauer; y “todas las autoridades competentes en materia cultural, nacionales, provinciales y municipales”. Los firmantes son, fundamentalmente, creadores de las artes escénicas, quienes manifiestan en principio su “apoyo y solidaridad frente a la grave situación” que atraviesa el país y su “respeto a las medidas de prevención”. A la vez, se presentan como “uno de los rubros más precarizados”, ya que carecen de seguridad social y dependen enteramente de sus actuaciones para sobrevivir. “Somos monotributistas cuando no trabajamos directamente de manera no registrada”, se definen. "La comunidad de artistas resulta fundamental a la hora de fomentar el pensamiento crítico y el crecimiento emocional para sobrellevar situaciones como ésta y muchas otras."

El documento solicita medidas al Ministerio de Cultura de la Nación y a instituciones de fomento -como el Instituto Nacional del Teatro- para la protección de la comunidad “cultural y autogestiva”. En este sentido enumera también propuestas concretas: celeridad en los cobros de subsidios otorgados por los organismos, actualización de los fondos en consonancia con el costo de vida actual, flexibilidad en los modos de rendición de los subsidios y apoyos otorgados acorde al tiempo de parálisis de la actividad, subsidios y apoyos de emergencia destinados a paliar la crisis para festivales, grupos y salas. “Exhortamos a todas las partes a colaborar en la búsqueda de soluciones”, solicitan los artistas, que entienden que el golpe que genera la pandemia es una oportunidad para “visibilizar la desprotección en que se encuentra sumida la actividad cultural”.

La carta grafica un estado de preocupación y alarma que el sector viene padeciendo hace días. La mayoría de los espacios independientes de la Ciudad de Buenos Aires ya han cerrado sus puertas y suspendieron no sólo funciones sino también actividades de formación. Aunque aún no lo hicieron de manera grupal a través de la organización que los reúne (Asociación Argentina del Teatro Independiente, ARTEI), varios teatros comunicaron oficialmente el cierre, como Timbre 4, que instó a "cuidarnxs entre todxs" e informó que se comunicará con sus estudiantes para avisarles como proseguirán los procesos pedagógicos. Otros espacios que ya están inactivos son Sportivo Teatral, Abasto Social Club y Teatro del Pueblo.

Un comunicado del sitio Alternativa Teatral garantiza la devolución y reintegro de entradas o el cambio de fecha. Liliana Weimer, presidenta de ARTEI, informó a este medio que los gestores independientes porteños adhieren a aquella carta pública y que están en contacto con autoridades de Cultura tanto de Ciudad como de Nación y con representantes de organismos de fomento. A su vez, están elaborando propuestas para acercarles en reuniones. Este martes, ARTEI tendrá un encuentro con representantes del Ministerio de Cultura de la Nación. “Creemos que nos llegarán propuestas por parte de Ciudad entre el miércoles y viernes. Tanto Nación como Ciudad, que sé que están trabajando en conjunto, están muy ocupados en el tema de cómo ayudar al sector en esta emergencia. Lo que está pasando es una cadena fatal, a todo nivel”, añadió.

El INT también se está ocupando. Por estas horas evalúa medidas de emergencia. Será, en efecto, uno de los temas prioritarios de la reunión del Consejo de Dirección del organismo, pautada para este miércoles. Además se constituyó un comité de crisis, con coordinadores y directores de las distintas áreas del instituto, que abordarán diariamente la problemática desde una perspectiva transversal.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ