Sospechas sobre la propiedad del Banco Banisi en un paraíso fiscal
Lasso, en jaque por los negocios en Panamá
La definición de la segunda vuelta presidencial en Ecuador puso la lupa sobre los negocios financieras de Guillermo Lasso. La realización de una operación vinculada por la cual se habría vendido a sí mismo el Banco Banisi, empresa offshore en Panamá, subsidiaria del Banco de Guayaquil, complica al candidato de la derecha máxime en un país donde desde 2014 se le prohibió a los bancos tener sucursales en paraísos fiscales.
Guillermo Lasso, molesto con la trascendencia internacional de sus negocios.Guillermo Lasso, molesto con la trascendencia internacional de sus negocios.Guillermo Lasso, molesto con la trascendencia internacional de sus negocios.Guillermo Lasso, molesto con la trascendencia internacional de sus negocios.
Guillermo Lasso, molesto con la trascendencia internacional de sus negocios. 

 

Desde Ecuador

Guillermo Lasso, dueño del Banco de Guayaquil, candidato de la derecha a la presidencia que el 2 de abril se enfrenta al balotaje con Lenin Moreno, caminaba el jueves pasado en un acto de campaña, cuando entre los micrófonos, un periodista le preguntó por la investigación publicada en PáginaI12 que reveló su entramado económico de fideicomisos y empresas offshore en los paraísos fiscales de Panamá, Caimán y Delaware con 49 compañías con nombres de fantasía que ocultan su identidad y la de familiares.

--El es un periodista de los medios públicos -- respondió Lasso con la sonrisa convertida en mueca, sin mirar a la persona que le había preguntado y buscando reparo en la protección del resto de los micrófonos.

--Mi patrimonio es público, público --repitió--. Está en el Ecuador, es público y todos lo conocen y lo he trabajado. No como los corruptos del gobierno que usted representa, que tapan la lista de Odebretch. Vaya e investigue la lista de Odebretch, amigo. Fuera Correa, fuera  --coreó Lasso dando por terminada la respuesta.

Lo cierto es que las revelaciones de desvíos patrimoniales e incumplimientos de leyes impositivas a las que tuvo acceso esta periodista no son públicas. El candidato de la derecha se beneficia del cerco mediático protector de la mayoría de los medios privados.

Las Mamuskas de Lasso

Banisi S.A. es un banco en Panamá que en 2013 era subsidiaria en un 100 por ciento del Banco de Guayaquil, propiedad de Guillermo Lasso. La ley ecuatoriana, desde el 2014, obliga a que los banqueros y los bancos ecuatorianos no puedan tener subsidiarias de sucursales en paraísos fiscales. Fue una ley sancionada para evitar que los propios banqueros fugaran capitales. Frente a eso, los dueños de bancos con subsidiarias en paraísos fiscales, están obligados a venderlas. Banisi Panamá pasó entonces a pertenecer a un holding: el 100 por ciento de las acciones de Banisi S.A. fue transferido a Banisi Holding S.A.

En la superintendencia de bancos de Panamá existe un documento llamado “Aviso al público” que indica quiénes son los directivos de Banisi Holding y ahí está consignado que Guillermo Lasso es el presidente de Banisi Holding, su esposa es la vicepresidenta de Banisi Holding y su hijo es secretario tesorero de Banisi Holding S.A.

Fue el propio Lasso quien en 2016, luego de las revelaciones de los Panamá Papers , a través de un comunicado en su página reconoció que era propietario de un banco en ese país centroamericano: “la única empresa panameña activa se llama Banisi Holding S.A., propietaria del Banco Banisi…”.

En 2015, un informe de la calificadora internacional Deloitte, que hace auditoría de Banisi Holding S.A., reveló que gran parte de las acciones de Banisi Holding le pertenecen a Pietro Overseas y de ahí que Pietro Overseas es la principal novedad de este hecho porque es la empresa a la que supuestamente le vendió el banco de Guillermo Lasso en Panamá. Deloitte considera a Pietro Overseas sociedad controladora: en términos legales significa que tiene más del 51 por ciento de las acciones de Banisi Holding.

Llamativamente, Pietro Overseas tiene apenas un capital de 10.000 dólares mientras que Banisi tiene 300 millones en activos y Banisi Holding que es la figura intermedia tiene 30 millones de dólares en activos.

Fuentes financieras a las que tuvo acceso esta periodista aseguran que Pietro es Lasso y que en realidad el candidato a la presidencia se autovendió el banco de Panamá ocultándolo en esa empresa con nombre de fantasía italiano, que si se busca en internet solo salen los registros de una firma de abogados expertos en negocios offshore.

El presidente de Banisi Holding es Guilermo Lasso Mendoza, su esposa tesorera y su hijo el secretario. Esas designaciones las realiza el accionista mayoritario: Pietro Overseas.

Para mayor vinculación, Juan Fernando Noboa, abogado de Guillermo Lasso realizó transferencias bancarias a Alemán Cordero, el mencionado bufete panameño experto en empresas offshore que creó la empresa Pietro.

Sería como un encastre de Mamuskas: Pietro designa a Lasso como presidente de Banisi Holding. Banisi Holding controla Banco Banisi. Banisi Holding designa a Lasso como presidente del banco Banisi… ¿Lasso controla a Pietro?

Un banco de papel

En su propia página, el 5 de abril de 2016 a las 18:45 Guillermo Lasso agregó sobre el banco Banisi: “Un banco formal, con oficinas y dirección conocida, debidamente autorizado por la Superintendecia de Bancos que realiza actividades apegadas a la ley. Un negocio legítimo. En dicho emprendimiento trabaja mi hijo Juan Emilio.

Lo cierto es que los accionistas de Banisi son empresas de papel y apenas tiene dos cajeros automáticos en toda Panamá.

Según el informe de calificación de riesgo de Banisi, el 66 por ciento de todos los depósitos que están en ese banco en Panamá  le pertenecen a ecuatorianos. Además, la superintendencia de Bancos de Panamá autorizó al banco Banisi a abrir una oficina de representación en Ecuador y su domino de internet, Banisi.com se maneja desde el propio Banco de Guayaquil.

El portal de internet de Banisi no solo funciona desde la ciudad de Guayaquil sino desde el mismísimo edificio del Banco de Guayaquil. Los expertos opinan que, en los hechos, está dedicado a fugar capitales ecuatorianos: “Todas las offshore se manejan desde los segundos pisos de las oficinas acá en el Ecuador. Si usted va disfrazada de empresaria exitosa al Banco de Guayaquil y dice ‘yo quisiera hacer un depósito pero en Banisi’, espera un momento y la llevan al segundo piso, donde el ascensor no para ahí y tienen una oficina que parece la de Batman… Entra y ahí deposita en Banisi. Nunca sucede que el ecuatoriano toma el avión y lleva la plata a Panamá, todo lo hacen aquí mismo pero se registra en los libros de Panamá. Toda la estructura informática está montada en el Ecuador. Allá son solo la pantalla”, explican las fuentes consultadas.

Lasso ha dicho: “es un banco normal, común y corriente, déjenme ser empresario”. Pero Banisi es un banco de papel, un banco offshore.

¿Lasso es Pietro?

En los ‘90, cuando Lasso fue un político activo, promovió la desregulación de la banca que permitió que los banqueros puedan otorgar préstamos a sus propias empresas.  Las compañías no repagaban el crédito y se fugaban con ese dinero al exterior. Era una simulación gigantesca, un fraude, la forma de robarle al banco de la manera más fácil. En Ecuador cuando se habla de créditos vinculados, están prohibidos desde 2002, la gente tiene claro que significa prestarse a sí mismo.

La justicia tiene que investigar si el banco en Panamá es Pietro, entonces Lasso es Pietro; una operación vinculada porque se estaría vendiendo a sí mismo. De comprobarse, esta acción constituye el delito de peculado bancario que tiene pena de prisión.