Online Mami, influencer contra el odio

La gordofobia ataca en redes

Se llama Agustina Cabaleiro pero es más conocida por su perfil de Instagram -Online Mami- en el que publica fotos de su cuerpo para devolver con belleza las agresiones que sufren las personas gordas a través de memes que quieren ser graciosos pero son simplemente denigrantes. "¿En medio de una pandemia que destruye vidas te preocupas por la panza?", desafía.

Agustina Cabaleiro ―más conocida en redes como Online mami― es una joven argentina activista del Body Positive, influencer de redes, modelo, fotógrafa y licenciada en publicidad. La militancia contra la gordofobia en redes se ve afectada por un nuevo enemigo: los memes gordofobicos de cuarentena, imágenes y bromas que pretenden ser graciosas, pero terminan siendo un discurso de odio para ridiculizar cuerpos no hegemónicos.

Agus basa su militancia en una misión: la representación. Declaró a Las 12 que "lo que yo quiero es que las pibas vean a alguien con un cuerpo no hegemónico haciendo todas esas cosas que no se animan a hacer y que se den cuenta de que no es tan grave". Su idea es poner el gordo odio en debate utilizando sus experiencias como disparadoras, que la gordofobia se hable y se ponga en jaque, subraya sobre su activismo en las redes.

Sobre cómo comenzó su militancia, Agustina cuenta: “Para mí fue completamente necesario. Una cosa que me comentó una activista argentina ―Louis Yupanqui, una militante afro trans a quien conoció mediante a través de instagram― fue que ser activista es un privilegio por tener el tiempo para pensar estas cosas, salir a marchar, agruparte y crear contenido. Requiere tiempo y lugar mental para poder enfrentarlo”. Esas palabras abrieron en Agustina un espacio de pensamiento sobre cómo combatir la opresión que recae en los cuerpos no hegemónicos. Remata explicando: “Así como muchas decimos que el feminismo nos salvó la vida, a mí el activismo gordo y el body positive me salvaron la vida, no sé dónde estaría hoy si no pensara como pienso, probablemente estaría en otro lugar y con muchos más problemas”. En su vida no hay ninguna experiencia que no haya estado atravesada por el cuerpo que tiene y por eso cree que ella misma hubiese sido diferente si no hubiera tenido compañeros que “bancan la lucha”, la apoyen e inspiren.

Aún en un contexto de pandemia mundial y confinamiento, entre muertes en manos del virus, la imposibilidad de ver a la gente que cada quien extraña, no poder salir a la calle, una gran crisis económica y muchos otros conflictos que hoy nos atraviesan, la preocupación principal de algunas personas es engordar. Y eso se expresa todo el tiempo en memes gordo odiantes que revolotean en internet. La mayoría de estos memes que se ven online siguen una línea de “antes ―gente flaca― y después de cuarentena ―gente gorda―”, una foto de una persona gorda y una puerta pequeña que titula: “¿Ahora cómo salgo?”, o “La única curva que no se aplana es mi panza”.

Online mami explica que no son personas gordas las que crean estos memes ya que ellas tienen otras maneras de reírse de esto: “Es gente flaca riéndose de gente gorda, diciendo que ser gorda es una mierda y que antes de ser gorda preferirían la muerte, entonces eso no resulta gracioso, es un discurso de odio disfrazado de meme”.

A raíz de esto, el 13 de mayo, Agustina subió a Instagram una seguidilla de fotos que comenzaba con una de su cuerpo en ropa interior titulada “¿Engordaste en cuarentena?” y seguía con memes que había visto en internet. Acompañó su posteo con un texto-descargo donde repudia las actitudes gordofóbicas de quienes temen subir de peso en el confinamiento: “Lo que no está bien es la gordofobia escondida atrás de un meme ridiculizando cuerpos y diciendo una vez más que preferirías morirte antes que engordar”.

El posteo lo que trata de hacer es dejar una reflexión a quienes crean contenido gordo odiante, con la ayuda de preguntas como “¿Cómo puede ser que la imagen que te devuelve el espejo sea la prioridad cuando el mundo está atravesando una pandemia mundial que pone en la cuerda floja la salud, la economía, y sobre todo la vida de tantas personas?”. También remarca y profundiza la idea de la autonomía: “Cada unx puede hacer con su cuerpo lo que quiere!! Wow, que concepto zarpado”.

Termina la publicación con un mensaje alentador en el que proclama que, sin importar el peso, todos los cuerpos valen lo mismo: “Si tu cuerpo cambió durante la cuarentena quiero decirte que vale lo mismo. Sos igual de válidx como persona tengas el cuerpo que tengas y atravieses el cambio que sea. Te mando amor y sabe que no estás solx, nos estamos enfrentando a la gordofobia todxs juntxs”. Su publicación de instagram tuvo más de setenta mil likes y alrededor de mil quinientos comentarios apoyándola.

Online Mami afirma que concuerda y milita la línea ideológica del body positive ya que se trata de tener una opinión positiva sobre cada cuerpo. Aclara también que no solo aplica a cuerpos gordos, sino que a cualquier cuerpo que escape de la hegemonía, ejemplifica “muy flacas o una persona en silla de ruedas”. Esta corriente de pensamiento busca igualar esos escapes de la idea de belleza hegemónica en un mismo nivel. Sobre esto, la influencer reflexiona: “Para mí, no termina de tener mucho sentido porque obviamente no es lo mismo ser gordo para este sistema que tener la nariz grande, no representa el mismo tipo de discriminación”.

Al margen de su actividad militante en redes, el 29 de junio, Agustina y su mejor amiga Josefina —Chaujosefina en Instagram— lanzaron el piloto de su podcast “Fuera de contexto” donde charlan sobre cosas triviales de sus vidas en el marco de una video llamada amistosa. Online mami invita y recomienda visitar esta conversación para no pensar en la sensación de soledad que deja el confinamiento: “Tal vez tocamos temas como el amor propio, los sueños bizarros o recomendar un libro. Lanzamos un episodio piloto que está disponible en Spotify y YouTube y en todas las redes somos fueradecontexto.mp4”.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ