Gustavo Cordera pidió el sobreseimiento
El incomprendido
El músico dijo que fue “malinterpretado”, y que no cometió ningún delito con sus dichos. “Soy un rockero transgresor”, dijo.
El músico dijo que fue “malinterpretado”.El músico dijo que fue “malinterpretado”.El músico dijo que fue “malinterpretado”.
El músico dijo que fue “malinterpretado”. 

El músico Gustavo Cordera pidió ser sobreseído en la causa que lo investiga por “instigación a cometer delito”, por los dichos sobre la violación y el sexo entre adultos y menores de edad que, el año pasado, vertió en una charla ante alumnos de una escuela de periodismo. En el escrito que presentó como declaración ante el juez Rodolfo Canicoba Corral, Cordera dijo que fue “malinterpretado” y se definió como “un rockero transgresor”. “No he cometido ningún delito, seguramente no transmití bien mi mensaje porque no fue comprendido”, adujo el músico en su presentación.

De acuerdo con fuentes judiciales, la presentación de Cordera incluyó también lamentos porque, luego de que trascendieran las declaraciones, sufrió perjuicios económicos y en su carrera. El juez dispone de diez días para definir la situación procesal de Cordera.

El músico llegó a los tribunales de Comodoro Py ayer pasadas las 10.30 de la mañana, para ser indagado por sus dichos pronunciados durante una charla realizada el 6 de agosto del año pasado en la escuela de periodismo TEA Arte. “Lamento profundamente si con mis dichos he causado dolor, herida o enojo”, escribió en  su texto a Canicoba Corral. La declaración aseguró, también, que antes de que comenzara la charla “se le había dicho que era privada y que no iba a ser difundida”, dijeron fuentes judiciales. El músico dijo, también, que fue invitado a una “charla informal” y que cuando promediaba el encuentro buscó ser “provocativo” para despertar el interés de los alumnos y hacerlos “distenderse”. 

La frase que desató la causa penal en su contra “fue dicha en un contexto donde él hablaba de que hay parejas que como parte de un juego sexual excitante juegan a violar”, señaló en el escrito. Ante los estudiantes, Cordera había asegurado: “hay mujeres que son histéricas y necesitan ser violadas para tener sexo. Lo necesitan psicológicamente porque tienen culpa y no quieren tener sexo libremente. Necesitan y quieren jugar a eso, a mí no me gusta jugar a eso, pero hay gente que sí, hay tipos a los que sí les gusta jugar a eso. Somos muy complejos los seres humanos”.

En su declaración, Cordera señaló que, luego de que él dijo esas frases, una de las coordinadoras del encuentro cambió de tema y él no pudo seguir explayándose.

El juez llamó a Cordera a indagatoria a pedido del fiscal Ramiro González, quien tiene a su cargo la investigación de la causa analiza la denuncia por apología del crimen e instigación a la violencia radicada por el Inadi y el Consejo Nacional de las Mujeres (CNM). En enero de este año, cuando se conoció la citación, fuentes del CNM señalaron a este diario que era “de suma importancia” que la Justicia avanzara con la causa “en virtud de la gravedad de los dichos del señor Cordera”.