PLASTICA. Feria virtual de arte contemporáneo 

Comprar obras en cuarentena

Creada por Diego Trulls ya lleva dos ediciones y promete tres más. Una galerista de Rosario explica de qué se trata.
Acrílico sobre lienzo sin título  por Lisandro Arévalo. Acrílico sobre lienzo sin título  por Lisandro Arévalo. Acrílico sobre lienzo sin título  por Lisandro Arévalo. Acrílico sobre lienzo sin título  por Lisandro Arévalo. Acrílico sobre lienzo sin título  por Lisandro Arévalo. 
Acrílico sobre lienzo sin título  por Lisandro Arévalo.  

¿Cómo sobreviven las galerías y ferias de arte en tiempos de coronavirus? Si hasta hace poco más de dos meses el éxito de ventas era proporcional a la cantidad de asistentes, que aumentaba las probabilidades de ventas,  ¿cómo vender obras de arte en tiempos en que las grandes concentraciones de público serían un peligro letal para la salud?

Desvelado al comenzar la cuarentena, el gestor cultural Diego Trulls tuvo una idea: la feria virtual "Otra feria de arte", que ya lleva dos ediciones con intensa participación federal e incluye charlas en vivo con especialistas en arte, a través de Instagram Live.

"Hace diez años que Diego Trulls trabaja en proyectos de acercamiento del arte contemporáneo al gran público, generando contenidos que sean más directos y amables para quienes aún no se han animado al inicio de una colección o simplemente a la compra de obra original sin más pretensiones", lo presentó ayer a Rosario/12 la galerista y artista plástica Gabriela Gabelich, quien dirige en Rosario una galería de arte de proyección nacional, Gabelich Contemporáneo. "A Diego -cuenta- justamente lo conocí en Rosario cuando vino en busca de contenido para uno de sus proyectos, 'Crudo', entrevistas de una hora sin edición a diferentes agentes del sistema del arte (artistas, galeristas, directores de museos). Me pareció muy interesante el proyecto así que quise colaborar de alguna manera y lo invitamos a alojarse en el espacio de la galería destinado a Residencias. Tiene un canal Youtube donde están subidas las entrevistas". 

La galerista Gabriela Gabelich. Foto: Gentileza Magalí Drivet.

La feria es temática y mensual. La primera edición fue en abril y se tituló "#interior".  Convocó a visitantes de 27 países que compraron 15 obras de 10 galerías. La segunda, "Superpoderosas", tuvo lugar en mayo, sólo con artistas y galeristas mujeres: hubo 48 galerías, de las cuales 23 no eran de Buenos Aires capital. "Participé de dos ediciones de las ferias virtuales, desde la primera, en la que participamos galerías del interior: unas 34 galerías con 10 obras cada una", contó Gabelich, con comillas alrededor de la palabra "interior". (¿Por qué, agregamos, lo que no es Buenos Aires en Argentina debe aún llevar el mismo nombre genérico que las plantas selváticas para el living?) 

"La segunda edición para mí fue una bomba: galerías dirigidas por mujeres y obras de artistas mujeres", se entusiasmó Gabelich, quien desde su galería promueve a artistas emergentes mujeres de mediana edad. En esta segunda edición participaron 46 galerías de todo el país y de Chile, Uruguay, México, Perú y Guatemala. Galerías como Gachi Prieto, Nora Fisch, Rolf, El gran vidrio junto a galerías emergentes. 

Y agrega: "Aquí hay un punto a destacar de estas Ferias y es lo que podría denominarse como democratización, que tiene que ver con que el espacio de la web es un espacio igualitario para todos los que participan. Inclusive la 'Ubicación' va variando a lo largo de la Feria. Todas las ferias son súper dinámicas y cada vez se les incorporan todas las acciones que suele haber en una feria: ingresos VIP (reemplazadas en una ocasión por Trulls por el democrático Very Important Todxs); inauguración con set musicales (en ésta última inauguró Dani Umpi con un set musical en vivo por instagram), charlas diarias en Instagram Live (llamados duets) a las 11h y a las 16h. Tiene un día y horario de apertura y un día y horario de cierre. Fuera de ese tiempo las obras no siguen en línea, tal como en una feria, 'se desmonta'. (Nota: se 'descuelgan' las obras, sólo que en forma virtual). En la última, unas horas antes podías enviar una clave de acceso para invitados VIP que podían ver la feria antes que otros, una pre-view. También existe el coleccionista cero: o la primer coleccionista en ingresar a ver la feria, se compromete a comprar dos obras y a contar por qué seleccionó esas obras, un modo de estimular a otros a comprar arte".

Anticipa Gabelich que se vienen tres ferias más. Todas son del 10 a 14 de cada mes. La próxima, en junio, es de "solo show": "Todas las galerías presentan un solo artista con hasta siete obras más un video de 2 minutos realizado por el artista. La idea es que ese video funcione como statement o texto curatorial. Pienso que es un modo de sumarle una dimensión corporal, una herramienta que aporte algo más en lo vivencial con esas obras. Ponerle vos una vibración, una tensión, dimensiones que en el plano de la web están ausentes".

-¿Cuándo entro, qué voy a encontrar ahí y cómo compro?

-Podés ingresar a cualquier hora, feria abierta las 24 horas del día, todo a la vista, la obra, la data de esa obra, el precio. Esto último era un gran tema tabú del mundo del arte, los precios a la vista. Es algo a favor que nos suma esta modalidad. Sabemos que hay muchas personas que tienen pudor al preguntar un precio o no saben cómo se hace, o temen preguntar porque prejuzgan que el arte es oneroso, inaccesible. Pues todas esas dudas quedan despejadas al poder ingresar, salir, cliquear, hacer tu lista de favoritos, desde tu casa, en pantuflas, como experiencia en solitarios o con quien tengas a tu lado en esta cuarentena. Tal vez quieras soñar con alguna obra, ponerte en contacto con la galería. Hay un botón que tiene cada obra que te conecta con el mail de la galería. Ocurrió que al principio el botón era el típico botón de 'Comprar' y a partir de la sugerencia de varias galerías (ya que parecía algo intimidante) se cambió por el 'Ponerse en contacto con la galería'. Si la obra se vende, se coloca en la info de la obra; si el comprador quiere, puede aparecer el "Adquirida por... (el nombre de la persona)'".

-¿Qué pasa con la dimensión presencial de la experiencia estética, el aura de la obra?

-No va a reemplazar a las ferias de ese otro mundo que teníamos antes del 20 de marzo: hay planos, dimensiones, emociones, una relación cuerpo a cuerpo que tenemos con las obras que no hay virtualidad que la reemplace. Tal vez estemos desarrollando nuevos modos de percepción, pero esa obra que sale al encuentro con el espectador uno de estos días va a volver, mientras tanto dinamizamos otros mundos posibles hasta que un día vivirán todos juntos desplegando y acoplando planos de sensibilidad. Seremos la sumatoria de todos ellos. En un tiempo (esperemos que no muy lejano) imagino la perfecta convivencia de las Ferias tal como las conocíamos y las virtuales.

-¿Qué pasó con ArteBA? ¿Y las ventas? 

-Pocas por ahora, creo que los compradores se están adaptando de a poco a esta modalidad. En la primera edición no vendí nada, en la segunda vendí una obra de Lucía Giacossa. Que ArteBa haya trasladado su feria a la virtualidad fue importante para generar la confianza necesaria en el mercado, incluso se han hecho importantes ventas a instituciones privadas y museos públicos.

-¿Cómo sigue y dónde está "Otra feria de arte"?

-La de julio será con un artista de la Galería + un artista invitado por ese artista que no tenga galería. En agosto, artistas menores de 30 años. Aún sin confirmar artistas, pero tengo un hermoso grupo de ellos producto de la convocatoria que hice el año pasado, para menores de 30. Este es el link a la Feria, si ingresás ahora: www.otraferia.com

 

 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ