Corte en el único ingreso a Apolinario Saravia

Marcha por policías detenidos impidió el paso a trabajadores rurales

A las 18 hombres y mujeres volvían de sus trabajos en la fincas de la zona y les negaron el paso en colectivos, tuvieron que bajarse y caminar hasta 30 cuadras. Hubo quejas. 
Trabajadores rurales volvieron caminando a sus casasTrabajadores rurales volvieron caminando a sus casasTrabajadores rurales volvieron caminando a sus casasTrabajadores rurales volvieron caminando a sus casasTrabajadores rurales volvieron caminando a sus casas
Trabajadores rurales volvieron caminando a sus casas 

En Apolinario Saravia, familiares de policías detenidos por abuso de armas agravado, privación ilegítima de la libertad, falsedad ideológica y vejaciones agravadas, con fines de venganza cortaron a las 18 del jueves el acceso a la ciudad en reclamo por la libertad de los efectivos. El corte se realizó en el horario en que los trabajadores y las trabajadoras rurales vuelven de sus largas jornadas de trabajo en las empresas agricolo-ganaderas y los manifestantes les impidieron el paso a los colectivos que los llevaban de regreso a sus hogares por lo que tuvieron que bajarse y caminar. Hubo quejas por esta causa. 

A su vez, una vecina que denunció al comisario Javier Maita por amenazas y abuso de autoridad, motivo por el cual lo trasladaron, volvió a padecer amedrentamientos de parte del actual comisario Arnaldo Vera Luna. 

El comisario Walter Ezequiel Omar Mamaní, la sargento Julia Díaz, el sargento Sergio Argañaraz, el cabo Juan Giménez y Franco Matías Vizgarra se encuentran detenidos luego de haber sido denunciados por el joven Luciano Diez. Para la fiscala de Derechos Humanos, Verónica Simesen de Bielke quedó acreditado que el pasado 28 de junio los policías realizaron la detonación de, al menos, cuatro disparos sin motivo alguno contra el muchacho cuando volvía en vehículo a su casa y que lo detuvieron luego e intentaron armarle causas judiciales además de someterlo a maltratos fìsicos. Además ese intento de armado de una causa se repitió por parte de Mamaní  a los días siguientes 

Este jueves, la fiscala imputó también al auxiliar fiscal Sergio Dantur porque luego de que le secuestraron su teléfono encontraron mensajes en que éste filtró información al comisario y hasta ofreció las llaves de la dependencia fiscal de Apolinario Saravia para que el policía fuera a revisar las actuaciones. 

Familiares de los cuatro policías de Saravia, marchan por la libertad de éstos y aducen que solo seguían órdenes de Mamaní. Este jueves se movilizaron y cortaron el acceso a la localidad, lo que generó las molestias de los trabajadores rurales que volvían a sus casas luego de una jornada laboral que había comenzado antes de las 7 y de camioneros a quienes se les dificultó el trabajo.

Los vecinos y las vecinas manifestaron haber visto en su vehículo, por el lugar de la marcha al ex senador Ernesto Gomez, padre del fiscal Gonzalo Gómez Amado quien ya fue trasladado al departamento Metán luego de que lo denunciaran por irregularidades en el manejo de causas judiciales. 

El trabajador rural Victor Palomo planteó a Salta/12 que no está a favor ni en contra de quienes marchan pero pidió a los manifestantes que tengan en cuenta la situación de los trabajadores y las trabajadoras.  "La Moraleja, El Albardon, Las Mariposas (empresas rurales) tienen personal que regresa al pueblo alrededor de las 18 horas. No nos pueden cortar el acceso al pueblo. Hay hombres y mujeres, que tienen que caminar alrededor de 20 cuadras del acceso hasta llegar a su casa. Hay gente que realiza trabajos rudos, vuelve a su casa con cansancio. Trabajamos todos los días tienen que entender la situación de los trabajadores", sostuvo.

"Había camioneros que tenían que ingresar al pueblo a cargar, porque se cosecha hortalizas. Estaban obstaculizando el trabajo y el circular diario de la gente. No me quiero meter mucho. Sentí mi malestar", expresó Palomo. El trabajador consideró que al menos se les debe avisar para que puedan preveer el regreso.  Dijo que solo de La Moraleja son alrededor de 150 trabajadores quienes comienzan su jornada laboral a 7 de la mañana. 

La referenta del merendero Virgen del Cerro y trabajadora de prensa en radio La Voz, Marina Torres, manifestó que el actual comisario Arnaldo Vera Luna, intentó amedrentarla cuando estaba realizando una cobertura de la marcha. 

"No hice la denuncia porque es tarde. No hay nadie en la Fiscalía", explicó Torres. Especificó que el comisario "se molestó" porque compartió una noticia sobre el funcionario en la que se cuenta que tiene antecedentes por acoso sexual y laboral a sus compañeras policías en Orán.  "Quise acercarme a entrevistarlo sobre el operativo en la manifestación y me dijo que tenga mucho cuidado con lo que publicaba", sostuvo la mujer. 

"Me dijo que iba a hacer respetar todos sus derechos como autoridad y yo le dije haría respetar los míos como civil", relató Torres. La mujer planteó que Vera Luna le advertía que antes de publicar información debía consultar con él. "Le contesté que era un amedrentamiento y que lo haría público. Después me llamaba y me decía 'venga, arreglemos'", aseveró. 

Torres fue quien denunció el año pasado, al comisario Javier Maita por abuso de autoridad y amenazas el 19 de agosto y luego de nuevo el 11 de noviembre . Este funcionario policial fue trasladado y por ello llegó a la localidad Walter Mamaní. Luego de que Mamaní fuera detenido por la denuncia que le realizó el joven Diez, la policía de Salta envió a Vera Luna a cubrir el puesto.

La referenta manifestó preocupación porque al pueblo les están mandando a comisarios con antecedentes que tienen mal desempeño con la población civil. Recordó que Maita tenía también otras denuncias por violencia de género, y que después de sus denuncias fue trasladado a otro lugar pero desde la Fiscalía no le informaron como siguió la causa judicial. La mujer se mostró en disconformidad con la justicia cuando quienes denuncian no tienen recursos para pagar representación letrada o viajar a Salta Capital. Además indicó que el auxiliar Dantur también cajoneó sus denuncias contra Maita, según le contó un comisario de Joaquín V. González. 

"Maita el año pasado en la oficina de Dantur me quería pegar, tuvo que intervenir y detenerlo, me hizo ir a otro cuarto", recordó Torres. Este hecho no había sido asentado en esos términos en la denuncia formal hecha en la Fiscalía.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ