Se realizarán 150 mil testeos para análisis serológicos

Italia: App e investigación contra el coronavirus

La App Immuni, que se descarga voluntariamente en los celulares y es anónima (en dos días más de un millón de personas la ha descargado), reunirá más datos sobre la enfermedad. 
Imagen: EFE


Desde Roma

Mientras se difunde una app que se instala en los celulares para el control de la difusión del coronavirus, Italia comienza una campaña de recolección de muestras de sangre entre sus habitantes para hacer los llamados análisis serológicos. Estos análisis permitirán verificar si el paciente tiene anticuerpos de coronavirus en su organismo aunque nunca haya tenido síntomas, y poder así estudiar más en detalle esos anticuerpos y el virus. 

Los resultados estarán destinados a una investigación que ha ordenado el Ministerio de Salud italiana sobre la covid-19, a fin de poder prever y prepararse mejor ante un posible retorno del virus, que se piensa pueda suceder a fines del otoño o principios del invierno europeo (diciembre).

La App Immuni, que se descarga voluntariamente en los celulares y es anónima (en dos días más de un millón de personas la ha descargado), reunirá más datos sobre el coronavirus porque le hará una serie de preguntas diarias al usuario sobre su estado de salud y permitirá también, eventualmente, advertir a los usuarios si se descubre un nuevo caso de coronavirus y dónde, para que si el propietario del celular estuvo en esa zona, se ponga en contacto con un servicio médico. La App está siendo probada en cuatro regiones italianas pero en dos semanas será aplicable en todo el país.

Para la investigación serológica serán realizados 150.000 test voluntarios en personas seleccionadas por el ISTAT, el Instituto de Estadísticas de Italia, para que la muestra sea representativa del total de la población en general y también de las regiones (o provincias) del país, ya que no todas las regiones han tenido la misma cantidad de contagiados ni de muertos.

La extracción de sangre para los test la hacen unos 700 voluntarios de la Cruz Roja Italiana (CRI) en todo el país, que previamente llaman por teléfono a casa para saber si la persona seleccionada está de acuerdo. Un italiano de cada cuatro, ha respondido inmediatamente que aceptaba el test (alrededor del 25%), otros pidieron ser llamados una segunda vez para poder consultar con sus médicos de familia antes de tomar una decisión, contó la Cruz Roja. Para evitar que pueda haber fraudes o gente que se aproveche, la Cruz Roja además ha publicado en todos los medios el número de teléfono desde el cual la gente será contactada. “Son muchas las personas que están respondiendo a nuestra invitación de participar en la investigación. Y esto nos da mucha fuerza para continuar trabajando y poder conocer mejor a este enemigo invisible”, comentó el presidente de CRI, Francesco Rocca.

“Les pedimos a todos que no se nieguen al test porque éste es un modo de dar una mano a nuestro país para combatir la epidemia”, dijo por su parte el ministro de Salud, Roberto Speranza.

La investigación del gobierno se agregará a las investigaciones de numerosos centros de especialistas que están en este momento abocados al tema y han llegado ya a algunas conclusiones. La Sociedad Italiana de Neumonología, por ejemplo, ha comparado los datos obtenidos hasta ahora del coronavirus, con resultados de científicos de China y los de la epidemia del SARS de 2003, y han llegado a la conclusión de que la infección pulmonar que genera el coronavirus puede dejar daños crónicos. Se estima que en promedio, un adulto podría necesitar de 6 a 12 meses para recuperar la función de los pulmones y que en algunos casos, esa recuperación no sería total. Con la covid-19 se han visto la difusión de la fibrosis pulmonar, es decir el tejido pulmonar que afectado por el virus se vuelve rígido y funciona poco o nada, lo que puede hacer necesaria la asistencia de oxígeno permanente. La fibrosis pulmonar, según los neumonólogos podría ser el peligro de mañana, para muchos de los que sobrevivieron al virus.

Las gripes que los distintos virus nos presentan cada año, sobre todo cuando empieza el invierno, en general provocan problemas pulmonares, a veces leves o medios y otras veces graves. Muchas veces la gravedad depende de la edad del enfermo y también de las enfermedades precedentes como diabetes, obesidad, enfermedades respiratorias o cardíacas.

Las epidemias de gripe causan generalmente entre tres y cinco millones de casos en el mundo y entre 290.000 y 650.000 muertos cada año, según estimas de la OMS. Con el coronavirus se ha superado el número de enfermos confirmados, que llegaron este 27 de mayo a 5.618.829 en el mundo, según el mapa que viene trazando la Johns Hopkins University de Estados Unidos. Pero en el mundo no se ha superado todavía el número de muertos ya que hasta ahora han sido 351.146. Ha habido otros casos de pandemias peores más o menos recientes, como la de la gripe porcina de 2009, que comenzó en México y se propagó rápidamente a más de 214 países. Se estima que produjo entre 105.000 y 395.000 víctimas mortales.

Estas cifras, como todas las estadísticas en general en este campo, tienen que ser tomadas con pinzas porque como advierten los expertos, muchas personas que han muerto en estos últimos meses, por ejemplo, no han sido sometidas al test del coronavirus, por lo cual no se sabe si murieron o no por esa causa y en consecuencias no aparecen en las estadísticas. Italia anunció en este campo que a fin de año un tercio de la población italiana - 20 millones- habrá recibido el test del coronavirus.

Según el Instituto Superior de Sanidad, en Italia una gripe común puede provocar entre 8.000 y 12.000 muertes por año. En 2019, antes que se desatara la epidemia del coronavirus que en Italia comenzó entre enero y febrero de 2020, se calculó que los casos de sindrome gripal eran ya 4.780.000. 

Hoy, después de casi tres meses de coronavirus y en plena primavera, fuentes oficiales dicen que los casos de coronavirus en Italia están descendiendo día a día, siendo actualmente poco más de 233.000 (sexto país en el mundo después de Estados Unidos, Brasil, Rusia, Reino Unido y España), y los muertos poco más de 33.600 (tercer país en el mundo después de Estados Unidos y Reino Unido).  

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ