Wim Suurbier, ex jugador de Holanda y el Ajax, falleció a los 75 años

Muere un mítico integrante de La Naranja Mecánica

Wim Suurbier, legendario jugador del Ajax y de la selección de Holanda de la década de los 70, murió este domingo, a los 75 años, tras no recuperarse de una hemorragia cerebral por la que fue hospitalizado en abril

Lateral derecho de larguísimo recorrido y representante del mejor momento fútbol holandés de la historia, Suurbier formó parte del mítico Ajax entre 1964 y 1977, cuando completó casi 400 partidos. Fue uno de los grandes socios de Johan Cruyff en el club de Ámsterdam y luego en la selección holandesa.

Suurbier en una de sus últimas apariciones públicas, en un homenaje a Johan Cruyff. (AFP)

En esa época, el defensor ganó tres Copas de Europa con el Ajax (1971, 1972 y 1973). Con la selección disputó sesenta partidos y fue titular en las finales que Holanda jugó en el Mundial de Alemania 1974 y de Argentina 1978. Completó su carrera en Francia, en el Metz, y en Alemania, en el Schalke.

Considerado como un adelantado para su época, Suurbier se transformó en una pieza imprescindible en los planes de Rinus Michels por su capacidad para sorprender en ataque por más que arrancaba como marcador de punta por el costado derecho. Esas condiciones le valieron para ser considerado como uno de los primeros laterales modernos.

Jordi Cruyff, hijo del legendario Johan Cruyff, muerto en 2016, describió a Suurbier como un "gran jugador y un amigo extremadamente leal a mi padre y mi familia". Suurbier era parte de un equipo que maravilló al mundo, dirigido por Michels y con nombres como Willem Van Hanegen, Robert Rensenbrink, Ruud Krol, Johnny Rep, Johan Neeskens y Arie Haan, entre otros. Tras arrollar a todos sus rivales, La Naranja Mecánica holandesa cayó en la final del Mundial 1974 ante el local Alemania, a pesar de haberse puesto en ventaja en el primer minuto del partido.


Ya sin Cruyff en el equipo, pero con nombres de refresco como los gemelos Rene y Willy Van de Kerkhof y con Ernst Happel como seleccionador, Holanda repitió la final en Argentina 1978, pero otra vez chocó con la selección local, que la venció 3-1 y otra vez le negó el título. Sin tanto brillo como la edición anterior, el equipo igual marcó una época por su continuidad.

Ya veterano, Suurbier llegó a Estados Unidos, que aquel momento buscaba impulsar el "soccer, y jugó sus últimos años en las filas de Los Angeles Aztecs y los Golden Bay Earthquakes. En 1987, a los 42 años, dejó el fútbol profesional.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ