La demanda de justicia por los crímenes del Circuito Camps

Pozo de Banfield: nueva audiencia preliminar para un juicio retrasado una década

Los crímenes de los pozos de Banfield y Quilmes esperan su juicio oral. Se calcula que por ambos pasaron más de 400 hombres, mujeres y jóvenes, que funcionaron como maternidades clandestinas y alojaron a las víctimas de la Noche de los Lápices y del Plan Cóndor en la última dictadura.
el TOF 1 de La Plata fijó para el 19 de agosto una nueva audiencia preliminar para poner en marcha el tan esperado juicio por los crímenes cometidos en el Pozo de Banfield y el Pozo de Quilmes durante la última dictadura cívico militar.el TOF 1 de La Plata fijó para el 19 de agosto una nueva audiencia preliminar para poner en marcha el tan esperado juicio por los crímenes cometidos en el Pozo de Banfield y el Pozo de Quilmes durante la última dictadura cívico militar.el TOF 1 de La Plata fijó para el 19 de agosto una nueva audiencia preliminar para poner en marcha el tan esperado juicio por los crímenes cometidos en el Pozo de Banfield y el Pozo de Quilmes durante la última dictadura cívico militar.el TOF 1 de La Plata fijó para el 19 de agosto una nueva audiencia preliminar para poner en marcha el tan esperado juicio por los crímenes cometidos en el Pozo de Banfield y el Pozo de Quilmes durante la última dictadura cívico militar.el TOF 1 de La Plata fijó para el 19 de agosto una nueva audiencia preliminar para poner en marcha el tan esperado juicio por los crímenes cometidos en el Pozo de Banfield y el Pozo de Quilmes durante la última dictadura cívico militar.
el TOF 1 de La Plata fijó para el 19 de agosto una nueva audiencia preliminar para poner en marcha el tan esperado juicio por los crímenes cometidos en el Pozo de Banfield y el Pozo de Quilmes durante la última dictadura cívico militar. 
Imagen: Pablo Piovano

Tras un nuevo cambio de jueces, el Tribunal Oral Federal número 1 de La Plata fijó para el próximo 19 de agosto una nueva audiencia preliminar de cara a poner finalmente en marcha el tan esperado juicio por los crímenes cometidos en el Pozo de Banfield y el Pozo de Quilmes durante la última dictadura cívico militar.

El tribunal comunicó el viernes pasado dos noticias importantes a las partes que intervienen en el juicio por los hechos que sucedieron en dos de los más importantes centros clandestinos del Circuito Camps, que concentró la represión ilegal de la última dictadura en la provincia de Buenos Aires. Una tuvo que ver con la nueva audiencia preliminar, en la que se espera se ajusten las condiciones para poder dar comienzo al debate que espera hace una década, tras ser suspendido por cuarta vez el pasado 5 de mayo, en el marco de la pandemia de coronavirus.

La nueva audiencia tendrá lugar dentro de dos semanas, el miércoles 19 de agosto a las 14 en la Sala de Audiencias de la Cámara Federal de Apelaciones de La Plata. La citación no hizo aclaraciones en relación a la modalidad en la que esa audiencia se llevará a cabo, teniendo en cuenta las disposiciones de aislamiento que aún rigen en la provincia. Hasta ahora, todas las que tuvieron lugar para tratar cuestiones vinculadas a procesos judiciales de lesa humanidad fueron mixtas, es decir, cada una de las partes pudo elegir si participaba de manera presencial, con todos los recaudos preventivos de la enfermedad, o de manera remota.

La otra novedad que comunicó el tribunal tuvo que ver con su nueva integración: tras la sorpresiva renuncia del juez Eduardo Farah , quien se apartó de la subrogancia platense a fines de junio con el argumento de que tenía que cuidar a su madre enferma, fueron nombrados para cubrir su vacante y la del cuarto juez dos magistrados: el camarista Andrés Basso, quien actúa ante los tribunales federales de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y Ricardo Basílico, colega en San Martín de los otros dos magistrados que subrogan el TOF más importante de La Plata, Walter Venditti y Esteban Rodríguez Eggers.

Esto parecía haber encaminado el comienzo del debate, pero tuvo una nueva piedra en el camino con la renuncia de Basso. Finalmente, el viernes pasado el TOF informó que Basilico integrará la terna.

Hace una década que los crímenes de los pozos de Banfield y Quilmes, dos de los centros clandestinos más importantes del llamado Circuito Camps desde el que la Policía Bonaerense y el Ejército organizaron la represión ilegal en la provincia de Buenos Aires durante la última dictadura, esperan su juicio oral. Se calcula que por ambos pasaron más de 400 hombres, mujeres y jóvenes, funcionaron como maternidades clandestinas, alojaron a las víctimas de la Noche de los Lápices y del Plan Cóndor. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ