El GPS del móvil de Buratovich debe dar certeza de hacia donde llevaron al joven

Pidieron al gobierno bonaerense los datos del patrullero donde fue visto Facundo por última vez

El sábado los vecinos de Pedro Luro realizaron una marcha por la aparición de Facundo Castro.El sábado los vecinos de Pedro Luro realizaron una marcha por la aparición de Facundo Castro.El sábado los vecinos de Pedro Luro realizaron una marcha por la aparición de Facundo Castro.El sábado los vecinos de Pedro Luro realizaron una marcha por la aparición de Facundo Castro.El sábado los vecinos de Pedro Luro realizaron una marcha por la aparición de Facundo Castro.
El sábado los vecinos de Pedro Luro realizaron una marcha por la aparición de Facundo Castro. 
Imagen: Gentileza Vanesa Ganduglia

Durante la conversación telefónica que mantuvieron Cristina Castro y el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, la madre del desaparecido Facundo Castro le pidió al funcionario que ordene la entrega a la justicia de los datos del patrullero al que tres testigos vieron subir al joven a las 15.30 del 30 de abril en las afueras de la localidad de Mayor Buratovich. "Es muy simple, solicitamos ese dato para poder identificar a los dos policías que se habrían llevado a Facundo, pero no hay respuesta, todo lo demás es buscarlo donde no estuvo", dijo a Página|12 el abogado Leandro Aparicio al referirse a los recientes operativos en Bahía Blanca y en un basural de Buratovich. En tanto, a la zona estaría llegando un contingente de cien efectivos de la Policía Federal.

Los testigos a los que se refiere Aparicio reconocieron a Facundo ese día a esa hora en la ruta nacional 3. "En los pueblos chicos se conocen todos, ellos están predispuestos, y las declaraciones que dieron son precisas, pero no están a salvo mientras se sigan filtrando pruebas del expediente a los medios locales amigos de la policía", expresó sin ocultar la ofuscación que le provocó la difusión de la que sería la última foto de Facundo, al momento de ser detenido por circular sin permiso.

En esa imagen se ve también la mochila que llevaba Castro, ya descripta en los testimonios por estas tres personas que se contactaron con la familia durante la búsqueda del joven en las redes sociales, y que declararon dos veces por videollamada tanto en la causa provincial por averiguación de paradero como en la federal por desaparición forzada. "Los tres testigos son contundentes, ellos tenían sus permisos para circular, dicen adónde iban y adónde lo vieron cerca de Buratovich a las tres y media de la tarde ese día subiendo a la parte trasera de una camioneta policial Toyota Hilux que no es la misma que aparece cuando lo paran por primera vez, a las diez de la mañana", enfatiza Aparicio. Estas personas habían acudido a la comisaría de Pedro Luro en tres oportunidades pero nunca les tomaron la declaración

"Con ese dato podremos identificar a los policías que lo subieron a ese vehículo, si los testigos los reconocen pedimos su detención y también de los que lo pararon antes y de la oficial Siomara Flores, que dice haberlo llevado en su auto y haberlo dejado en Teniente Origone, porque entre todos aportan a que Facundo siga desaparecido", agregó el abogado, y explicó que pidieron esos datos al gobernador porque desde hace 20 días lo solicitaron al fiscal federal Santiago Ulpiano Martínez y no obtuvieron respuesta. "Si ya los tiene no nos los quiere mostrar", se indignó el letrado, curtido por la experiencia en la causas por la desaparición de Daniel Solano y el femicidio de Katherine Moscoso . Los vehículos de la Bonaerense tienen GPS y esa fuerza cuenta desde 2002 con el sistema VAIC, que detecta el origen de una llamada de 4 segundos.

La imagen en que se ve a Facundo cuando lo detienen por primera vez.

En declaraciones periodísticas el ministro de Seguridad provincial Sergio Berni dijo que el móvil que paró a Castro en la ruta “nunca se movió del lugar”, acorde a lo registrado en el GPS que tiene cada patrullero en función. Y trascendió en medios locales, los mismos que difundieron la foto, que esa camioneta sería sometida a peritajes. Fue entonces que Aparicio presentó un nuevo escrito a la jueza Marrón para indicarle que los testigos describieron otro vehículo diferente , blanco y negro, en una circunstancia que ocurrió cinco horas más tarde y a cinco kilómetros del momento en que lo paran por primera vez a Facundo. Además, lo que dicen esos testimonios se superpone en el tiempo con la versión policial de que la oficial Flores, de civil, lo deja seguir camino hacia Bahía Blanca en Origone, y la del oficial Sosa que le sacó una foto al carnet de conducir de Facundo. "Son demasiadas casualidades, cuando hicimos el rastrillaje con los perros del K9 justo se entera Flores y aparece a contar su versión, además casualmente es la hermana de la policía femenina que lo había detenido en la entrada del pueblo", razonó el abogado. Ese 19 de junio les habían bloqueado el paso con patrulleros en un procedimiento del que estuvo ausente la fiscalía.

El ministro Berni mantuvo una primera comunicación con la madre de Facundo en la cual le transmitió la certeza de que su hijo iba a aparecer con vida. Página|12 pudo saber que el funcionario se basó en un dato --el mismo que motivó el rastrillaje en Bahía Blanca adonde Facundo nunca llegó según su familia y sus amigos--, por el cual su desaparición tendría relación al vínculo roto con su ex novia. "Es absurdo eso, no se basa en ninguna prueba de la causa, es tan sólo una suposición", respondió Aparicio. La fuente consultada por este diario aclaró que esa versión se fue debilitando porque con el paso del tiempo y el revuelo mediático y político que se desató, el joven habría intentado comunicarse con su familia. "No sé lo que hicieron con él, hay tres testigos que dicen que se lo llevaron en un patrullero, cuatro policías tienen que estar detenidos y contar ellos qué pasó, si lo bajaron, le pegaron y como Facundo es menudito se les fue la mano", dijo el abogado. 

Mientras la CIDH y la ONU piden al gobierno informes sobre el caso, y protección para los testigos, el otro abogado del caso, Luciano Peretto, denunció haber sido amenazado por el subcomisario de la Bonaerense Pablo Reguillón durante el operativo del sábado a la noche en un basural de Mayor Buratovich. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ