Resolverán si hay marcha atrás en reuniones con Nación y provincia 

Cuarentena: El Gobierno porteño por ahora no prevé mayores restricciones

Habrá encuentros con expertos sanitalistas y análisis de la curva de contagios tras la reapertura de comercios y flexibilizaron las salidas. 

La tendencia en el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta es a no restringir las condiciones del aislamiento. Si bien vienen creciendo los casos -y en especial en villas y geriátricos-, en el Gobierno porteño no ven que se disparen algunos indicadores preocupantes como la tasa de mortalidad o la cantidad de camas ocupadas en hospitales. "Seguramente sigamos como estamos", indicó a este diario una alta fuente de Parque Patricios. Claro que todo puede cambiar en el transcurso de la semana: habrá encuentros con expertos sanitalistas, un análisis de la curva de contagios luego de las medidas que reabrireron comercios y flexibilizaron las salidas y, finalmente, reuniones con funcionarios del Gobierno nacional y el bonaerense hacia el final de la semana.

En el Gobierno porteño vienen siguiendo el cuadro de situación luego de que se flexibilizaran las condiciones del aislamiento. Entre el martes y el miércoles habrá reuniones con especialistas para analizar la curva de contagios pasado el período de incubación del virus. Al principio de la reapertura, el ritmo de duplicación de los casos era de 25 días. Ahora está bajando a 15 días. Como se viene diciendo, si desciende a 10 días, se dará marcha atrás con las reaperturas. Pero por ahora no se trata de un escenario que estén promoviendo desde el Gobierno porteño. No obstante, los datos duros dictarán qué política seguir.

Lo otro que se evaluará es qué respuesta social hubo ante la reapertura: esto es, si las personas se comportaron de manera responsable o si la flexibilización trajo un desborde de salidas que complica la situación. Para eso, también se analizarán datos del transporte público (por ahora, el uso sigue en el 23 por ciento de lo que era antes de la cuarentena). Hasta ahora, en la sede de Parque Patricios observaban que las salidas recreativas no se habían ido de su cauce y que la situación estaba relativamente bajo control. No hubo imágenes como las de Madrid, donde las personas salieron a hacer masivamente picnic. Tampoco registraron muchos locales que abrieran sin habilitación ni personas que circulen sin tapabocas. “El combinado de esos factores va a ser lo que definirá cómo seguimos con esta cuarentena”, había indicado el viernes pasado el ministro de Salud, Fernán Quiros.

Luego de los días de analizar los datos y la curva de contagios, vendrán las rondas de consulta política con Nación y el gobierno bonaerense. Esto ocurrirá más hacia jueves y sobre todo el viernes. La administración de Axel Kicillof tiene una mirada crítica sobre la reapertura que hizo la Ciudad de Buenos Aires, algo que expresaron diversos dirigentes bonaerenses. Habrá que ver cuánto pesa esto en la mesa de decisiones que, como viene ocurriendo hasta ahora, son anunciadas de forma conjunta. Es probable que después de esto haya algún anuncio, si es que hay algún cambio que anunciar. Por ahora, en el Gobierno porteño no descartaban seguir igual: "Recién lo vamos a ver el viernes, pero es probable que sigamos como estamos", indicó a este diario un alto funcionario.

Dentro de la gestión de Larreta, quien más empujan en este sentido es el ministro de Salud, Fernán Quiros. En la dirección contraria, el ex presidente Mauricio Macri pidió priorizar la economía : sostuvo que hay que "desarrollar y apoyar a una sociedad que pueda ofrecer un equilibro en cuanto a la prevención de este tipo de enfermedades y la vida futura".

En la línea de endurecer, están también otros funcionarios -principalmente de Salud- que señalan el riesgo que hay con geriátricos, con los paradores para personas en situación de calle (la semana pasada tuvieron que cerrar el de Retiro) y con las villas, que vienen teniendo un crecimiento exponencial, algo que se volvió a poner sobre la mesa con la muerte de la referente de La Poderosa Ramona Medina, quien fue la cara del reclamo por la falta de agua en la Villa 31. Como informó este diario , el Gobierno porteño no atina a proponer nuevas medidas para contener la pandemia en los barrios más vulnerables. El subsecretario de Atención Primaria, Gabriel Battistella, consideró que "el crecimiento, lamentablemente, va a ser exponencial, como en toda la Ciudad. Vamos entrando en la punta de los casos en la pandemia".

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ