Conflicto por el tránsito en la capital salteña

Dos conciliaciones, un paro y la discusión abierta por las multas

Sigue abierto el conflicto gremial en el área de Tránsito. Hay dos conciliaciones en curso y una tercera rechazada mientras se espera una definición respecto de las facultades que tendrán los agentes de tránsito.

Hoy y mañana está anunciado un paro de los trabajadores agrupados en ATE. En tanto, la Unión de Trabajadores Municipales (UTM) y la Intergremial están en un impasse.

La UTM, uno de los sectores gremiales más fuertes en el ámbito de la Municipalidad de Salta, le arrancó al Ejecutivo el compromiso de que en el área de Movilidad Ciudadana (ex Tránsito municipal) la Municipalidad no delegará competencias que le son propias, que el secretario del área conservará la plenitud de las potestades y que las actas de comprobación (multas) que realicen los inspectores de esa repartición se realizarán en forma conjunta, entre los agentes de tránsito municipal y policías de Seguridad Vial de la provincia.

Otro grupo de gremios que también tienen representación en el ámbito municipal, aunque no poseen personería gremial sino inscripción y aceptable grado de adhesión , rechazó los términos de ese acuerdo.

Se trata de la denominada Intergremial Municipal que reúne a la Agremiación de Empleados Municipales de Salta (ADEMUS), el Sindicato Municipal de Salta (SIMUSA) y la Asociación de Trabajadores Municipales de la Provincia de Salta (ATMPS), con apoyo personal del secretario general de la CGT, Jorge Guaymás.

Así es que un día después del acuerdo con la UTM, se hizo también una audiencia de conciliación con ese sector.

En el texto del acta final de esa conciliación se aprecian detalles de redacción que revelan cierto apuro. Hay falta de precisión, de detalle e incluso aspectos conceptuales, como confundir a la Policía Vial con “vialidad”.

De acuerdo con el acta, el planteo de la Intergremial fue que en “cualquier eventual acuerdo que se pueda arribar con la Municipalidad de Salta, quede plasmado de forma clara cuáles son las facultades de los inspectores de tránsito”.

El acta expresa, textualmente respecto de la posición de la representación de la Intergremial que “el fondo de la cuestión es un planteo respecto a la autonomía municipal, lo cual quedaría relegado en caso de que el agente de tránsito labre un acta de infracción, sea un requisito que la misma se encuentre rubricada por la vial”. También la Intergremial denuncia que la Policía de Salta se encuentra labrando actas de infracción, para lo cual no tiene competencia.

En tanto, la representación de la Municipalidad de Salta, a cargo del Procurador General Ramiro Angulo manifiesta que “responde a una demanda de la sociedad respecto a la transparencia de los operativos, entendiendo que no se afecta al autonomía del municipio”.

El titular de la CGT propuso que la Municipalidad realice una presentación respecto de las competencias y facultades de cada una de las partes, tránsito y "vialidad"y el acta se cerró con ese compromiso, acordado para el miércoles 1 de julio a las 12.

Mientras tanto, otro plano de espera es la definición que debe alcanzar la Municipalidad con el Ministerio de Seguridad de la provincia para que la Policía Vial intervenga en el control de tránsito y la confección de multas. 

Aunque no está formalmente expuesta esta posición, la Policía Vial resiste operativos conjuntos con agentes municipales. Si bien hay un convenio de 2018 que está prorrogado, ese documento también está sujeto a interpretaciones diversas, sigue controvertido y en dudas, en medio de tantos reparos gremiales. En este contexto este fin de semana se conoció un informe según el cual 1 de cada 4 inspectores de tránsito tiene un sumario, al tiempo que siguen varios empleados del sector detenidos en el marco de una causa judicial por maniobras con el otorgamiento de licencias de conducir.

ATE hace paro

Por otra parte, la conducción de la Asociación de Trabajadores del Estado comunicó el 24 de junio que este lunes y martes habrá un paro de actividades en la Secretaría de Movilidad Ciudadana.

Juan Francisco Arroyo y Mariela Estefanía López, por el consejo directivo de ese gremio informaron que la medida se adoptó porque se agudizó el conflicto y que no se obtuvo gesto alguno por parte del municipio empleador para obtener una solución.

Para ATE, el municipio en ningún momento retrotrajo los actos y conductas violatorias de los derechos laborales de los trabajadores de la ex Dirección de Tránsito por lo que no resulta viable una nueva conciliación para el 29 de junio, en razón del endurecimiento de postura demostrado por el funcionario a cargo de la actual secretaria de Movilidad Ciudadana.

ATE denunció finalmente la afectación de una serie de derechos laborales, entre ellos funciones y facultades de los agentes de tránsito, de la dignidad de cada trabajador y actitudes arbitrarias y violatorias de la Carta Orgánica Municipal, la Constitución provincial y la Nacional. 

Así las cosas, sigue abierto el conflicto gremial en el área de Tránsito. Hay dos conciliaciones en curso y una tercera rechazada mientras se espera una definición respecto de las facultades que tendrán los agentes de tránsito.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ