Tanto en trenes como en colectivos se mantiene la merma en la cantidad de pasajeros

Coronavirus: cómo funciona el transporte público en el AMBA

El uso del transporte público en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) viene sufriendo variaciones en lo que va de aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO). En la primera quincena de septiembre, luego de las paulatinas reaperturas de actividades laborales, el Ministerio de Transporte de la Nación registró un promedio de 1.175.098 usuarios por día, más del doble de lo registrado en la ya lejana segunda quincena de marzo, cuando el presidente Alberto Fernández decretó la cuarentena. Así y todo, desde el Ministerio aseguran que el número aún es bajo y permite garantizar el distanciamiento social: el 16 de septiembre, fecha del último registro, circuló solo el 30 por ciento de los pasajeros que diariamente usaban el transporte público antes del aislamiento.

"Con las aperturas se generó un aumento de usuarios pero no ha sido problemático, siempre se buscó que no haya aglomeraciones", aseguró a Página 12 Alejo Supply, titular de la Subsecretaría de Transporte de la Provincia de Buenos Aires. Aunque el 16 de septiembre se registró una circulación de 1.269.901 usuarios, voceros de la cartera nacional aseguraron a este diario que "se mantiene la baja de pasajeros" en comparación con los 4.242.450 que, antes de la cuarentena, circulaban cada día en todo el AMBA. Durante la primera quincena de septiembre, el 15 por ciento del total de usuarios del transporte público ingresó de la Provincia a la Ciudad y solo el 4 por ciento lo hizo en sentido contrario.

Desde las dos carteras coinciden en que, hasta el momento, ese número de pasajeros permite mantener el distanciamiento social en los transportes. Para el uso de los trenes, donde se observa el mayor peligro de aglomeraciones debido a la cantidad de personas que utilizan este medio para acceder desde Provincia a la Ciudad, Supply destacó la puesta en funcionamiento de la aplicación "Reservá tu tren".

La herramienta funciona en el horario pico de la mañana con sentido a Capital Federal en los ferrocarriles Sarmiento, Mitre, San Martín, Belgrano Sur y el ramal La Plata de la línea Roca. Según adelantaron desde el Ministerio, se prevé que la aplicación sea ampliada también al horario pico de la tarde, durante el regreso a casa, ya que, al estar restringida solo al uso de los trabajadores esenciales, "garantiza el distanciamiento social, al tren lo utilizan los que tienen que utilizarlo", señalaron.

Otra de las medidas que se tomaron para evitar las aglomeraciones en los trenes, en especial en las líneas donde se observa una "sobrecarga" de pasajeros, fue la de fomentar la utilización de colectivos como alternativa al ferrocarril, sumando nuevas unidades de refuerzo. Aunque en la primera quincena del ASPO, cuando por día solo circularon 564.621 personas en todo el AMBA, la cantidad de unidades disponibles fue recortada, los servicios de colectivos fueron volviendo a las calles a lo largo de los meses. De las casi 18 mil unidades que circulaban antes de la pandemia, para mayo ya transitaban más de 9 mil, mientras que, actualmente, se encuentran en uso alrededor de 13 mil, según señaló Supply.

El registro de la cartera de Transporte nacional, que se realiza con datos de las tarjetas SUBE de los usuarios, indica que el 16 de septiembre circuló un promedio de 240 personas por colectivo. Desde el Ministerio aseguran que este número, que representa solo el 41 por ciento de los pasajeros que utilizaban colectivos antes de la pandemia, cuando el promedio alcanzaba a 582 usuarios por unidad, también permite garantizar el cumplimiento del protocolo que establece que no pueden viajar personas paradas en los colectivos y que se debe respetar el distanciamiento social.

"Ese protocolo fue pensado para dar protección a los dos lados: el pasajero y el chofer. En el AMBA, con 18 mil colectivos, los contagios entre conductores no llegaron a los mil casos, cuando en Nueva York, por ejemplo, el 82 por ciento de los colectiveros se contagió. Acá sucedió así porque el Estado estuvo presente para generar y hacer cumplir los protocolos", sostuvo el funcionario provincial.

Cuando se reactivaron algunas actividades industriales en la provincia, la Subsecretaría también actuó para dar transporte a los trabajadores y evitar que utilizaran los vehículos públicos: "Trabajamos en conjunto con algunos municipios. En Zárate, por ejemplo, entran siete mil personas por día a trabajar. ¿Cómo iban a ir? Ahí surgió la idea de buscar otros transportistas, del turismo o de micros escolares, que estaban quedando afuera y se abrió la puerta para que ellos pudieran trasladar a los trabajadores", explicó Supply.º

"Encontramos áreas absolutamente diezmadas"

"Lo que ha hecho la gestión anterior en Transporte y Seguridad Vial es vergonzoso. Cuando asumimos nos encontramos con áreas absolutamente diezmadas", sostiene Alejo Supply, subsecretario de Transporte de la Provincia de Buenos Aires. En diálogo con Página 12, el funcionario provincial asegura que, frente a la pandemia, "tuvimos que hacer un trabajo de recuperación del sector". Además, señala que, de cara a la "nueva normalidad", "hay que darle al transporte una visión correspondiente con el peso que tiene, en el mundo cumple una función estratégica".

--¿Con qué recursos se encontraron para enfrentar la emergencia?

--Para poner un ejemplo, en Seguridad Vial, que está dentro de Transporte, cuando se largó el Operativo Sol de este año había solo seis camionetas, dos que estaban mal ploteadas y cuatro a las que hubo que ponerle 'Seguridad Vial' para que se sepa de qué eran. Creo que lo más destacado es el trabajo de recuperación que hicimos. Ahora tenemos más de cincuenta camionetas que utilizamos durante el aislamiento para controlar documentación en los principales nodos de transporte. Superamos los 1.500 operativos con más de cuatro millones de vehículos alcanzados, pero cuando llegamos era un área absolutamente diezmada, lo que han hecho en la provincia es vergonzoso.

--¿Cómo se trabaja, en ese contexto, la coordinación con la gestión de Cambiemos en la Ciudad?

--En ese sentido siempre trabajamos en conjunto los tres titulares de Transporte, con Mario Meoni y Juan José Mendez. Ese trabajo fue y es excelente, y cada cual se encarga de coordinar su sector. Nosotros le damos mucha importancia a controlar los nodos de transporte. Revisamos que se cumpla el distanciamiento en los colectivos, controlamos en todos los nodos que esto sea así. En los primeros momentos de la cuarentena, del total de las personas que antes subían a los colectivos quedó solo el cinco por ciento, pero con las aperturas se ha generado un aumento, aunque no ha sido problemático. Sin dudas lo que esperamos ahora es que la gente no tenga que volver a viajar parada.

--¿Y eso cómo se consigue?

--Hay que reperfilar el transporte del AMBA. Tenemos que elevar la oferta de trenes pero también reordenar la de colectivos. Hay líneas de ferrocarriles, como el Sarmiento, con sobrecarga de pasajeros y poca gente que usa los colectivos, y otras donde la situación es al revés, como el Mitre. Hay que entender a los colectivos en relación con los trenes, como un conjunto, eso implica darle al transporte una visión correspondiente con el peso que tiene. Hoy en el mundo el transporte cumple una función estratégica y requiere políticas de fondo, estructurales, que nosotros estamos dispuestos a hacer.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ