José Livolti, del Movimiento Campesino, sobre Vicentin

"Se tocan estructuras, se afectan intereses"  

"Nosotros estamos por la intervención ya", dijo el referente agrario santafesino. "La redistribución de la riqueza está pendiente y sigue siendo necesaria", remarcó.
"La empresa podría producir sano, seguro y soberano", dijo Livolti."La empresa podría producir sano, seguro y soberano", dijo Livolti."La empresa podría producir sano, seguro y soberano", dijo Livolti."La empresa podría producir sano, seguro y soberano", dijo Livolti."La empresa podría producir sano, seguro y soberano", dijo Livolti.
"La empresa podría producir sano, seguro y soberano", dijo Livolti. 

"Esta es una lucha por un cambio estructural, quizás el primero que plantea esta etapa política en la Argentina", señaló José Luis Livolti, referente del Movimiento Campesino de Liberación (MCL) en Santa Fe a Rosario/12. La organización, junto a otras del campo popular agrario, legisladores, dirigentes sociales y estudiantiles acompañó con su firma el pasado fin de semana una solicitada apoyando la intervención y el camino a la expropiación de Vicentin. "Desde el punto de vista económico, cuando se tocan estructuras se afectan intereses muy concentrados y se reavivan viejas tensiones, que evidencian que no se resolvieron, y que la lucha por la redistribución de la riqueza, en el medio de está situación pandémica, está pendiente y sigue siendo necesaria", consideró Livolti. "Para nosotros es imprescindible la posibilidad de que el Estado tenga acceso a tomar las riendas de la empresa porque estos días corren a favor de los que la dirigieron y la llevaron a esta situación", agregó. 

Los firmantes de la solicitada señalaron que la expropiación de Vicentin es "el único camino posible para garantizar el sostenimiento de los puestos de trabajo de alrededor de 7000 trabajadores y el sustento de sus familias de manera directa y una cifra similar en forma indirecta; el pago de la producción granaria y ganadera de cerca de 2000 pequeños y medianos productores; las acreencias del Estado Nacional a través de la AFIP y las demás reparticiones públicas y el comercio local y regional, afectados por la cesación de pagos de dicha firma".

Según Livolti, hay que abrir un camino de perspectiva de una nueva Argentina en el comercio nacional e internacional de granos y carnes: "Es la disputa en profundidad. Muchos plantean el parecido a la 125, que en el fondo está porque se discuten los derechos. Pero nosotros evaluamos que esta situación es más profunda y más importante. La 125 modificaba apenas un porcentaje de la captación de la renta agraria, no cuestionaba para nada el tema de la propiedad sobre un medio de producción de agronegocios. Ahora se trata de pasar a manos públicas un medio de producción, muy diversificado, y en un momento especial".

El coordinador nacional del MCL y secretario político del Partido Comunista de Santa Fe visualiza un modelo de empresa pública estatal, con participación en el directorio de pequeños y medianos productores, que son los principales proveedores de granos y hacienda afectados, y que estarían representados por las cooperativas (AFA, ACA y Fecofé), los movimientos de la agricultura familiar, los trabajadores y los consumidores. "Hay dos términos que el sistema cuestiona y se siente muy dolorido: expropiación y soberanía alimentaria. En el fondo, el enojo de los sectores concentrados es ese justamente, porque esas palabras tienen un significado, para ellos y para nosotros", dijo Livolti. "Toda la empresa podría, en un proceso progresivo y gradual, reconvertirse hacia producir sano, seguro y soberano", planteó.

Consultado por el proyecto de intervención presentado el pasado viernes por el gobernador Omar Perotti a través de la Inspección General de Personas Jurídicas (IGPJ), que busca reponer a los interventores designados por el gobierno nacional y sumando uno de la Provincia; el ex directivo de Federación Agraria, que renunció en el 2008 por sus diferencias con la conducción durante el tratamiento por la 125, indicó: "El pedido va en dirección de la intervención de la empresa, y nosotros estamos por la intervención ya". La urgencia, argumentó Livolti, es porque los directivos de Vicentin "están siguiendo el proceso de vaciamiento e incluso insolventándose en forma personal".  

En ese sentido, la Federación de Trabajadores Aceiteros, en forma conjunta con el Sindicato de Reconquista y el de San Lorenzo, realizaron ayer una presentación ante el juez a cargo del concurso de Vicentin, Fabían Lorenzini, adhiriendo al pedido de Intervención de la IGPJ de Santa Fe: “Las personas que han llevado a la empresa a esta gravísima situación, que pone en peligro la continuidad laboral de nuestros representados,  y han organizado y construido el entramado societario para ocultar la conformación del grupo económico, hoy han sido repuestas en la dirección de Vicentin SAIC y gozarán del tiempo suficiente para continuar con el vaciamiento de su patrimonio, en perjuicio claro de los acreedores, pero sobre todo, de las fuentes de trabajo”.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ