Gustavo Nardelli fue interceptado y le secuestraron la nave

Uno de los directivos de Vicentin navegaba en su yate en plena cuarentena

Nardelli fue demorado por la Prefectura cuando paseaba en su lujoso yate por el Río Paraná y fue conminado a cumplir con el aislamiento social. Ya estaba imputado por el millonario préstamo irregular que obtuvo Vicentín durante el gobierno de Macri. Ahora enfrenta una nueva causa penal.
El yate se llama Champagne y Nardelli es uno de los directivos de Vicentín, la firma que fue principal aportante privado a la campaña electoral de Macri.El yate se llama Champagne y Nardelli es uno de los directivos de Vicentín, la firma que fue principal aportante privado a la campaña electoral de Macri.El yate se llama Champagne y Nardelli es uno de los directivos de Vicentín, la firma que fue principal aportante privado a la campaña electoral de Macri.El yate se llama Champagne y Nardelli es uno de los directivos de Vicentín, la firma que fue principal aportante privado a la campaña electoral de Macri.El yate se llama Champagne y Nardelli es uno de los directivos de Vicentín, la firma que fue principal aportante privado a la campaña electoral de Macri.
El yate se llama Champagne y Nardelli es uno de los directivos de Vicentín, la firma que fue principal aportante privado a la campaña electoral de Macri. 

Gustavo Nardelli, uno de los directivos de Vicentín, la cerealera que debe 1350 millones de dólares, salió con su lujoso yate por el río Paraná como si nada en medio de la cuarentena, pero fue interceptado por la Prefectura. El resultado es que ahora tiene una causa penal abierta mientras que su embarcación fue secuestrada. En el momento, el empresario fue detenido y finalmente fue conminado a cumplir el aislamiento aunque no quedó bajo arresto. El juez federal de Rosario Marcelo Bailaque lo indagará cuando termine el período de aislamiento social, según informaron allegados al caso a PáginaI12.

En principio, a Nardelli se le imputa el delito establecido en el artículo 205 del Código Penal, que castiga con seis meses a dos años de prisión a quien “violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes para impedir la introducción o propagación de una epidemia”. Al igual que en el resto del país, en Santa Fe se multiplican las denuncias por personas que incumplen con la cuarentena dispuesta por el Gobierno. En rigor, en esa provincia concentra uno de los números más altos de procedimientos con aprehensiones: un total de 2454 el lunes por la tarde, según números que maneja el Ministerio de Seguridad provincial.

El caso de Nardelli sería el primero de una embarcación detectada en infracción, al menos en Santa Fe. El yate del empresario se llama “Champagne” y fue visto por efectivos de la Prefectura cuando estaba fondeado a la altura del kilómetro 426 del río Paraná. El hombre estaba junto a su pareja, María Estefanía Allegri, que también fue detenida en el momento. El barco quedó secuestrado, como se hace con los automóviles de incumplidores, posiblemente hasta el final de las medidas de aislamiento. Si bien el operativo fue este domingo, según allegados a la investigación habría salido a las aguas la semana pasada del club Rowing y fue detectado en el Paraná Viejo.

Hasta ahora la política del juez Bailaque y la fiscal Adriana Saccone ha sido no dictar arrestos domiciliarios, a menos que se combinen otros delitos, además del que se le imputa a Nardelli. La prioridad a la que se apunta es a que cumplan la cuarentena.

El ejecutivo de Vicentín está imputado junto con otro directivo de la empresa, Alberto Padoan, en la causa en la que se investiga el préstamo irregular que recibió del Banco Nación, de 18.500 millones de pesos, durante el gobierno de Mauricio Macri, para cuya campaña electoral el año pasado esta empresa fue el principal aportante privado. En ese expediente, impulsado por el fiscal Gerardo Pollicita, también está imputado Javier González Fraga, ex titular del Banco Nación.

La agreoexportadora Vicentín entró en concurso de acreedores por casi 100 mil millones de pesos a comienzos de este mes. De la deuda que la firma tiene con entidades bancarias, el Banco Nación es el principal acreedor. Claudio Lozano, uno de los directores de la entidad, denunció y detalló el “trato privilegiado” de la cerealera que dejó de pagarle a la entidad mientras acumulaba millones.

La Justicia investiga, además, si Vicentín recibió préstamos por sobre lo permitido según la normativa y obtuvo refinanciación sin fundamentos por los vínculos que tenía con el gobierno de Macri.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ