El argentino se encuentra cumpliendo una suspensión de seis meses

El remero Brian Rosso donará la beca que le otorgará el Enard

Imagen: EFE

El remero marplatense Brian Rosso anunció hoy que donará a la Municipalidad de General Pueyrredon la beca de diez mil pesos que le otorgará el Enard, en el marco de la lucha contra la pandemia del coronavirus, luego de ser sancionado con una inhabilitación de seis meses para competir con el seleccionado argentino por un acto de "indisciplina".

“Gracias al ENARD vamos a recibir una beca extraordinaria a causa del COVID-19, la cual quiero destinarla a la municipalidad de Mar del Plata para ayudar a combatir este virus y a las personas más afectadas. Entre todos podemos”, anunció hoy Rosso en su cuenta de Twitter.

El Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (Enard) anunció que se entregarán becas extraordinarias y solidarias de 10.000 pesos para los deportistas que ya percibían estos beneficios, ante la coyuntura que se presenta en estos días por la pandemia de coronavirus y la cuarentena obligatoria.

“En vista del aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por el Gobierno Nacional para combatir la expansión del coronavirus, las autoridades del Enard decidieron otorgar a todos los becados activos una beca EXTRAORDINARIA y SOLIDARIA de 10.000 (diez mil pesos), suma fija, únicamente durante los meses de abril y mayo”, informó el ente.

“El monto es adicional a la beca que ya perciben mensualmente, y no se modifican la categoría ni el valor de la actual que percibe cada beneficiario”, aclaró el texto.

Rosso recibió hace dos semanas un duro castigo de parte de Asociación Argentina de Remeros Aficionados, que lo sancionó con seis meses de inhabilitación para competir con el seleccionado nacional, pena que se extiende desde el 10 de marzo hasta el 10 de septiembre.

Ese castigo lo dejaba sin chances de competir en el Preolímpico de Río de Janeiro clasificatorio para los Juegos de Tokio, que estaba previsto desarrollarse entre el 17 y 19 de mayo pero a partir de la pandemia del coronavirus todas las competencias están suspendidas.

Las diferencias entre Rosso y la dirigencia surgieron a fines de febrero, cuando el especialista en single scull concentraba con una parte del seleccionado argentino de remo en la localidad tucumana de Tafí del Valle. Rosso recibió un pasaje con la orden de regresar a Nordelta, donde se encontraba el resto del seleccionado. Los motivos esgrimidos por la dirigencia apuntaban a que “Brian Rosso hace lo que quiere y no trabaja en equipo”, y que supuestamente esa decisión contaba con el apoyo del manager del equipo y del presidente de la comisión de atletas.

Al margen de que no estaba de acuerdo con la decisión, el marplatense le explicó a la dirigencia que no podía llegar de ninguna manera a San Miguel de Tucumán para abordar el vuelo en cuestión. Y tomó la determinación de continuar con los entrenamientos en Tafí del Valle.

Esa postura derivó en la inmediata advertencia de una “sanción grave”, que finalmente se anunció semanas atrás. El aplazo de los Juegos Olímpicos quizá le de una nueva chance.



Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ