El hospital reubicable de la Fuerza Aérea ya se instaló en Pompeya

La unidad sanitaria que el ministerio de Defensa utiliza en las misiones de paz se puso a disposición para ampliar el sistema público de salud

Con el objetivo de ampliar al máximo el sistema público de salud para enfrentar la pandemia de coronavirus, la Fuerza Aérea instaló un hospital militar reubicable al lado del Hospital Aeronáutico Central, en el barrio porteño de Pompeya. Se trata de una unidad sanitaria que el Ministerio de Defensa utiliza en misiones de paz y que tuvo una destacada participación durante la crisis humanitaria en Haití tras el terremoto de 2010. La cartera que conduce Agustín Rossi ya había emplazado un primer hospital reubicable en Campo de Mayo, frente al Hospital Central que sirvió de maternidad clandestina durante el terrorismo de Estado.

Los módulos instalados en Pompeya, que estaban hasta el jueves en la base aérea de El Palomar, cuentan con dos unidades de terapia intensiva y tienen la posibilidad de extender ese servicio a otros cuatro espacios preparados para esa clase de cuidados. Según informó Defensa, el centro sanitario móvil cuenta con capacidades de cirugía, post operatorio, recepción de emergencia (shock room), odontología, radiología, internación general, aislamiento (24 camas), además de servicios de laboratorio, cocina, baños y generadores eléctricos.

El hospital reubicable de la Fuerza Aérea, conformado por módulos que pueden transportarse en camiones o en aviones Hércules C130, tuvo su primer despliegue en el exterior en 1993 y participó de misiones de paz en Mozambique, Kosovo, Haití y Chile. En el caso de Haití, fue el único centro médico que quedó en funcionamiento en Puerto Príncipe luego del movimiento sísmico que causó miles de muertos.

Los ministros Rossi y Eduardo “Wado” De Pedro, de Interior, recorrieron esta semana las instalaciones del hospital reubicable emplazado en Campo de Mayo, que fue donado por China en 2015 y llegó al país en 2017. Se trata de unidades sanitarias diseñadas para cubrir necesidades de apoyo a emergencias ante desastres naturales o situaciones excepcionales como la derivada de la pandemia del coronavirus.

Las fuerzas que dependen de Defensa tienen un rol activo en el marco de la emergencia sanitaria. Ayer la Armada instaló carpas junto al Hospital Municipal “René Favaloro”, en la ciudad de Zárate, y la Fuerza Aérea distribuyó en varias provincias respiradores y reactivos para pruebas de Covid-19 suministrados por el Ministerio de Salud. El viernes el Ejército instaló un hospital de campaña con 180 camas en el polideportivo de la ciudad de Tartagal, en Salta, para reforzar la capacidad de internación del hospital regional, en tanto efectivos de esa fuerza colaboran en las tareas de brindar ayuda alimentaria en los barrios más carenciados. Aviones de la Fuerza Aérea se usaron también para trasladar a argentinos que quedaron varados en el exterior cuando estalló la pandemia, en tanto el Laboratorio Farmacéutico del Estado Mayor Conjunto produce alcohol en gel que se entrega a jubilados por intermedio del PAMI.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ