También se benefició con el programa ATP

De la crítica a la Ley de teletrabajo al no pago de aportes patronales, el perfil empresario de Mario Pergolini

Mario Pergolini saltó al ruedo la semana pasada con unas virulentas declaraciones contra la Ley de teletrabajo e insultó a los legisladores que la sancionaron, a quienes calificó como “tarados, o peor, hijos de puta”. A las respuestas que el empresario y conductor recibió de parte de los trabajadores de los Medios de Comunicación Social (COSITMECOS) y también dirigentes sindicales, como el diputado y titular de la CTA, Hugo Yasky , y legisladores, se sumó la revelación de que Vorterix, su empresa, no paga los aportes patronales y casi todos sus empleados cobraron parte del sueldo gracias al Estado por el programa ATP.

Tras la sanción de la Ley de teletrabajo Pergolini exhibió una cerrada oposición al resguardo de los derechos de los trabajadores frente a la nueva modalidad laboral que se generalizó con la pandemia de coronavirus y que en muchos casos podría consolidarse a futuro. Además de insultar a los legisladores, afirmó por ejemplo que con la nueva ley "contratás a alguien para teletrabajo y hay que hacerlo en relación de dependencia" y que nadie en el mundo había legislado aún sobre estos temas.

La postura de Pergolini generó un fuerte debate en las redes sociales. Fue allí donde más de uno vinculó su postura antilaboral con las deudas que genera su actuación como vicepresidente del club Boca Juniors y donde también salió a la luz que Vorterix debe aportes patronales y se benefició con el programa ATP que el gobierno de Alberto Fernández puso en marcha para aliviar la crisis que las empresas atraviesan a raíz de la pandemia de coronavirus.

La actitud de Pergolini como empresario no se condice con sus declaraciones. En el marco de sus críticas a la consagración de derechos de los trabajadores, también se había quejado de la “tendencia demagoga que dice que llegó el momento de que los empresarios la pongan” y añadido que “en vez de sacarle más plata a los empresarios, el Estado debería ver cómo emparejar el juego entre empleadores y empleados para que funcione todo esto y así encontramos un camino para encontrar nuevas leyes laborales”.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ