El presidente siguió recomendando el uso de hidroxicloroquina

Bolsonaro informó que tiene un infección pulmonar secundaria

El mandatario dijo que venía sintiéndose débil por lo que se hizo un estudio.  "Estoy tomando antibióticos porque después de 20 días dentro de casa uno tiene otros problemas y tuve moho, moho en el pulmón", explicó el presidente.
Bolsonaro sigue de gira pero el viernes no se sacó el barbijo.Bolsonaro sigue de gira pero el viernes no se sacó el barbijo.Bolsonaro sigue de gira pero el viernes no se sacó el barbijo.Bolsonaro sigue de gira pero el viernes no se sacó el barbijo.Bolsonaro sigue de gira pero el viernes no se sacó el barbijo.
Bolsonaro sigue de gira pero el viernes no se sacó el barbijo. 
Imagen: AFP

El presidente de Brasil Jair Bolsonaro volvió a mostrarse en público pese a haber anunciado que tiene una infección pulmonar. El mandatario había dicho que venía sintiéndose débil por lo que se hizo un estudio. Allí le detectaron una afección secundaria en el pulmón causada por moho. Sin embargo se encargó de recalcar que ya está recuperado del coronavirus y con anticuerpos. Si bien desde el ejecutivo informaron que revisarían su agenda, el viernes continuó con sus compromisos tal como estaba previsto. En el estado de Río Grande del Sur, rodeado por sus seguidores, mostró una caja de hidroxicloroquina y recibió aplausos. Esta vez no se sacó el barbijo.

"Moho en el pulmón"

El jefe de estado no aportó detalles sobre el origen y el alcance de su infección. "Acabo de realizarme un examen de sangre porque estaba con un poco de debilidad y encontraron un poco de infección. Estoy tomando antibióticos porque después de 20 días dentro de casa uno tiene otros problemas y tuve moho, moho en el pulmón", comentó Bolsonaro en su transmisión semanal por Facebook. Además, fue categórico al afirmar que estaba curado de la covid-19. "Agradezco a Dios y a la medicación que me fue dada por los médicos de la presidencia de la república", sostuvo el mandatario. Durante el vivo en redes sociales el presidente se mostró jocoso. Invitó a un músico con un acordeón al que le pedía que toque cuando necesitaba hacer una pausa.

El mandatario insistió en el uso de la hidroxicloroquina para tratar a los pacientes con coronavirus. Sin bien no existe comprobación científica sobre su eficacia, Bolsonaro afirmó que ese medicamento le permitió una rápida recuperación. "El médico de la Presidencia me mandó cloroquina y al día siguiente estaba mejor. Lo mismo con Onyx (Lorenzoni, ministro de Ciudadanía). Si fue coincidencia, no sé", apuntó el militar retirado. Luego continuó pregonando sobre las bondades de esa droga. "No hay comprobación científica de su eficacia, pero tampoco de su ineficacia. Busque a su médico, pero no descarte la cloroquina sin saber. Hay gente que la recomienda", insistió el gobernante.

En su transmisión semanal por las redes sociales, el presidente enfatizó el trabajo conjunto de su gobierno con la universidad británica de Oxford para desarrollar la cura del coronavirus. "Se habla mucho sobre la vacuna de la covid-19. Nosotros entramos en aquel consorcio de Oxford y, por lo que todo indica, la vacuna será un éxito y 100 millones de unidades llegarán para nosotros", sostuvo el líder de la derecha brasileña. Además de la de Oxford, Brasil cuenta con otra vacuna en pruebas finales. El laboratorio chino Sinovac, en asociación con el Instituto Butantan, referente inmunológico en Latinoamérica, está aplicando una a 9.000 voluntarios brasileños.

El presidente no hizo comentarios sobre el contagio de su esposa , Michelle de Paula Firmo. El resultado del examen de la primera dama, de 38 años,  se conoció el jueves mientras el mandatario se encontraba de gira por el noreste del país. "La primera dama presenta un buen estado de salud y seguirá todos los protocolos establecidos, acompañada por el equipo médico de la Presidencia", había informado el Gobierno. El mandatario volvió el lunes a sus actividades después de haber dado positivo de coronavirus el pasado 7 de julio.

Esta vez con barbijo

Luego de dar la noticia sobre su infección, se esperaba que el presidente reevaluara su agenda. Sin embargo en la jornada del viernes siguió posando para las fotos con sus seguidores en el estado de Río Grande del Sur. Esta vez respectó la normativa y no se sacó el tapa boca. El jueves había sido recibido por centenares de personas en Piauí. Apareció sobre un caballo, se puso un sombrero típico de la región y no usó mascarilla de protección, como es obligatorio en ese estado. Pero el viernes se dedicó a cumplir con las normas del estado. En la ciudad de Bagé, donde participó de una entrega de viviendas, las personas que no usan una mascarilla pueden ser multadas con 14 mil pesos. Según el municipio, por aglomeración en lugares abiertos no hay multa sino sólo una solicitud de dispersión.

De acuerdo al último reporte Brasil superó las 2.600.000 personas infectadas por la covid-19. En los últimos dos días el país sobrepasó la cifra de los 50 mil contagiados diarios, llegando a su pico más alto el miércoles cuando registró 70.436 casos. El número de muertos por coronavirus asciende a 91.263.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ