Por el comunicado sobre el crimen de Gutiérrez

La grieta de Cambiemos también se sintió en Salta 

Martín Grande, criticó a Patricia Bullrich y al comunicado que vincula el asesinato de Fabián Gutiérrez a un crimen político. Se sumaron Mario Mimessi, Hector Chibán y Guillermo Durand Cornejo.
“Yo no estoy de acuerdo en calificar esto como un problema político" “Yo no estoy de acuerdo en calificar esto como un problema político" “Yo no estoy de acuerdo en calificar esto como un problema político" “Yo no estoy de acuerdo en calificar esto como un problema político" “Yo no estoy de acuerdo en calificar esto como un problema político" 
“Yo no estoy de acuerdo en calificar esto como un problema político"  

El asesinato del ex secretario de Cristina Fernández de Kirchner ensanchó la grieta dentro del espacio de Juntos por el Cambio por el tenor del comunicado que la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, decidió compartir sin haber terminado antes las conversaciones con los demás sectores del espacio opositor.

A las críticas de toda el ala oficialista, encabezada por el presidente Alberto Fernández, y que generó también un comunicado de repudio de referentes salteños de la política y el periodismo, se sumaron las expresiones de disgusto internas de integrantes de esa coalición opositora que aseguran que no habían terminado de consensuar el documento y que consideran que no se pueden hacer conjeturas sin “esperar el pronunciamiento de la justicia”.

El diputado nacional, integrante del PRO en Salta, Martín Grande, no escondió su disgusto ante la postura que tomó la cúpula del partido. “Yo no estoy de acuerdo en calificar esto como un problema político exclusivamente”.

“Como equipo nosotros acordamos por mayoría un comunicado particular, yo a este no lo comparto entero y tengo disidencias”, dijo, y reconoció a Salta/12 que él formaba parte de un sector que estaba discutiendo otro tipo de mensaje. “Entiendo que esto es un trabajo en equipo y no personal”, agregó, haciendo alusión a que la decisión la tomó la presidenta del PRO, Patricia Bullrich.

“Deberíamos debatir más las cosas entre nosotros antes de darlas a consideración de la población”, concluyó el legislador nacional.

Y si bien agregó que son demasiadas las coincidencias para pensar en un vínculo político en el crimen, endilgó responsabilidades en la Justicia y la fiscalía, “por lo menos tendría que haber estado controlado por la policía, era un testigo importante y con esa cantidad de bienes y dinero en cualquier momento se tomaba el buque”, sostuvo.

Otro que se sumó a las críticas dentro del espacio fue el diputado provincial por el radicalismo, Héctor Chibán, quien se manifestó totalmente en desacuerdo con el texto, “si somos respetuosos de la institucionalidad debemos esperar el pronunciamiento de la Justicia”, sostuvo.

Recordó que desde Cambiemos se criticó “y con razón”, cuando la oposición acusaba al gobierno de Mauricio Macri de haber asesinado a Santiago Maldonado, “en esta oportunidad Juntos por el Cambio actuó de la misma manera y caemos en este tipo de mezquindades, una torpeza mayúscula y que no contribuye”.

Aunque no forma parte de Juntos por el Cambio, el senador Guillermo Durand Cornejo siempre fue un allegado a esa línea de pensamiento y llegó a ganar su banca provincial dentro del espacio de Gustavo Sáenz, que se referenciaba en ese momento con Mauricio Macri.

En esta oportunidad, Durand Cornejo opinó que el caso “está ideal para vincularlo, si fuera a la inversa también lo utilizarían”, pero consideró que “con eso no se juega”, y que “hay cosas mucho más importantes en este momento como para ponerse a especular en esas cosas, a pesar de que soy un opositor a Cristina Fernández”.

Por último, aseguró que el problema trasciende a todos los políticos, “porque no hay justicia para nadie”.

También el intendente de Tartagal, el radical Mario Mimessi, criticó el tenor del documento por vincularlo a un crimen político, “son cosas que me calientan y no las entiendo, las de hacer suposiciones”, dijo el jefe comunal de la ciudad del norte, “tenemos que respetar la división de poderes y entender que hay una Justicia que es la que tiene que investigar”.

Por esto planteó su disidencia con los dichos del presidente de la UCR a nivel nacional, el mendocino Alfredo Cornejo, quien afirmó que la muerte de Fabián Gutiérrez, es "un crimen vinculado al poder kirchnerista".

Los que sí

Mientras, otro grupo de legisladores integrantes de ese espacio, acompañaron el contenido y la decisión de la presidenta del PRO y el titular del radicalismo.

La diputada nacional Virginia Cornejo reconoció que no fue consultada pero acompañó la decisión por considerar que “es parte de cómo en Argentina llevamos la política”, y utilizó los mismos argumentos que Bullrich para defender el contenido del texto, escudándose en los ataques que recibió la gestión Cambiemos en el momento de la muerte de Santiago Maldonado, que murió en el marco de una represión de Gendarmería Nacional a una comunidad mapuche.

Cornejo dijo estar preocupada por “las interpretaciones del Presidente”, ya que para ella, Fernández “tiene responsabilidades mayores, como la deuda externa y la pandemia, y no perder tiempo con las declaraciones de la presidenta del PRO”.

De la misma manera se refirió la diputada provincial por Metán y referenta del PRO, Gladys “Pichona” Moisés, sostuvo que no se realizó ninguna hipótesis sobre el crimen de Gutiérrez, e insistió con lo de “la gravedad institucional”.

Con respecto a las críticas internas que recibió la manera precipitada y sin consenso en que se publicó el documento, Moisés bajó un tono a la discusión al considerar que no era a ella a quien debían consultarle “porque es competencia de las máximas autoridades de los tres partidos que integran la coalición opositora”.

Por último, el representante en la Cámara Baja nacional por el radicalismo, Miguel Nanni, también se mostró a favor de la línea de la cúpula de su partido y el espacio que integra, y no sólo negó los dichos del presidente de su partido a nivel nacional sino que los reinterpretó, “lo que dijo es que no se pueden hacer conjeturas y aventurar un pronóstico que entorpezcan el accionar de la Justicia”.

Reconoció que tampoco fue consultado en la elaboración del documento, “la realizaron los tres dirigentes máximos de nuestra coalición, Cristian Ritondo, Patricia Bullrich y Alfredo Cornejo”, dijo.

Todos los consultados coincidieron en apuntar que la fiscala de la causa, Natalia Mercado, se debería apartar, al ser pariente de la vicepresidenta e hija de la gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner. Aunque ya el propio juez de la causa ha afirmado que no existe ningún elemento para vincular el homicidio de Gutiérez con una  cuestión política. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ