La actividad alcanza niveles de prepandemia, de acuerdo al seguimiento oficial 

Producción y consumo muestran signos de recuperación

El relevamiento del Centro de Estudios para la Producción sobre actividad industrial indica que las cifras de junio aún son menores que las del año pasado, pero ya muestran un repunte.
Imagen: NA

El Gobierno considera que la actividad económica tocó fondo y ya comienza a mostrar signos de recuperación. Los datos de junio y julio de consumo y producción industrial se acercan a los números de la prepandemia. Las conclusiones surgen del último informe del Centro de Estudios para la Producción (CEP XXI), que depende del Ministerio de Desarrollo Productivo. Para que la recuperación se mantenga y no se trate de un simple “brote verde”, el Gobierno tiene en carpeta nuevas medidas: reintegros a las exportaciones industriales, subsidios para empresas que generen empleo y rebajas impositivas según la ubicación geográfica.

Recuperación

El ministerio que conduce Matias Kulfas esperaba una cierta recuperación para finales de agosto, que consideran que se adelantó a fines de julio. Con respecto a la actividad industrial, la baja esperada para junio era del 14 por ciento según el CEP XXI, y finalmente fue del 6,6 por ciento, tras haber registrado un desplome del 26,2 por ciento en mayo. Fue la menor baja desde el inicio de la pandemia. 

Una de las razones que explica la recuperación de la industria es la recomposición de stocks. La cuarentena más estricta de abril y mayo implicó cierres temporales de fábricas, pero las ventas siguieron, por lo que al volver a habilitarse, aumentaron la producción para atender a la demanda. 

El otro motivo tuvo que ver justamente con los sectores que tuvieron incrementos en la demanda. Para analizar el consumo, el CEP XXI utiliza los datos del programa Ahora 12. Las ventas se aproximan a las alcanzadas en febrero de este año y, por fuera del AMBA, se superaron los valores precuarentena. En todo el país, tras el desplome de abril, las ventas en julio crecieron 5,6 por ciento con respecto a junio. 

La mayor demanda se da en bienes durables ligados al hogar, como muebles, colchones, materiales para la construcción o línea blanca, que ya superaron los niveles prepandemia. Esto se debe a que las personas pasan más tiempo en la casa, según el informe. Pero también se explica porque el precio medido al dólar oficial y al dólar MEP se contrajo, por lo que incentiva la demanda de quienes tienen ahorros en dólares. Rubros como electrodomésticos, vehículos, cemento, muebles o ladrillo se encuentran en los menores valores desde 2009.

Si bien todavía el Indec no publicó los datos de la industria de julio, el gobierno anticipa que habría una nueva mejora. El informe incluye el llamado Índice Construya, que toma la actividad de las empresas productoras de materiales para la construcción. Experimentó un alza del 13,6 por ciento y se ubicó en el mayor nivel desde abril de 2018, debido a "refacciones en el hogar", más que a obra pública o construcción privada. 

El Gobierno habla de una “recuperación heterogénea”. Los sectores que más se expandieron en junio en ventas reales fueron los industriales y comerciales ligados al agro (maquinaria agrícola), alimentos, al hogar (colchones y cocinas) y a las demandas ligadas a la pandemia, como equipo médico, jabones y detergentes. 

Por el otro lado, las actividades más golpeadas a nivel industrial fueron la fabricación de cerveza y café, de calzado y de artículos deportivos. En el comercio se vieron resentidas las actividades relacionadas a estar en la calle, como los kioscos. Las de mayor afectación de toda la economía fueron el esparcimiento, el deporte, la cultura, el turismo y la gastronomía, con caídas del 100 por ciento.

Otro dato relacionado a la recuperación es la estabilización del empleo. El último dato de mayo muestra que la contracción fue del 0,1 por ciento, contra una caída de 1,7 por ciento de abril. En tanto, la cantidad de empresas que entraron al ATP cayó de 256 mil en abril a 135 mil en julio, debido a que muchas pudieron volver a producir “en condiciones de relativa normalidad”.

Medidas

Sin embargo, desde el gobierno evitan hablar de cómo será esa mejora: si en V, en U o en las distintas letras que grafican los economistas. El objetivo final es que se mantenga en el tiempo, y que la salida de la pandemia implique además, “enlazar” la salida de la crisis económica heredada, tras dos años seguidos de recesión. Para eso, trabajan en una serie de medidas.

El ATP 5 podría ser “calibrado” y pasar a contener créditos que podrían transformarse en subsidios si en una determinada cantidad de meses la empresa crea empleo. Se trata de una medida que se aplicó con una lógica similar en Estados Unidos. Otro de los planes en los que trabaja el gobierno como parte de las 60 medidas para la pospandemia es restituir beneficios que fueron eliminados por el macrismo: los reintegros a las exportaciones industriales y el llamado decreto 814 de rebajas impositivas según la distancia a la Ciudad.

Los sectores donde estará puesto el foco son los que tienen capacidad exportable: agroindustria, petróleo, minería y economía del conocimiento. En los casos relacionados a actividades primarias, el objetivo será agregar valor. El más inminente es el de la producción de granjas porcinas, para exportación de carne de cerdo a China.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ