Los síntomas neurológicos

Otro efecto del coronavirus: afecciones en el sistema nervioso

Diversas investigaciones realizadas recientemente en España sobre 3.500 pacientes revelan que el coronavirus está provocando un amplio espectro de anomalías en el sistema nervioso.

Los distintos estudios fueron recopilados por la Sociedad Española de Neurología (SEN) y se centraron en distintas temáticas, como la alteración de los sentidos del olfato y el gusto, las cefaleas sufridas por sanitarios infectados y los accidentes cerebrovasculares.

Sin embargo, el trabajo que mayor interés despertó fue el llamado registro Albacovid, que examinó las manifestaciones neurológicas observadas en 841 pacientes ingresados en dos hospitales de la ciudad de Albacete durante todo el mes de marzo. Sus resultados fueron publicados en la revista especializada Neurology y muestran que el 57,4% desarrollaron alguno o varios síntomas neurológicos.

Tomás Segura, jefe del servicio de neurología del Hospital Universitario de Albacete y coautor del estudio, aseguró que “el espectro neurológico es amplísimo” y que entre los síntomas más comunes están la mialgia (dolores musculares de origen nervioso), dolor de cabeza y mareos.

A su vez, señaló que casi el 20% de los infectados estudiados presentaron algún trastorno de la conciencia, aunque este síntoma lo sufrieron mayormente los pacientes de edad avanzada. Además, otro 20% de los pacientes desarrolló problemas neuropsiquiátricos, como insomnio, ansiedad o psicosis.

“Algunos síntomas, como las mialgias, el insomnio o las cefaleas, no habían sido observados en estudios anteriores”, sostuvo Segura. Siguiendo esta línea, se han detectado en porcentajes menores, aunque significativos (entre el 1% y el 5% de los casos) miopatías (enfermedad neuromuscular), disautonomía (una alteración del sistema nervioso autónomo) y enfermedades cerebrovasculares como el ictus.

Por debajo del 1% se registraron casos de convulsiones, trastornos del movimiento o encefalitis. En una decena de casos, los pacientes entraron en coma. Finalmente, las complicaciones neurológicas supusieron la causa principal de la muerte en el 4% de los fallecidos por coronavirus.

"Las manifestaciones neurológicas son más comunes de lo que se pensaba"

“Del registro Albacovid se desprende que las manifestaciones neurológicas son más comunes de lo que se pensaba en pacientes hospitalizados con Covid-19″, remarcó José Miguel Lainez, presidente de la SEN.

“Además, el hecho de que para la realización de este registro se haya contado con un mayor número de pacientes, respecto a otros estudios que se han llevado a cabo en otros países, nos hace pensar que los datos de este registro son los más aproximados, o al menos en lo relativo a la población española”, agregó.

Accidentes cerebrovasculares

Otra de las investigaciones recopiladas por el SEN tuvo como objetivo detectar y analizar los casos de accidentes cerebrovasculares. El estudio publicado la semana pasada en la revista Brain analizó 1.683 pacientes durante 50 días, lo que arrojó que 23 de ellos (1,4%) sufrieron algún ataque o derrame cerebral. La relevancia del trabajo no consiste en la cantidad de casos, que es significativa, sino en la calidad de los datos, basados en las imágenes del escáner y el análisis de los tejidos afectados.

“El cerebro se caracteriza por estar aislado del mundanal ruido. Si hay un patógeno en el resto del cuerpo, la barrera hematoencefálica impide que entre”, explica Segura. Se trata de una defensa que permite que la sangre con el oxígeno llegue desde los capilares hasta las neuronas, pero filtra el resto de tóxicos, bacterias y virus incluidos, que se mueven por el torrente sanguíneo.

“La ruptura de esta barrera es una afectación que no habíamos visto antes”, advirtió el especialista, al tiempo que sostuvo que encontrar células del endotelio (capa interna del tejido del corazón o los vasos sanguíneos) en las muestras de tejido cerebral analizadas podría indicar que es el virus el que ha vencido la principal defensa cerebral más que un debilitamiento provocado por la propia respuesta del sistema inmune. Debido a esto, plantea que estamos ante “un virus respiratorio que también es neurotóxico”.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ