Chequeado

Coronavirus y sida: un caldo de cultivo para las fake news

Imagen: Sebastián Freire

Además de la xenofobia, la avivada criolla y el clima catástrofe, junto al coronavirus se expande una ola desconocimiento ideal para cultivar teorías conspirativas y secretismo. Circula por whatsApp a velocidad tipeo la recomendación de té caliente cada dos horas para quemar el virus en la garganta. En grupos de personas que viven con VIH, brotan consejos para reforzar el sistema inmunológico con dosis de cúrcuma, aceite de cannabis, ejercicios aeróbicos y vitamina C.

Las consultas de quienes entran en pánico ante el silencio o, por el contrario,  ante la avalancha de información saturan las casillas del Frente Nacional por la Salud de las Personas con VIH. Desde esa organización vienen instando al Ministerio de Salud de la Nación, a la Organización Panamericana de la Salud con sede en Argentina y a la Sociedad Argentina de Infectología a establecer criterios de vulnerabilidad y recomendaciones específicos para personas con VIH para contener la fiebre de fakenews. “Hasta el momento no hay evidencia de que tengamos vulnerabilidad más alta pero tampoco hay evidencia que diga que no, por eso requerimos la mayor precisión en la información que nos puedan desde la salud pública para evitar la desinformación”, alerta Matías Muñoz, abogado y presidente de la Asociación Ciclo Positivo, quien señala falta coherencia en los criterios: “Hay médicos e instituciones que están pidiendo que tomen medidas más estrictas a personas que tengan menos de 350 CD4. Otros médicos hacen esa misma recomendación a quienes tengan menos de 200 CD4. E incluso hay quienes dicen que todas las personas con VIH deben extremar medidas y piden no salir de casa”.

Otro de los pedidos del Frente a las autoridades es que en caso de establecer licencias éstas puedan ser por “pertenecer a una población de mayor vulnerabilidad” y no “por VIH”, porque esto podría violar la confidencialidad de los diagnósticos, como explica Muñoz, con la consecuente “carga del estigma que todavía pesa sobre las personas con VIH”

¿Qué se sabe concretamente hasta ahora? La Asociación Británica de VIH publicó a principios de esta semana un artículo que revela que no existe evidencia de que personas con VIH tengan mayor riesgo de contraer coronavirus. ONUSIDA Latinoamérica también compartió esa información en sus redes. Tampoco hay evidencia en relación al impacto en la carga viral y los CD4, aunque algunos organismos recomiendan medidas de protección especial para quienes tengan bajos CD4.

Por otro lado, los antirretrovirales Lopinarvir y Ritonavir están siendo estudiados como posible tratamiento para el coronavirus. Pero por ahora es sólo un experimento. Para las personas con VIH se recomienda continuar la toma según lo recomendado, sin aumentar o cambiar las dosis ni combinar con otros medicamentos, salvo indicación de lo contrario. Algunas instituciones recomiendan a las personas con VIH, como medida preventiva, posponer las visitas médicas si no son urgentes. También se publicó información sobre el caso de un hombre de 61 años con VIH y diabetes que fue internado con coronavirus en Wuhan, China. Fue tratado con lopinavir/ritonavir y se recuperó. Sin embargo, esto no dice nada concreto sobre el VIH per se, ni sobre el tratamiento con esos dos fármacos.

“En coronavirus comparte con VIH una encima, y en China se está probando un tratamiento. Pero esto no significa por ahora prácticamente nada. Y mucho menos implica que la gente que toma ese retroviral esté más protegida, como muchos repiten. Lo único que puedo aconsejar es que cada paciente consulte con sus médicos a ver qué es lo que tiene que hacer. Para cuestiones más generales hay que esperar a ver qué dice la Organización Mundial de la Salud”, le dijo a SOY Ricardo Mackintosh, médico clínico especialista en VIH.

Para el infectólogo Daniel Pryluca, no hay recomendaciones específicas para las personas con VIH simplemente porque no hay evidencia científica de que tengan en este caso más riesgo que otras personas. “Cuando empezó la gripe A, las embarazadas eran un grupo de riesgo, según la evidencia de ese momento. En el caso del coronavirus parecen no serlo. Para decirlo muy concretamente: cuando se analiza quiénes se mueren por coronavirus las personas con VIH no aparecen en ese grupo por el momento. Todos los años indicamos la vacuna para la gripe y la neumonía para las personas con VIH, no hay nada especial este año. Pero otro error común es pensar que esa vacuna protege contra el coronavirus, cuando no es así”. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ