Contenidos culturales en la web

Liberados adentro

Con la cuarentena obligatoria y el aislamiento social, el acceso a la cultura se está viendo modificado y ya no es posible reunirse para disfrutar una obra de teatro o la presentación de un libro. Las editoriales, los canales de streaming y diferentes artistas están abriendo sus contenidos para poder acceder en forma gratuita.

El encierro está cambiando los consumos culturales. Todas esas actividades que antes del 20 de marzo significaban un encuentro con les otres, además del acceso a la cultura, desde la declaración de la cuarentena total pasaron exclusivamente a poder realizarse solo adentro de casa, de forma individual. Mientras no se pueda gozar de esas libertades, los que se liberan son los contenidos, así los que tienen acceso a wifi ven Intenet como un aliado más necesario que nunca: a través de las redes sociales pueden bajarse links de libros, películas y recitales que antes no estaban disponibles.

Muchas editoriales aseguran que lo hacen como un modo de solidarizarse con toda la gente encerrada y también para difundir a les autores, que no están pudiendo vender sus libros con todas las librerías cerradas. Esta liberación deccontenidos plantea la complejidad de la cuestión económica, ya que toda la cadena de producción no está pudiendo tener un rédito monetario, lo que significará un problema para el sector cultural que vive de sus contenidos. Cuando la cuarentena por fin se levante, se analizarán los modos de recuperarse económicamente. Mientras tanto, la liberación de contenidos aparece como uncmodo de escaparle a la angustia y a la alienación.

* La editorial Caleta Olivia liberó libros de su colección como Hay leña, de Jimena Arnolfi y Hospital Francés de Daniel Gigena, que pueden bajarse en la web de la editorial. Marta Dillon liberó a través de Instagram su libro Vivir con Virus, y aseguró que los liberados funcionan como “un montón de tablas flotando en la corriente de este tiempo para no naufragar”. La editorial Santos Locos envía por correo electrónico antologías de poemas de Mario Montalbetti, Gustavo Yuste, Walter Lezcano, Aixa Rava y Jotaele Andrade. Iván Rosado publicó en su web poemas de sus autores, incluido un cuento de Ana Basualdo. Gog & Magog dejó para sus lectores en epub El pasillo del tren, de Laura Wittner.

 


La editorial de libros para niñes Ralenti dejó para descargar a través de su web tres de sus libros más recientes: Mi Tortugo, Las super 8 y Saltar soga en la noche. El autor de literatura infantil Pablo Bernasconi publica a través de su cuenta de twitter un cuento por día. Anagrama liberó Las cosas que perdimos en el fuego de Mariana Enriquez y Penguin Random House puso para descargar en formato audio libro La ilusión de los mamíferos de Julián López. Plataformas como Bajar libros duplicó en la cuarentena la cantidad de suscriptores y también el número de libros liberados. Tamara Tenembaum y Pedro Mairal invitaron a sus lectores a suscribirse para recibir por carta la presentación de sus nuevos libros.


*Flow, el servicio de Cablevisión, liberó la aplicación para todos sus clientes y puso a disposición películas para chiques como Frozen 2, además de otras que tuvieron gran respuesta del público como Guasón. QubitTv regala un mes gratis de suscripción para ver películas clásicas de todas las épocas. Cine.ar también puso a disposición films como La Botera de Sabrina Blanco, Femicidio de Mara Ávila o Los Sonámbulos de Paula Hernández. La Asociación de Directores de Cine PCI lanzó la Cuarentena de películas, que consiste en una por día, con una charla online con les directores, a través del sitio puentesdecine.com .

*Algunos teatros están ofreciendo también sus obras online. Cervantes Online presenta una obra por día de la cartelera del año pasado, incluyendo ciclos de conversaciones con sus autores. Timbre4 también abrió algunas de sus obras grabada en su página web.

*Muchos solistas empezaron a dar recitales en vivo a través de canales de streaming que fueron un éxito. Fito Páez, Pedro Aznar, Juana, Molina, Diego Frenkel, Flopa, que ya dio dos recitales a oscuras desde su casa. Muchos de ellos quedaron subidos y se pueden ver en cualquier momento. Las cuentas de Instagram fueron también un canal para que muches artistas suban su música: Mel Muñiz canta en su balcón y Miss Bolivia participó del recital Antídotoonline, que incluía a diferentes artistas tocando desde sus casas. Marina Izu subió acústicos de sus temas cantados desde su living.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ