El Torneo de Candidatos en Rusia sigue a pesar de la pandemia

Jugar al ajedrez en tiempos de coronavirus

El saludo entre los rusos Ian Nepomniachtchi y Alexander Grischuk tras las tablas del miércoles. El saludo entre los rusos Ian Nepomniachtchi y Alexander Grischuk tras las tablas del miércoles. El saludo entre los rusos Ian Nepomniachtchi y Alexander Grischuk tras las tablas del miércoles. El saludo entre los rusos Ian Nepomniachtchi y Alexander Grischuk tras las tablas del miércoles. El saludo entre los rusos Ian Nepomniachtchi y Alexander Grischuk tras las tablas del miércoles. 
El saludo entre los rusos Ian Nepomniachtchi y Alexander Grischuk tras las tablas del miércoles.  

Los grandes acontecimientos deportivos del mundo están suspendidos o postergados, menos uno: el Torneo de Candidatos de ajedrez, un certamen de ocho participantes cuyo premio mayor es poder retar al campeón del mundo, Magnus Carlsen, que se está desarrollando en Ekaterimburgo, con curiosas medidas de seguridad como consecuencia de la pandemia de coronavirus.

Cumplidas tres jornadas, la tabla de posiciones muestra tres líderes, con dos puntos cada uno, entre ellos el francés Maxime Vachier-Lagrave, que llegó al torneo como reemplazante del azerí Teimour Radjabov, ausente por decisión propia por temor al coronavirus. Y es que la pandemia es casi tan protagonista como los jugadores. Tanto que la organización recomendó que no se lleve a cabo el saludo formal entre los jugadores, por más que durante las partidas los ajedrecistas tocan piezas para comer que ya movió su rival.

A puertas cerradas y con partidas seguidas desde diferentes partes del mundo a través del video, el certamen comenzó con varias sorpresas. El chino Ding Liren, invicto durante más de un año, número tres del ranking mundial y uno de los máximos favoritos al título, arrancó con dos derrotas seguidas, después de tres meses sin jugar. Tal vez haya influido la doble cuarentena que debió atravesar, primero en su país, aislado a 800 kilómetros de Wuhan, y luego en una chacra en las afueras de Moscú, requisito indispensable para que las autoridades rusas le permitieran llegar a Ekaterimburgo.

Su recuperación parece haber comenzado este jueves, cuando venció al estadounidense Fabiano Caruana, el otro gran candidato al título y número dos del ranking. El jugador de origen italiano, que ya retó a Carlsen el año pasado, también sufrió una odisea para llegar a Rusia, ya que las autoridades de República Checa, donde se encontraba, cerraron las fronteras justo antes de su viaje. Recién el viernes, la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE) pudo asegurar su presencia. "Somos felices en confirmar que Fabiano Caruana llegó a Ekaterimburgo”, escribió la FIDE en su cuenta oficial de Twitter

Caruana fue protagonista de otro hecho curioso, cuando se negó a saludar al ruso Kirill Alekseenko, el único jugador invitado y que no está entre los mejores del ranking, que no recordó el protocolo y le extendió su mano derecha al perder su partida de la segunda ronda.   

Con la cabeza en otro lado, la concentración será clave para definir el título. Por el momento, Vachier-Lagrave, el ruso Ian Nepomniachtchi y el chino Wang Hao parecen los más centrados, con dos puntos sobre tres posibles, justo antes de la jornada de descanso del viernes. Mientras tanto, desde su casa, Carlsen recomienda a través de las redes sociales que todo el mundo permanezca encerrado y aproveche para jugar al ajedrez.


Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ