Consenso para la transición económica  

Las políticas de salud pública, de ingresos –salariales y transferencias–, financieras –protagonismo de la banca pública y más y mejor crédito para las Pyme– y regulatorias –precios y monopolios– que, con distinto hincapié, están aplicando todos los países de la región, son tan urgentes y necesarias como insuficientes para fortalecer la economía latinoamericana frente a la pandemia; menos suficientes aún para prepararla para el desafío futuro de la recuperación.

El propósito de este decálogo es enunciar las principales políticas económicas, complementarias a las anteriores, que son imprescindibles para afrontar las consecuencias de la pandemia de la covid-19. No podemos permitirnos estar cruzados de brazos en este “mientras tanto” en materia macroeconómica y, por tanto, debemos iniciar acciones inmediatas que mitiguen y amortigüen, que protejan frente a los comportamientos hostiles que surgen en este contexto y que, al mismo tiempo, sirvan como base para fortalecer las economías latinoamericanas frente a los desafíos que amenazan su bienestar.

He aquí 10 propuestas:

  1. Condonación de la deuda externa para América Latina y el Caribe con organismos multilaterales, y reestructuración con mora de dos años de la deuda con acreedores privados.
  2. Suspensión parcial de remesas de utilidades, restricción a la salida de divisas y limitación a los movimientos internacionales del capital.
  3. Nueva política de cuotas y regulación de importaciones de bienes suntuarios para los próximos seis meses.
  4. Regulación de los mercados de bonos de deuda prohibiendo conductas especulativas, ganancias usurarias y la opacidad del capital.
  5. Sistema cambiario de bandas o administrado que inmunice las economías frente a los movimientos especulativos del capital y fortalezca las monedas domésticas y evite grandes choques devaluatorios.
  6. Prohibición del mercado de permutas de incumplimiento crediticio (CDS en inglés), por seis meses.
  7. Suspensión por un año de todos los capítulos de los tratados ADPIC (Acuerdos de Derecho y Propiedad intelectual para el Comercio) que estén relacionados con la salud y los medicamentos.
  8. Creación de un impuesto solidario en base a los patrimonios superiores a 500.000 dólares.
  9. Exigir la emisión de Derechos Especiales de Giro al Fondo Monetario Internacional, a ser distribuidos entre los países de acuerdo a la severidad de la crisis económica, y que dure hasta que los países recuperen el crecimiento del Producto Interno Bruto.
  10. En el sistema financiero, establecimiento de un spread bancario (diferencia entre tasa activa y pasiva de interés) máximo del 5% durante seis meses.

El viejo consenso neoliberal de Washington fracasó en infinitos lugares y en innumerables momentos. Ante esta coyuntura, es hora de recurrir a propuestas alternativas para evitar un nuevo fracaso, tanto en la gestión de la pandemia como de la recuperación.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ