Con la presencia del director del Banco Nación Claudio Lozano

Vicentin: jornada de lucha en apoyo a la intervención

La Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT) y otras organizaciones integrantes del Foro Agrario instalaron ollas populares. Por su parte, la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP) organizó banderazos y llevó una carta a la sede porteña de la empresa. Hasta hubo un escrache a la Sociedad Rural.
Organizaciones de la agricultura familiar y movimientos populares hicieron una jornada de lucha en apoyo a la expropiación de Vicentin. Las protestas incluyeron la instalación de ollas populares y un banderazo nacional.Organizaciones de la agricultura familiar y movimientos populares hicieron una jornada de lucha en apoyo a la expropiación de Vicentin. Las protestas incluyeron la instalación de ollas populares y un banderazo nacional.Organizaciones de la agricultura familiar y movimientos populares hicieron una jornada de lucha en apoyo a la expropiación de Vicentin. Las protestas incluyeron la instalación de ollas populares y un banderazo nacional.Organizaciones de la agricultura familiar y movimientos populares hicieron una jornada de lucha en apoyo a la expropiación de Vicentin. Las protestas incluyeron la instalación de ollas populares y un banderazo nacional.Organizaciones de la agricultura familiar y movimientos populares hicieron una jornada de lucha en apoyo a la expropiación de Vicentin. Las protestas incluyeron la instalación de ollas populares y un banderazo nacional.
Organizaciones de la agricultura familiar y movimientos populares hicieron una jornada de lucha en apoyo a la expropiación de Vicentin. Las protestas incluyeron la instalación de ollas populares y un banderazo nacional. 
Imagen: Bernardino Avila

Hubo ollas populares, donaciones de alimentos, banderazos y la entrega de una carta en la sede porteña de Vicentin. Este miércoles, los movimientos populares hicieron una jornada para difundir su apoyo a la estatización de la empresa agroexportadora. Señalaron que lo que está en debate es la posibilidad de tener una estado fuerte que intervenga en la economía, para que los precios y el abastecimiento de bienes esenciales como los alimentos no queden  librados a la mano del mercado.  También advirtieron que la crisis provocada por la pandemia, como cualquier otra crisis económica, va a provocar una mayor concentración de la riqueza, por lo que el estado deberá contar con mayores recursos para garantizar empleo, ingresos y comida para sus habitantes.

La jornada fue convocada por la Unión de Trabajadores de la Economía Popular y el Foro Agrario. Se trata de dos uniones o federaciones  que tienen entre sus integrantes al agrupaciones otro campo.

Foto: Bernardino Avila

 En el Foro Agrario, que hizo ollas populares en todo el país, están la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT), conocida por sus verdurazos, el Frente Nacional Campesino, la organización Campo, el movimiento nacional campesino indígena Somos Tierra, el movimiento productivo agroalimentario. Por otro lado, la Union de Trabajadores de la Economía Popular, que es más conocida por agrupar a los trabajadores informales, tiene entre sus organizaciones agrarias a otro sector del Movimiento Nacional Campesino Indígena, el Frente Agrario Evita, el MTE Rural y también hicieron ollas populares, con banderazos y en la entrega de una carta a Vicentin.  

“Nosotros creemos que el estado tiene que intervenir en la exportación de granos. Apoyamos la estatización de Vicentin porque va a permitir empezar a tener control y regular al sector, que sabemos que fuga enormes cantidades de dinero. Hoy el Estado no tiene ninguna herramienta para controlarlo, no tiene como en otros momentos históricos  una junta nacional de granos. Ni hablar de que la empresa debe pagar lo que le debe a miles de productores y mantener los puestos de trabajo….”, dijo sobre la jornada de lucha Agustín Suárez, de la Unión de Trabajadores de la Tierra.

Foto: Bernardino Avila

“Pensamos que con la recuperación para el estado de Vicentin podemos empezar a hablar de soberanía alimentaria, que en todo caso será al principio una soberanía más económica, más de exportación. Pero empezando por ahí, podemos trabajar sobre el mercado interno, que es donde todos queremos llegar: poder tener un control sobre lo que se produce, poder desconcentrar la economía alimenticia, que esta hiperconcentrada en unas pocas manos, igual que la logística, que está concentrada en tres o cuatro hipermercados que manejan el 80 por ciento de los alimentos que se venden en la Argentina, y con eso los precios. El abastecimiento y los precios de los alimentos son dos grandes temas sobre los que necesitamos tenga políticas: que podamos recuperar la decisión sobre qué comemos y a qué precios”.

La olla popular más mediática del Foro Agrario estuvo  instalada  en Independencia al 700. En ella participó el economista y director del Banco Nación Claudio Lozano, al que invitaron para que explique las razones de la intervención. En el interior del país el Foro hizo donaciones de verduras para los comedores populares.

Al mismo tiempo, la Unión de Trabajadores de la Economía Popular hizo también ollas populares y banderazos. En  la ciudad de Buenos Aires llevaron  una carta a la sede porteña de Vicentin. “Apoyamos la idea de un estado fuerte, que intervenga en la economía. El rescate de la empresa es  la posibilidad del estado de intervenir en el mercado cerealero para tener una empresa testigo estatal en un sector que es muy importante para los intereses nacionales”,  dijo Daniel Menéndez, coordinador de Barrios de Pie. “Por otra parte, lo que se cuestiona en el debate público es la necesidad de un estado fuerte, que sostenga el interés común. Nosotros vemos ahí que es necesario dar el debate, sobre todo porque la salida de la pandemia va a necesitar de un estado que intervenga en todas las áreas de la economía para sostener el empleo, garantizar ingresos y evitar que, como sucede en toda crisis, se concentren los mercados”.

El MP La Dignidad, también integrante de la UTEP, hizo un escrache a la Sociedad Rural. “En las últimas semanas venimos escrachando a los grandes fugadores de capitales de la Argentina; Vicentin ha sido uno de ellos: una empresa que a pesar de haber tenido ganancias enormes, dejó sin pagar deudas millonarias con los bancos del estado y miles de productores. Favorecer estos manejos del sector de la agroexportación ha sido la fórmula que imperó en el país desde la dictadura, hoy vemos la oportunidad de que el estado haga otra cosa”, explicó Laura Bitto sobre las razones de la protesta.

El documento redactado por la UTEP expresa su "total respaldo al DNU de intervención al grupo empresario Vicentin y el envío del proyecto de expropiación al Congreso". "Es estratégico poner a la empresa en manos públicas para desempeñar un papel de liderazgo y de contralor en el mercado externo e interno de granos y carnes, como así también en la producción, distribución y comercialización de alimentos sanos, seguros y soberanos que garanticen el abastecimiento a las amplias mayorías populares".

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ