Definiciones del Ministro de Seguridad de Santa Fe

"Vamos por todo", avisó Sain

Afirmó que el caso del fiscal Ponce Asahad es el punto de partida para "algo más grande", en referencia a la justicia y a la política.
El ministro de Seguridad Marcelo Sain.El ministro de Seguridad Marcelo Sain.El ministro de Seguridad Marcelo Sain.El ministro de Seguridad Marcelo Sain.El ministro de Seguridad Marcelo Sain.
El ministro de Seguridad Marcelo Sain. 
Imagen: Sebastián Vargas

“(Patricio) Serjal es un hombre muy vinculado a sectores conservadores de todos los partidos de la provincia”. De ese modo, el ministro de Seguridad Marcelo Sain aportó su mirada sobre el ex jefe de los fiscales de Rosario, que mañana a la tarde será llevado a audiencia imputativa. Para el criminólogo bonaerense, la investigación que arribó a la detención y prisión preventiva del fiscal Gustavo Ponce Asahad es el punto de partida para algo mucho más grande. “Vamos por todo, inclusive por el Poder Judicial, que nunca lo tocaron, en segundo lugar vamos a ir por la policía, y si tenemos que ir por la política, vamos a ir por la política”, avisó el funcionario.

Sain hizo estas declaraciones en una actividad que compartió el jueves con autoridades del Instituto Latinoamericano de Seguridad y Democracia (Ilsed). La charla, que compartió junto al abogado Darío Kosovsky, fue parte del recorrido que inició en mayo, en el marco de las leyes de reforma policial que redactó e impulsa. “La reforma del sistema de seguridad y policial Propuestas, desafíos y dilemas”, fue el título del diálogo virtual, que se extendió por casi dos horas. Por estos días, el ministro aguarda que el gobernador Omar Perotti derive finalmente a la Legislatura el primero de los tres proyectos de ley. Pretende que el mandatario lo haga por Diputados, porque en la otra Cámara lo esperan los senadores en los cuales no tiene un ápice de confianza.

En ese marco, Sain ligó a Serjal al “bloque de poder conservador” que él caracteriza sobre todo en el bloque de senadores peronistas, pero también en otras corrientes del radicalismo y el PRO. Según el ministro, son los mismos que rechazan su paquete de reforma y no quieren cambios de fondo en la estructura de la policía santafesina. “Es un hombre muy vinculado a sectores conservadores de todos los partidos de la provincia, acá en eso hay política de Estado, de un lado y el otro”, bramó el ministro sobre el ex fiscal. “Hay que derrumbar esto”, amplió luego en referencia a un entramado que, según sus dichos, puede exceder a la acusación sobre un par de fiscales y un capitalista de juego legal e ilegal como Leonardo Peiti.

En otro tramo de la charla, saludó el trabajo de los fiscales que investigan “a fondo” el crimen organizado en Rosario, como el caso de Gisela Paolicelli, Luis Schiappa Pietra y Matías Edery, quienes llevaron a Ponce Asahad a prisión, pero también posó la mirada sobre los fiscales que “no se atreven” a investigar sin atenuantes. “Acá hay muchos fiscales que porque creen que saben de derecho procesal penal saben investigar, y son cosas completamente distintas”, remarcó el funcionario y ahondó: “Para ingresar al Ministerio Público de la Acusación se ha abierto la gatera para los concursos a los centros de estudiantes y las carreras de Derecho hacia la carrera de fiscales, mucha gente entró pensando que se iba a estudiar lo que se estudió en la facultad. Acá se forman más defensores públicos que fiscales, no hay una lógica del derecho penal aplicada a la persecución penal, es un problemón”.

 

Por otro lado, Sain rescató que la justicia de Santa Fe es de las pocas a nivel provincial, o la única, que se atrevió a investigar bandas narcocriminales sin condicionantes. En ese sentido, rechazó que la alternativa sea la desfederalización de causas vinculadas al narcotráfico, hoy catalogado como delito de rango federal. “Eso es verso, es una excusa porque no quieren investigar. Acá se avanza cuando hay voluntad y huevos, cojones y ovarios, y cuando hay decisión política”, ponderó y cerró: “Los dos grandes grupos narcotraficantes más importantes fueron desarticulados por la justicia provincial, la justicia federal allá atrás viene, a la retranca. Para poder lavarse de culpa armaron dos o tres causitas. Yo no veo una investigación de grandes organizaciones criminales en Ciudad de Buenos Aires, en provincia de Buenos Aires, en otras provincias”.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ