El gobierno de Horacio Rodríguez Larreta deberá presentar en cinco días un protocolo de atención de la emergencia sanitaria derivada de la multiplicación de casos de coronavirus en los barrios pobres del sur de la ciudad. Mientras tanto deberá proveer barbijos, guantes de látex y elementos de higiene, garantizar el suministro de agua potable y la limpieza de comedores, ferias y comercios. La orden, dictada en respuesta a una medida cautelar que presentaron los presidentes de las Comunas 4 y 8, la dictó el juez en lo contencioso administrativo Darío Reynoso, quien señaló el “grave riesgo a la propagación ante un potencial brote” del virus Covid-19 y alertó sobre la posibilidad de que “pueda tornarse incontrolable”.

El amparo lo presentó Ignacio Alvarez, de la Comuna 4, que abarca La Boca, Barracas, Parque Patricios y Nueva Pompeya, e incluye la Villa 21-24. El comunero explicó que ante la cuarentena se dictaron medidas y normativas pero que en villas y asentamientos se notó “una importante falencia”, sobre todo porque requieren “especial atención y cuidado”. Reclamó protocolos de intervención temprana por el alto riesgo de contagio derivado del hacinamiento y la falta de servicios básicos para higienizarse, y aclaró que no tuvo respuesta de Rodríguez Larreta cuando preguntó qué protocolo aplicar. A su demanda adhirió Miguel Angel Eviner, titular de la Comuna 8, que abarca Villa Soldati, Villa Riachuelo y Villa Lugano, quien precisó que el 38 por ciento de sus habitantes “vive en villas” y que los efectos de la pandemia sumados a problemas estructurales preexistentes ponen en riesgo la vida de todas las familias de esos barrios.

Leer más

El juez, ante los cuestionamientos a la legitimación de los comuneros, destacó que “basta la condición de habitantes de la cuidad para considerarlos legitimados” a promover el amparo, y que están en juego los derechos a la salud, la vida digna y la integridad física, el derecho de acceso a la información pública y a la publicidad de actos de gobierno. Tras detallar los tratados internacionales que obligan a garantizarlos, repasó las medidas tomadas por el gobierno nacional, apuntó que la Ciudad declaró la emergencia sanitaria hasta el 15 de junio y que los ministerios de Desarrollo Social y de Salud de Nación elaboraron una “Guía de recomendaciones para evitar la propagación en barrios populares y el cuidado de adultos mayores”, que promueve la articulación de respuestas entre municipios y organizaciones sociales.

Sin embargo, del cotejo de documentos aportados por Rodríguez Lareta, concluyó que no existe un protocolo específico de acción concluyó que no existe un protocolo específico de acción y prevención para villas, asentamientos y barrios vulnerables, y que tampoco hubo comunicación a las comunas sobre la implementación del programa Detectar (de búsqueda de personas con síntomas para su aislamiento y cuidado) en los barrios en cuestión. Reynoso advirtió que la demora en las respuestas “importa un grave riesgo a la propagación del virus ante un potencial brote dentro de sectores vulnerables, como los aquí involucrados, con la posibilidad de que pueda tornarse incontrolable”.

El juez le ordenó al gobierno elaborar en cinco días un “Protocolo Específico de Análisis, Acción y Prevención en materia de covid-19 para aplicar, difundir y publicitar en villas, asentamientos y barrios vulnerables” de ambas comunas. Mientras tanto, asegurar “la provisión inmediata, suficiente y sostenida” de elementos sanitarios como barbijos y guantes de látex, de higiene y limpieza como lavandina, jabón y alcohol en gel, y también elementos para medir la temperatura. 

Por otro lado exigió garantizar el suministro de agua potable, acreditar “la higienización y desinfección de Espacios Comunes y Públicos, garantizando al limpieza de comedores, ferias barriales y comercios dotándolos de elementos de higiene”. Ordenó también adoptar medidas de comunicación y difusión para informar a la población de villas, asentamientos y barrios vulnerables sobre las acciones de cuidado, y en particular “alternativas de abordaje de temas de violencia de género en el marco de la pandemia”. Pidió que se conforme una mesa de trabajo con representantes de los ministerios de Salud, Desarrollo Social y Espacio Público y Medio Ambiente, y convocó a una audiencia virtual para el miércoles próximo, para volver a evaluar la situación.