Será voluntaria y por tres meses

Larreta anunció una rebaja del 25 por ciento del sueldo para funcionarios jerárquicos 

El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires aseguró que las cuentas públicas del distrito están en emergencia y comunicó una rebaja de salarios del 25 por ciento por tres meses para ministros y secretarios.
El Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, anunció que los funcionarios de la Ciudad harán "un aporte voluntario del 25 por ciento de los sueldos", en el marco de un Plan de Emergencia.El Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, anunció que los funcionarios de la Ciudad harán "un aporte voluntario del 25 por ciento de los sueldos", en el marco de un Plan de Emergencia.El Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, anunció que los funcionarios de la Ciudad harán "un aporte voluntario del 25 por ciento de los sueldos", en el marco de un Plan de Emergencia.El Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, anunció que los funcionarios de la Ciudad harán "un aporte voluntario del 25 por ciento de los sueldos", en el marco de un Plan de Emergencia.El Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, anunció que los funcionarios de la Ciudad harán "un aporte voluntario del 25 por ciento de los sueldos", en el marco de un Plan de Emergencia.
El Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, anunció que los funcionarios de la Ciudad harán "un aporte voluntario del 25 por ciento de los sueldos", en el marco de un Plan de Emergencia. 

El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, anunció un paquete de medidas para combatir a la pandemia que incluyen una reducción voluntaria del 25 por ciento de los salarios de funcionarios de los tres poderes de la Ciudad, una Ley de Emergencia Económica que le permitirá reasignar con mayor discrecionalidad las partidas presupuestarias, la renegociación de cánones y concesiones del Gobierno de la Ciudad y el congelamiento de la planta de empleados estatales, salvo en el sector de salud. Además, mencionó dos medidas aprobadas por la Legislatura : la toma de deuda por 150 millones de dólares y la ampliación de la deuda con proveedores por 9 mil millones de pesos. “Hay dos grandes desafíos que estamos enfrentando: por un lado, tenemos una fuerte baja en la recaudación debido al parate de la actividad económica, y por otro lado, estamos haciendo una inversión muy grande de recursos dándole total prioridad al cuidado sanitario y a la asistencia social necesaria”, sostuvo.

Larreta dio una conferencia de prensa acompañado por el ministro de Hacienda, Martín Mura, quien luego pasó la tarde en reuniones con legisladores para discutir la emergencia económica. “Vamos a plantear una medida de emergencia para la reorganización de las cuentas públicas de la Ciudad, para poder garantizar los recursos necesarios en esta emergencia”, afirmó Larreta.

La primera medida viene a saldar una discusión que había abierto una grieta en Juntos por el Cambio: el reclamo de que los funcionarios políticos se bajen los sueldos, algo que despertó varios cacerolazos y tuvo como cabeza de la convocatoria a la presidenta del PRO, Patricia Bullrich. La medida que eligió Larreta es un punto intermedio: planteó una reducción del 25 por ciento, pero que será voluntaria. Es decir, dependerá de cada ministro o secretario decidir si quiere aportar parte de su salario al fondo para combatir la pandemia. El destino final de lo que se recaude no fue especificado, solo se dijo que se lo destinará a "reforzar el sistema sanitario y social".

Larreta lo anunció como una medida que abarca a los tres poderes e indicó que había llegado a un acuerdo con los otros dos. Se detalló que el aporte voluntario en el caso del Poder Ejecutivo va del jefe de gobierno a secretarias y secretarios y es por tres meses, a partir de mayo. Para el Poder Judicial abarcará a los integrantes del Tribunal Superior de Justicia, del Consejo de la Magistratura y los ministerios públicos de la defensa, fiscal y tutelar. El lapso es el mismo y el beneficiario será el Ministerio de Salud.

En el Poder Legislativo los principales bloque eligieron formas distintas de expresar su solidaridad. Los legisladores de Juntos por el Cambio junto al espacio de Roberto Lavagna y el de Margarita Stolbizer se descontarán el 25 por ciento de sus sueldos por tres meses, mientras que los del Frente de Todos eligieron lanzar un programa de donación de alimentos y elementos de limpieza, que ya presentaron esta semana.

Emergencia económica

El segundo segmento de medidas se centra en una Ley de Emergencia Económica, algo que ha sido muy criticado por el PRO a nivel nacional, sobre todo por la discrecionalidad con la que permite reasignar partidas. Esto es, esencialmente, lo que pide Larreta: que la Legislatura lo autorice a reasignar partidas hacia Salud y las áreas sociales.

Además, anunciaron que la suspensión de todas las obras públicas consideradas no prioritarias, como las del subte o metrobuses, el Parque de la Innovación, las barreras del Paseo del Bajo, las nuevas ciclovías, el centro de trasbordo de Barrancas de Belgrano, la nueva sede de la Comuna 9, entre muchas otras. “Teníamos un plan de obra ambicioso para seguir el proceso de transformación, pero la decisión es que no se empieza ninguna, salvo alguna específica para el tema de la pandemia", dijo Larreta. Se restringirá el presupuesto para los programas que no tienen que ver con combatir el coronavirus. Además, la gestión PRO prevé renegociar contratos, cánones y concesiones que tiene la Ciudad para elevar los montos a pagar. Muchas de ella despertaron polémica por los cánones irrisorios que recibía el Estado, como el del Complejo Costa Salguero, que fue puesto a la venta a fines del año pasado.

Entre otros aspectos de la ley está también reasignar recursos que tenían otro fin específico. Como ejemplo, pusieron el dinero que viene de los impuestos al juego y que estaba destinado a construir viviendas sociales. Ahora lo derivarían a otros fines. Además, dijeron que reducirán gastos de mantenimiento de edificios de gobierno y dispondrán de la flota de vehículos para el sistema sanitario.

Al paquete de emergencia se suman las medidas de endeudamiento, que ya fueron aprobadas por la Legislatura y que son la forma en la que Larreta busca compensar la baja de recaudación, cuya caída estima en 40 mil millones de pesos. El PRO tiene menos interés en discutir otras iniciativas que se presentaron desde la oposición porteña, como un impuesto a los bancos y otros operadores financieros.

Además, anunciaron que buscarán redireccionar otros préstamos que tienen y que para eso harán una propuesta a la Organización Mundial de Comercio (OMC). Además, la AGIP buscará premiar a quienes adelanten el pago de impuestos, para sumar recursos. La especulación inmobiliaria también tendrá su lugar: anunciaron que enviarán a la Legislatura "convenios urbanísticos con el sector privado". Se trata de ventas de terrenos u otras cesiones, donde -por ejemplo- en lugar de tener que construir una plaza, haya un ingreso de dinero al Estado.

Planta estatal

Otra medida que anunciaron es el congelamiento de los ingresos al Estado, en los tres poderes de la Ciudad. La única excepción es Salud, donde indicaron que se están generando 4150 nuevos ingresos, de los cuales 1530 son reasignaciones de otras áreas. En ese punto, también indicaron que la Subsecretaría de Gestión de Recursos Humanos podrá hacer reasignaciones de personal para cubrir las áreas que tengan que ver con el combate de la pandemia.

Si bien hubo versiones sobre un congelamiento de los salarios de los estatales, es un tema que continúa siendo negociando. "Los gremios entienden el momento por el que estamos pasando", indicaron en el gobierno porteño. Entre los anuncios, plantearon un tope a los aumentos para autoridades de entes descentralizados, para que no puedan aumentar las que están por encima del sueldo del jefe de gobierno. "Al ministro de Hacienda se lo habilita ahora a bajar todos los contratos de servicios que hoy tiene la Ciudad”, indicó Larreta. Eso incluye los convenios con universidades.

En la conferencia aprovecharon para anunciar una serie de medidas, posteriores a las denuncias de sobreprecios en la compra de barbijos y contratación de hoteles, que terminó con dos funcionarios porteños despedidos. “Vamos a hacer una unificación y monitoreo de todas las compras relacionadas con la pandemia con coordinación y supervisión del Ministerio de Hacienda”, dijo Larreta.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ