Lo afirmó el exvicepresidente del club catalán, Emili Rousaud

Escándalo en Barcelona: "Alguien metió la mano en la caja"

Lionel Messi junto al presidente del Barcelona, José María Bartomeu.Lionel Messi junto al presidente del Barcelona, José María Bartomeu.Lionel Messi junto al presidente del Barcelona, José María Bartomeu.Lionel Messi junto al presidente del Barcelona, José María Bartomeu.Lionel Messi junto al presidente del Barcelona, José María Bartomeu.
Lionel Messi junto al presidente del Barcelona, José María Bartomeu. 
Imagen: EFE

El ex vicepresidente del Barcelona de España, Emili Rousaud, aseguró que "alguien ha metido la mano en la caja" en referencia a algún directivo o ejecutivo, pero no especificó quién. El ahora ex dirigente del club catalán, quien ayer presentó su dimisión al igual que otros cinco directivos, se refiere al dinero que pagó el Barcelona por la monitorización de las redes sociales.

Según informaron los diferentes medios de España, desde que se conoció el mencionado tema muchos consideraron que el precio que pagó el Barcelona, un millón de euros, estaba totalmente fuera de mercado.

En declaraciones en Rac-1 reveló: "¿Si alguien ha puesto la mano en la caja? Sinceramente creo que sí. ¿Quién? No, no lo sé. Si los auditores externos nos dicen que, y yo no lo sé y no tengo la constancia, estos servicios que se han prestado y que se han evaluado tienen un coste de mercado de cien mil euros y hemos estado pagando un millón, aquí alguien ha metido la mano en la caja".

"Cuando pagas un exceso por un servicio de estos se puede beneficiar alguien de dentro o de fuera del club. No creo que sea nadie de la junta. Si hay esta diferencia, alguien se está beneficiando de forma ilícita", aseveró sobre la crisis institucional que atraviesa el club en el que juega el astro rosarino Lionel Messi y desgasta aún más el poder de su presidente José María Bartomeu.

Rousaud dijo además: "El tema de las redes sociales, en el momento en que nos enteramos por la junta nos dolió mucho y más cuando las facturas se habían troceado para no pasar por los órganos internos del club. No podíamos mirar hacia otro lado como si no pasara nada, por eso presioné para que hubiera una auditoría, que por un lado tenía que comprobar si se difamó o no, y por otro, si ese dinero que se pagó era real".

El ex vicepresidente del Barcelona fue el directivo más crítico por el asunto de las redes sociales por el que llegó a pedir a Josep Maria Bartomeu el adelanto de las elecciones y en su momento denunció que se había fraccionado el pago de dicho millón en facturas de 200.000 euros para que no tuvieran que ser aprobadas por la Junta.

Seis dirigentes renunciaron a sus cargos

Seis directivos, entre ellos dos vicepresidentes, decidieron dar un paso al costado y, según indicó el diario La Vanguardia a Rousaud, Enrique Tombas, Silvio Elías y Josep Pont los empujaron a renunciar, hecho que motivó que también se les sumaran Maria Teixidor y Jordi Calsamiglia.

Los dirigentes salientes indicaron a través de una carta difundida el jueves: "Por la presente queremos comunicar que los directivos abajo firmantes hemos trasladado al Presidente Bartomeu nuestra decisión de dimitir de manera irrevocable de nuestra condición de directivos del FC Barcelona".

"Hemos llegado a este punto al no vernos capaces de revertir los criterios y las formas de gestión del club ante los importantes retos de futuro y, en especial, a partir del nuevo escenario post pandemia. Debemos remarcar también nuestro desencanto por el desafortunado episodio de las redes sociales, conocido como Barçagate, del cual fuimos conocedores a través de la prensa", indicaron en el escrito.

Asimismo continuaron: "Pedimos aquí que una vez se presente el resultado de la auditoría encargada a PWC, se depuren responsabilidades así como el eventual resarcimiento patrimonial que corresponda. Como último servicio a nuestro club, recomendamos que tan pronto como las circunstancias lo permitan convocar unas nuevas elecciones que permitan gestionar el club de la mejor manera posible ante los importantes retos del futuro más inmediato".

"Por último, aunque no menos importante, queremos tener un reconocimiento y un agradecimiento muy especial a nuestros compañeros de Junta Directiva que han dedicado y dedican sus mejores energías y esfuerzos por el bien de nuestro querido Fútbol Club Barcelona. También agradecer a los ejecutivos y a los empleados del Club su apoyo y excelente trabajo durante este tiempo en el que hemos tenido el honor de servir a nuestro querido Barça. Un abrazo a todos", culminó la carta.

Los directivos renunciantes fueron Rousaud, Enrique Tombas, Silvio Elías, Josep Pont, María Teixidor y Jordi Calsamiglia; a los cuatro primeros, Bartomeu les había pedido la dimisión.

La crisis de Barcelona comenzó con el llamado "Barcagate", una investigación periodística que sacó a la luz una contratación de la alta dirigencia del club para "manchar" la imagen del plantel a través de una campaña en las redes sociales.

A ello se sumó la disputa pública de los jugadores, encabezados por Messi, con su ex compañero Eric Abidal, director deportivo de la institución, quien sugirió que el plantel no había puesto todo su esfuerzo para sostener el trabajo del DT Ernesto Valverde, quien debió dejar su cargo por los resultados.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ